22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En un comunicado expresan que no quieren más partidos internacionales, sino que las ligas nacionales sean más competitivas y un reparto más justo

Aficionados al fútbol de toda Europa rechazan ante sus clubes la futura modificación de las competiciones UEFA

Andrea Agnelli, presidente de la Asociación de Clubes Europeos (ECA)
Andrea Agnelli, presidente de la Asociación de Clubes Europeos (ECA)
Grupos de aficionados y aficionadas de clubes, representados en la Junta Directiva de la Asociación Europea de Clubes (ECA), han enviado una carta abierta a su presidente Andrea Agnelli mostrando su abierto rechazo al proyecto de modificación de las competiciones UEFA, que apoya la patronal de clubes europeos. Entre los firmantes se encuentran grupos de aficionados españoles agrupados en la Asociación FASFE.

La carta comienza explicando que se dirigen a Andrea Agnelli, presidente de la Asociación Clubes Europeos (ECA),  en representación de los clubes miembros de la Junta de la Asociación Clubes Europeos y de millones de otros aficionados de todo el continente, a los que "han decidido ignorar en su intento de apropiarse del fútbol europeo".

El comunicado, firmado por FASFE en España, explica que los planes de reestructurar la Liga de Campeones aumentando el número de partidos, introduciendo la clasificación basada en logros del pasado y monopolizando los derechos comerciales representan una seria amenaza para el conjunto del fútbol. Y denuncian que “en lugar de alcanzar su supuesto objetivo de construir una industria del fútbol exitosa, sostenible y socialmente responsable, solamente conseguirá agrandar la brecha entre los ricos y el resto, destrozar los calendarios domésticos y exigir sacrificar más tiempo y dinero a los aficionados y aficionadas”.

Además, se crítica que esta reforma solo beneficia a “un puñado de clubes que ya son ricos, empresas de inversión y fondos soberanos, ninguno de ellos con legitimidad para decidir cómo debe ser gestionado el fútbol. Incluso la mayoría de los miembros de la ECA salen perdiendo con la reforma” añaden.

Imagen de la carta al presidente Agnelli.

También se explica que “tal acopio de poder sería indefendible en mejores momentos, pero en el apogeo de una pandemia global no es más que buscar ganancias especulativas de una situación de crisis, algo que contrasta con la solidaridad demostrada por las aficiones”. Los aficionados de la ECA denuncian que "a lo largo de este último año mientras los aficionados han estado apoyando a los clubes incondicionalmente, pagando abonos sin expectativas de poder asistir a los partidos y pagando suscripciones a plataformas televisivas para ver partidos repetitivos en estadios vacíos y sin alma. Todo ello mientras ustedes estaban moviéndose entre bastidores buscando maneras de exprimirnos hasta la última gota”.

Explican que los aficionados no tienen ni el tiempo ni el dinero para invertir en sus “fantasías o financiar su insaciable avidez y, al fin y al cabo, nosotros somos su modelo de negocio”. Cuentan que “a pesar de las expectativas de algunos, no hay un aficionado del mañana”. Y que “la afición de hoy no queremos más partidos europeos. Queremos ligas domésticas fuertes y competitivas, la oportunidad de clasificarnos para Europa atendiendo a nuestros méritos y un reparto más justo de la riqueza que genera nuestro deporte” añaden.

Por último, la carta concluye expresando que “por estos motivos demandamos que abandonen sus insensatos planes. También apelamos a los órganos de gobierno del fútbol para que dejen de hacer concesiones a los clubes de élite e intervengan para proteger el futuro de nuestro deporte”. Y finaliza manifestando que “el fútbol necesita un cambio. Pero necesita un cambio a mejor. Los problemas en juego son demasiado importantes para que se decidan a puerta cerrada”.

COMPARTIR: