23 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde FASFE creen que es "insuficiente" esta medida adoptada por antiviolencia, al "no cancelar los datos ilegalmente tomados con anterioridad"

Las propuestas de Tebas caen en saco roto: Rechazan sus medidas de control biométrico en Estadios de fútbol

/ Javier Tebas.
Ya no será obligatorio para las personas con abonos en las gradas de animación de los estadios de Primera y Segunda División pasar un control de acceso que utilice datos biométricos (mayoritariamente, la huella dactilar). La Comisión Estatal ha actuado a raíz del comunicado de FASFE donde se exigía “el cese inmediato de la medida de control de acceso mediante sistemas biométricos".

Ya no será obligatorio para las personas con abonos en las gradas de animación de los estadios de Primera y Segunda División acceder a los estadios a través de un control de acceso mediante dato biométrico (mayoritariamente mediante huella dactilar). Así lo ha confirmado la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE), que afirma haber recibido “una comunicación procedente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte”.

Con esta decisión, la Comisión Estatal responde al comunicado que publicó FASFE donde se demandaba “el cese inmediato de la medida de control de acceso mediante sistemas biométricos y la cancelación y borrado de todos aquellos datos tomados con motivo de la implementación de tales medidas”. FASFE adoptó esta postura después de que el Gabinete Jurídico de la Agencia de Protección de Datos, en respuesta a una consulta del colectivo La Hinchada del Arlanzón (Burgos CF), estimara que el uso de esta medida restrictiva del derecho a la privacidad conculca la legislación.

Elcierredigital.com ya informó de esta situación cuando se intentó implantar en el Estadio El Plantío. En su día, Emilio Abejón nos contó que “la Agencia Española de Protección de Datos ha dado la razón a los aficionados, ya que se trata de un dato personal que solo se puede solicitar y almacenar en una base de datos si se cumplen una serie de determinados requisitos, cosa que no ocurre en este caso”.

Sin embargo, pese al avance que supone esta medida en materia de derechos de las aficiones, en FASFE piensan que es insuficiente al no eliminar totalmente este tipo de controles ni cancelar los datos biométricos ilegalmente tomados de las aficionadas y aficionados hasta ahora sujetos a esta obligación.

Por estas razones, desde FASFE aseguran que seguirán trabajando a nivel legal y administrativo hasta el fin del uso de estos controles y la cancelación de todos los datos biométricos de aficionados que obren en poder de los clubes. Añaden que se reservan el derecho de realizar cuantas acciones sean necesarias para defender los intereses de sus asociados y de los aficionados del Fútbol Español en general, incluidas las judiciales, así como aquellas ante la Agencia Española de Protección Datos.

Estos datos biométricos son, fundamentalmente, las huellas dactilares o reconocimientos faciales que se usan para controlar quién entra en los estadios. Esta idea surgió como medida para combatir el racismo, la violencia, la xenofobia y la intolerancia en los campos y gradas del fútbol español.

La posibilidad de implementar estos sistemas se amparaba, según la consulta, en la competencia legalmente atribuida por el artículo 13.1 de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, que la faculta para decidir la implantación de medidas adicionales de seguridad para el conjunto de competiciones o espectáculos deportivos calificados de alto riesgo, o para recintos que hayan sido objeto de sanciones de clausura con arreglo a los títulos segundo y tercero de esta Ley, incluida en particular la de “promover sistemas de verificación de la identidad de las personas que traten de acceder a los recintos deportivos”.

Pero finalmente la Comisión Estatal lo ha denegado en el comunicado enviado a FASFE, donde se constata que “procede señalar que la Comisión ha adoptado un acuerdo en el sentido de dirigir comunicación a LaLiga señalando que la exigencia de datos biométricos para el acceso a las gradas de animación en Primera y Segunda División sólo será aplicable previo consentimiento del interesado”.

COMPARTIR: