08 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Presidente de la Liga, Javier Tebas, inicia una nueva guerra contra la Federación de Rubiales y contra la Asociación de Futbolistas

Serán los tribunales de justicia los que decidan si el partido entre el Girona y el FC Barcelona pueda celebrarse en enero en Miami

El caso sobre al partido ha sido llevado ante el TAS
El caso sobre al partido ha sido llevado ante el TAS / Difusión
El encuentro de liga entre el Girona y el FC Barcelona en Estados Unidos está a un paso de no jugarse allí. La FIFA certificó el viernes que el partido no se disputará en tierras americanas. Javier Tebas ha llevado el asunto al TAS, último organismo que dictará sentencia

El presidente de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación), Gianni Infantino, lo dejó muy claro el viernes, el partido entre el Girona y el Barcelona no se jugará en Estados Unidos.

Esta respuesta negativa se une a las anteriores del presidente de la UEFA (Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol), Aleksander Ceferin, de la RFEF (Real Federación Española de Fútbol) y la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles).

El presidente de La Liga, Javier Tebas, el cual llegó un acuerdo con la empresa Relevent para llevar a Miami el encuentro, ante la decisión tomada por la FIFA ha llevado el caso al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo), organismo que tomará la decisión final sobre este asunto.

La RFEF, la primera en oponerse

En el pasado mes de agosto, el presidente de LaLigaJavier Tebas, realizó un acuerdo con la empresa Relevent para jugar partidos en Estados Unidos y Canadá. Nada más hacer oficial la firma, varios organismos pertenecientes al fútbol español protestaron esta medida.

El primero en salir al paso fue el presidente de la RFEF, Luis Rubiales. La cabeza visible de la Federación de Futbol en España aseguró que ese encuentro no se iba a disputar de ninguna manera en Estados Unidos.

Luis Rubiales (izda.) con Javier Tebas (dcha.) | Europa Press

La situación se caldeó más en septiembre, donde Rubiales llegó a asegurar que ‘’hay cuestiones legales y normativas que impiden que un partido que no tiene una sede neutral salga de nuestras fronteras. A partir de ahí, estamos deseando que nos aporten otro tipo de propuestas para construir un fútbol mejor”.

Encontronazo con la AFE

Los siguientes en quejarse por esta decisión fue la AFE. El presidente de la Asociación de Futbolistas EspañolesDavid Aganzo, transmitió que el hecho de jugar allí era ‘’una locura’’ y que los futbolistas tomaron la decisión unánime de no disputar los encuentros que vayan a realizarse en tierras americanas. El exjugador señaló en aquel entonces, que los futbolistas lucharían ‘’hasta el final’’ en esta situación y, que, si después de haberse reunido con LaLiga, esta no revocaba la propuesta, podría iniciarse una huelga de futbolistas.

Aganzo aseguró que ‘’ir a Estados Unidos es una locura, no hay tiempo material en el calendario’’. Incluso, fuentes de la AFE argumentaron a El Cierre Digital que los jugadores necesitan de un tiempo de aclimatación y recuperación entre los viajes, y que de no darse podría afectar a la salud del futbolista.

El presidente de la AFE, David Aganzo | Europa Press

La Federación de Accionistas y Socios de Fútbol Español (FASFE) también mostró su rechazo a la proposición de Tebas y Relevent a través de un comunicado en su página y sus redes sociales.

Para ellos era ‘’inadmisible y abusivo el trato que supone cambiar hasta el continente donde se jueguen algunos partidos’’. FASFE alegaba que esto era una manera que podría impedir a los aficionados seguir a sus equipos que, previamente habían pagado por verlos.

Esta federación explicó a este medio que, tiempo atrás, la Premier League inglesa intentó lo mismo, con la llamada ‘’jornada 39’’. Esto hacía que los clubes ingleses jugaran algún partido en Asia o América. Finalmente, no se llevó a cabo. Por eso, les parecía ‘’aberrante e inconcebible’’ la decisión que tomó Javier Tebas.

Esta plataforma inclusión pidió a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y al Consejo Superior de Deportes (CSD) que impidieran jugar partidos ‘’más allá de nuestras fronteras’’.

La UEFA también dijo ‘no’

El pasado 18 de septiembre, El Cierre Digital sacó una noticia donde informaba como el Girona accedió a jugar este partido. Pere Guardiola, hermano del entrenador Pep Guardiola, llegó a un acuerdo con el presidente de Mediapro, Jaume Roures con Javier Tebas de intermediario. Algo que hacía fácil la posibilidad de que el club gerundense fuera uno de los elegidos para jugar en Norteamérica.

Además, del partido de La Liga en Estados Unidos, Jaume Roures fue a más y aseguró que se estaba ‘’negociando jugar una final de Champions en Nueva York’’.

Jaume Roures con Pere Guardiola 

Pero la UEFA, que ya tenía una postura reacia a que el Barcelona y el Girona jugaran en Miami, contestó con un ‘no’ rotundo al mandamás de Mediapro. El presidente de la institución futbolera europea, Aleksander Ceferin, dijo que ‘’esa idea no se está discutiendo actualmente, en absoluto. La UEFA no tiene planes de organizar la final de la Liga de Campeones fuera de Europa".

Lo único que se sabe es que la UEFA tiene planeado que la final de la Champions de 2019 se juegue en el Wanda Metropolitano de Madrid y la de 2020 en Estambul, ciudad que ya albergó una final en 2005.

La FIFA puso el último clavo a la propuesta de Tebas

El presidente del máximo organismo de fútbol en el mundo, Gianni Infantino, afirmó que la FIFA no contemplaba este tipo de partidos. Infantino aseguró el viernes estar "en contra de que el partido del Campeonato de España entre el Girona y el Barcelona se dispute en otro campo que no sea en el que toca’’. Para el máximo exponente de la FIFA "los partidos de cada Liga deben jugarse en su territorio".

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino | FIFA

Este caso ha llegado a tal extremo, que el organismo superior de fútbol en América, la CONCACAF (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol), algo así como la UEFA en Europa, ratificó la decisión tomada por Infantino.

Nada más conocer el dictamen por parte de la FIFA, Tebas decidió llevar el asunto al TAS, tribunal que podría dar carpetazo a un caso que lleva siendo un constante quebradero de cabeza para jugadores, aficiones y el propio presidente de la competición española.

COMPARTIR: