16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su líder es Velasco Carballo, ingeniero técnico industrial y mano derecha de Luis Rubiales, que cambió el casco obrero por el silbato millonario

El clan de los árbitros de fútbol profesional: cobran 300.000 euros, se recolocan tras jubilarse y no son expulsados a pesar de sus graves fallos

Los árbitros españoles de primera división, una casta privilegiada
Los árbitros españoles de primera división, una casta privilegiada
Ignacio Iglesias Villanueva y Santiago Jaime Latre han sido los últimos colegiados profesionales en ser señalados, después de decretar un penalti inexistente al jugador del Real Madrid Casemiro. Ni en el campo ni en el famoso VAR hubo algo que pudiera ser considerado punible. Su presidente, Carlos Velasco Carballo, ha auspiciado una subida salarial de estos árbitros del 53%, por lo que los trencillas han pasado de cobrar 193.000 euros a 296.000 por temporada. Los mejores pagados del mundo.

Una semana más se ha vuelto a cuestionar la labor de los árbitros del fútbol profesional en España. Los mejores pagados del mundo, con un salario que casi llega a los 300.000 euros, lo que jamás ganaría un trabajador reconocido en una empresa solvente española. Los últimos colegiados en ocasionar un nuevo escándalo dentro de la opinión pública deportiva han sido el gallego Ignacio Iglesias Villanueva y el aragonés Santiago Jaime Latre. Uno en el Estadio del Levante y el otro en la sala de VAR de la Ciudad Deportiva de la RFEF en Las Rozas, de Madrid. Los dos acordaron decretar penalti en una jugada en la que se puede apreciar que el jugador el Levante, Doukuré, no toca en absoluto al centrocampista del Real Madrid, Casemiro.

La acción del partido en el Ciutat de Valencia fue el culmen a un día que comenzó aciago para el colegio arbitral. En el partido de la mañana entre el Leganés y el Valencia, en el Estadio de Butarque, el colegiado del partido, el catalán Xavier Estrada Fernández, en acuerdo con el árbitro del VAR, el también catalán Alfonso Javier Álvarez Izquierdo, decidió dar por válido un gol del jugador del Valencia, Kondogbia, cuando éste supuestamente había empujado al del Leganés, Bustinza, para marcar.

Los árbitros de la famosa Liga Santander están cada vez más cuestionados por estas decisiones injustas que se amparan únicamente en sistemas de televisión controlados por el productor catalán Jaume Roures, dueño de la empresa audiovisual Mediapro propietria de los derechos televisivos.  Ahora más que nunca con el videoarbitraje (VAR) los errores se pueden apreciar más pero no son corregidos.

Todos ellos forman un clan, ya que son los mejores pagados del mundo, se recolocan tras jubilarse y pueden vivir del fútbol hasta su completa retirada. Muchos de ellos, de formación académica y univrsitaria, han preferido cambiar su profesión para la que se formaron por el millonario silbato. De ganar como un trabajador "currito" a ser cuasi millonario. Dentro de este grupo privilegiado que han cambiado los hábitos por el pito han estado o están el hoy presidente de los árbitros españoles, el ingeniero técnico industrial Carlos Velasco Carballo, mano derecha del actual presidente de la RFEF Luis Rubiales; Álvarez Izquierdo, inspector de transportes; Jaime Latre, ingeniero de telecomunicaciones del Ejército de Tierra; Fernández Bordalán, empresario; Mateu Lahoz, profesor de Educación Física, o Undiano Mallenco, licenciado en Sociología, por citar algunos de los más conocidos y señalados.

Los mejores pagados del mundo

El arbitraje español cada vez tiene más adeptos en la élite arbitral europea. No se sabe si por su categoría o por su situación monetaria. Los salarios de los colegiados de LaLiga han aumentado considerablemente en esta temporada. Incluso verán como sus retribuciones seguirán ascendiendo hasta la temporada 2022/23, algo que les ha convertido en los reyes del mundo. Los mejores pagados.

La subida salarial en Primera División fue del 53 por ciento, por lo que los trencillas han pasado de cobrar 193.000 euros a 296.000 por temporada. En Segunda División también les han aumentado el sueldo a los colegiados, pues este año el aumento ha sido del 67% mientras que el año que viene será una subida del 82%.

Nota_informativa_del_CTA

Nota interna informativa del presidente de los árbitros Velasco Carballo.

Pero no sólo los árbitros se verán favorecidos en su salario, LaLiga decidió asumir los costes asociados a los colegiados y asistentes profesionales de Primera y Segunda División, dándose así el visto bueno a las propuestas del Comité Arbitral para el Fútbol Profesional.

Una de las nuevas medidas implantadas dentro el salario de los árbitros fue la de un sueldo añadido de 1.600 euros al árbitro principal del VAR y 800 euros al asistente. Además, para cuando se implemente el VAR en LA Liga 1I2I3 (Segunda División) en la temporada 2019/20 el árbitro principal del VAR en esta división cobrará 800 euros, mientras que el ayudante percibirá 400.

Además, La Liga también se encargó de abonar el patrocinio de las camisetas de los árbitros, valoradas en tres millones de euros, y se comprometió a realizar el plan de recolocación laboral cuando acaben su trayectoria profesional, la cual llega cuando el colegiado cumple 45 años antes del 30 de junio, fecha en la que se da por finalizada la temporada en el mundo del fútbol.

Un salario que puede evitar el pluriempleo

Todos los árbitros de Primera División tienen su profesión fuera del mundo del fútbol. De la gran mayoría de ellos, su profesión exterior está fijada. Salvo en tres casos concretos, en los que no se tiene constancia de un empleo fuera de los campos. Estos son: el colegiado cántabro Adrián Cordero Vega, el balear Guillermo Cuadra Fernández y el catalán David Medié Jiménez;, el resto de los árbitros tienen una profesión que no está relacionada con el mundo del fútbol, y que han dejado por el silbato profesional.

Gonzalez_Fuertes_pitando_un_partido

El árbitro Pablo González Fuertes decreta una acción | Europa Press

Los que más se acercan al deporte son Antonio Miguel Mateu Lahoz (colegio valenciano), Mario Melero López (colegio andaluz), ambos son profesores de educación física, y Javier Alberola Rojas (colegio castellanomanchego), nutricionista y monitor deportivo.

Entre los árbitros predomina el funcionario, pues ese empleo lo ejercen hasta cuatro ‘’trencillas’’: Carlos Del Cerro Grande (colegio madrileño), Xavier Estrada Fernández (colegio catalán), José Luis González González (colegio castellanoleonés) y Juan Martínez Munuera (colegio valenciano).

Administrativos hay tres con "carné", que son Pablo González Fuertes (colegio asturiano) que es administrativo de maquinaria; Eduardo Prieto Iglesias (colegio navarro); y Alejandro Hernández Hernández (colegio canario), que sube al categoría de administrador. 

El resto de los árbitros son Ricardo De Burgos Bengoetxea (colegio vasco), dentista, Jesús Gil Manzano (colegio extremeño), licenciado en ambientales, Santiago Jaime Latre (colegio aragonés), ingeniero de telecomunicaciones, José Luis Munuera Montero (colegio andaluz), consultor, José María Sánchez Martínez (colegio murciano), trabajador de la banca, y Alberto Undiano Mallenco (colegio navarro), empleado del Ayuntamiento de Pamplona.

Por lo tanto, el aumento salarial y la posterior recolocación (puertas giratorias en el arbitraje) hace que muchos colegiados no vuelvan a sus antiguas profesiones. Además, algunos árbitros retirados han pasado a ser delegados de campo, comentaristas o incluso formar parte del staff del CTA (Comité Técnico de Árbitros). 

Velasco_Carballo_en_el_proyecto_VAR

El presidente del CTA, Carlos Velasco Carballo | Europa Press

De hecho, Velasco Carballo es un defensor a ultranza del VAR, ya que afirmó que había llegado al fútbol español ‘’para quedarse’’, pero a la vez también concretó que hay veces en las que en muchas situaciones se culpa al VAR  ‘’de cosas en las que no puede intervenir’’. Es precisamente en este caso cuando los aficionados se quedan contrariados, al no comprender la razón de la decisión final que toma el árbitro.

Árbitros de la ACB

Otros colegiados que también están en el ojo del huracán son los de la Liga ACB de Baloncesto, los profesionales del silbato de la canasta. Los fallos generados en la última final de Copa del Rey trajeron consigo una gran repercusión en los medios informativos. La Asociación de Árbitros de Baloncesto (AEBA) emitió un comunicado en el que reconocían ‘’la existencia de errores graves en el final de partido’’ e, incluso, aceptaron las decisiones que pudiera haber tomado la ACB.

Pero el salario de los árbitros de la Liga Endesa ACB es muy inferior al de sus homólogos del fútbol. En el año 2010 firmaron un convenio para profesionalizar su labor, por lo que cuentan con un sueldo fijo, seguros de salud y vida y una edad jubilación superior a los del fútbol, pues su edad de jubilación es de 55 años.

Arbitros_ACB

Los árbitros hablan con los jugadores del Real Madrid tras el escándalo de la última final de Copa| Europa Press

El salario que cada uno de ellos percibe depende de su experiencia en la competición y del número de encuentros que dirigen a lo largo de la temporada. Aun así, está corroborado que la mayoría de los colegiados de basket tienen una media salarial de 35.000 a 40.000 euros anuales, con dietas y gastos de desplazamiento a cargo de la competición. Una cifra, que calculada por partido, es inferior a 1.000 euros, un cantidad muy pequeña si se compara con los profesionales del silbato de La Liga, que cada vez están siendo más cuestionados.

COMPARTIR: