19 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Julián García, director del Club Tenis Albacete, cuenta a El Cierre Digital anécdotas y detalles del gerundés que aparcó la raqueta esta semana

Tommy Robredo, el tenista que ganó tres Copas Davis: "Uno de los jugadores más sociables del circuito"

Tommy Robredo.
Tommy Robredo.
El pasado lunes se retiró el tenista catalán Tommy Robredo, tras 23 años compitiendo en la élite. Lo hizo en su casa, ante su público y con el apoyo de su hija y su mujer desde el palco. Después de una larga carrera llena de éxitos en la que consiguió 3 Copas Davis con España y 12 títulos ATP, manteniéndose en el top 10 durante una década, dice adiós a la competición profesional "uno de los tenistas más sociables del circuito".

Tommy Robredo, a sus 39 años, este lunes se ha retirado en el mismo lugar en el que comenzó su carrera deportiva, en el Godó, tras 23 años dándolo todo. Ha puesto punto y final en su casa, ante su gente, a una carrera llena de éxitos y marcada por las lesiones en los últimos años.

El tenista catalán se pretendía retirar, según cuenta, antes de la pandemia; sin embargo, no quería irse entre el silencio y la soledad que han predominado en los dos últimos años de competición y decidió esperar. Robredo quería marcharse a lo grande, con público en la grada y con su familia y amigos apoyándole en su último encuentro. Y así lo ha hecho.

Tommy Robredo en lo personal

La despedida de Robredo supone el adiós de uno de los tenistas clásicos de la etapa de oro del tenis español. El de Hostalric disputó un total de 1.226 partidos, con 533 victorias, 3 Copas Davis y 12 títulos ATP en su palmarés, entre los que destaca el Godó de 2004. Pero, ¿quién hay detrás de este gran deportista?

Elcierredigital.com ha hablado con Julián García, director del Club de Tenis Albacete y amigo de Tommy Robredo, al que conoce desde que participó en su primer torneo como profesional, cuando tenía tan solo 16 años. García ha querido compartir con este medio cómo es Tommy.

El director del Club de Tenis Albacete explica que desde que le conoció hace 23 años “he mantenido siempre una buena relación con él. Lo he visto todos los años, a pesar de que él no ha podido jugar el torneo de Albacete hasta hace tres años, porque ha estado muy arriba en el ranking mundial”.

Tommy Robredo, junto a Julián García.

Sobre la personalidad de Robredo, Julián García asegura que “Tommy ha sido uno de los jugadores más sociables del circuito. Es muy agradable, tiene un trato directo, siempre ha sido muy humilde y un tenista cercano”.

“Nunca se le han subido los humos por muy bien que le estuviera yendo deportivamente. Es muy buena gente. Es de los tenistas que yo más aprecio porque es muy afable, súper sencillo y muy cercano. Es muy buena persona, nunca dice que no a una persona que le pide una fotografía, es muy correcto, muy buena gente”, continua contando.

 La vida de Robredo

Su padre quiso llamarle Tommy en honor a su grupo favorito, The Who, y fue él quien le enseñó a jugar al tenis hasta que se marchó de Olot al CAR de Sant Cugat. Desde bien joven ya destacaba, ganó la Orange Bowl sub16 de 1998, y con tan solo dieciséis años debutó como profesional precisamente en el Godó. En su primera participación consiguió vencer a Davide Sanguinetti y a todo un Marat Safin que, por aquel entonces, era el número 25 del mundo.

La consistencia, el aguante y la regularidad eran las principales virtudes de su juego, las que le permitieron estar durante una década entre los diez primeros tenistas del ranking. Su mejor año fue el 2006, cuando llegó a colocarse entre los cinco mejores tenistas del mundo, ganando el Master 1000 de Hamburgo y participando en la Copa de Maestros. Y el 2015 fue el año del declive de su carrera, una lesión en la planta del pie izquierdo fue el comienzo de la tormentosa etapa de lesiones que le apartaron de la élite.

 

“Mi carrera podía haber sido mejor, pero también peor”, explicó tras caer en su último partido. “Este deporte es una maravilla y he tenido la suerte de tener batallas muy fuertes que me han motivado para seguir jugando”, añadió. “No puedo escoger un momento de mi carrera con el que quedarme. Me acordaré de todo lo que he hecho y de lo que me ha pasado, ya sea bueno o malo”, continuó el extenista.

Sobre su futuro, expresó que le gustaría tomarse un tiempo para descansar. “Quiero seguir en el mundo del tenis, pero de momento voy a parar un poco”. “Ha sido un aprendizaje de vida: cogí la raqueta con 2 años y la dejo con 40, así que no puedo pedir más”, concluyó en su retirada.

COMPARTIR: