09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde la séptima edición en Chile en 1962, donde ganó Brasil, ninguna selección ha repetido el triunfo quedando eliminado en la fase de grupos

Mundial de Qatar: Francia se juega repetir la maldición del campeón de fútbol que dura ya 60 años

/ Didier Deschamps con la Copa del Mundo en 1998.
Francia tendrá que pelear contra algo mucho más fuerte en el Mundial de Qatar 2022 que las lesiones de Karim Benzema, Paul Pogba, Presnel Kimpembe, Christopher Nkunku o N'Golo Kanté: la maldición del campeón. Sólo dos países han logrado repetir título Mundial a lo largo de la historia. El primero fue Italia (1934 y 1938) y el último, Brasil (1958 y 1962). Un 'gafe' que dura ya 60 años sin que nadie lo rompa.

Francia tendrá que pelear contra algo mucho más fuerte en el Mundial de Qatar 2022 que las lesiones de Karim Benzema, Paul Pogba, Presnel Kimpembe, Christopher Nkunku o N'Golo Kanté: la maldición del campeón. Sólo dos países han logrado repetir título Mundial a lo largo de la historia. El primero fue Italia (1934 y 1938) y el último, Brasil (1962 y 1966). Un 'gafe' que dura ya 60 años sin que nadie lo rompa.

Pero es que la maldición, lejos de frenarse, ha ido aumentando con el paso del tiempo. Cuatro de los últimos campeones han dicho adiós a las primeras de cambio, en la fase de grupos. Sólo Brasil ha roto la norma, y no llegó muy lejos: cayó en cuartos en 2006. Increíble, pero cierto. Bien lo sabe Didier Deschamps. Y es que esta 'mufa' comenzó cuando el actual seleccionador de Francia, que ya no estaría en 2002, levantó la Copa como capitán de 'les blues' en 1998. 

El gafe de los campeones en fase de grupos

Esta maldición comenzó con “Les Bleus”, cuando los franceses conquistaron la primera estrella de su historia jugando en casa y pasando por encima de Brasil (3-0) en una final que será recordada siempre por las convulsiones previas de Ronaldo y el doblete, de cabeza, de Zinedine Zidane. Francia reafirmó su hegemonía ganando la Euro 2000, y llegaba a Corea y Japón como la gran favorita. Sin embargo, los Zidane, Djorkaeff, Thuram, Desailly, Henry y Trezeguet naufragaron. A la derrota contra la debutante Senegal (0-1) en el partido inaugural, le siguió un 0-0 con Uruguay y una derrota con Dinamarca (2-0). De hecho, 'les bleus' se marcharon del Mundial como colistas del Grupo A con un sólo punto y sin marcar.

16686830976917

Fabio Cannavaro con la Copa del Mundo en 2006. Marca

Les siguió la selección italiana, que se presentó en Alemania 2006 inmersa en el escándalo del 'Moggigate'. Había tanto ruido alrededor que casi nadie contaba con una Italia que, tras superar a Australia (1-0) en octavos con un gol 'in extremis' de Totti de penalti en el 95' se creció. En la final, marcada por el cabezazo de Zidane a Materazzi, acabó derrotando a Francia (5-3) en la tanda fatídica. En Sudáfrica 2010 se presentó con más optimismo, pero se marchó por la vía rápida. El grupo parecía muy asequible, pero la Italia de Lippi sólo pudo empatar con Paraguay (1-1) y Nueva Zelanda (1-1). En la última jornada perdió con Eslovaquia (3-2) y dijo 'arrivederci’ como farolillo rojo del Grupo F.

La Roja superó la gesta de Francia y completó algo nunca visto en la historia del fútbol, siendo la primera selección en encadenar Eurocopa-Mundial-Eurocopa. En Sudáfrica 2010, tras la derrota inicial con Suiza (0-1), casi todo salió a pedir de boca. Quizá faltó algo de pegada para acompañar a un dominio tan abrumador, pero España se llevó por delante a Portugal (1-0) en octavos, a Paraguay (0-1) en cuartos, a Alemania (0-1) en semis y a Países Bajos (0-1) en la final con el inolvidable gol de Iniesta. Del Bosque respetó el bloque en Brasil 2014 y la 'Oranje' se vengó con un 5-1 en el partido inaugural. La derrota contra Chile (0-2) dejó a la España campeona del mundo matemáticamente eliminada en la segunda jornada. La Roja cerró el Mundial con una victoria de consolación frente a Australia (0-3) en el adiós que le permitió acabar tercera del Grupo B.

16686830947215

Iker Casillas levantando la Copa del Mundo en 2010. Marca

El caso más reciente es el de la selección alemana. El batacazo de la 'Mannschaft' también fue muy sonado después de que en 2014 conquistara el mundo del fútbol con total autoridad. El gol de Götze en el 113' sirvió para derrotar a Argentina (1-0) en la final, pero en el imaginario colectivo permanece el 1-7 que endosó a Brasil en semis, el Mineirazo. Sin embargo, la Alemania de Joachim Löw volvería a pegársela en la Euro 2020, haciendo ver que algo no iba bien. En Rusia 2018 fue a remolque desde el inicio. Perdió el primer partido contra México (0-1), ganó a Suecia (2-1) con un golazo de Kroos en el 95' y en la última jornada, mientras buscaba un gol a la desesperada para pasar a octavos, recibió dos de Corea del Sur (2-0) en el añadido. Una derrota que le relegó al último puesto del Grupo F.

COMPARTIR: