02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El central veronés, con su inigualable físico, se ha convertido en media temporada en uno de los futbolistas más mediáticos del campeonato de Serie A

Federico Baschirotto, la estrella del Calcio italiano: De descargar cerdos a ser el jugador de moda

Federico Baschirotto durante un partido con el Lecce.
Federico Baschirotto durante un partido con el Lecce. / Twitter
Federico Baschirotto, nacido en Isola della Scala, Italia, en 1996, ha entrado esta temporada en el ranking de los jugadores más populares de la liga italiana y una de las revelaciones del fútbol italiano. Incluso en la grada del Via del Mare se pueden ver pancartas que confirman la 'Baschirotto-manía' o figuras de acción a lo Action Man, que confirman al central como un ídolo de masas. El jugador del Lecce, debutante esta temporada en la Serie A, suma ya tres goles en 2023.

Federico Baschirotto nacido en Italia, en 1996, ha entrado esta temporada en el ranking de los jugadores más populares de la liga italiana. El jugador del Lecce, debutante esta temporada en la Serie A, suma ya tres goles en 2023 y, además, provocó el tanto en propia portería del Lecce 1-1 Roma del pasado sábado. Es, sin duda, una de las revelaciones del fútbol italiano. Incluso en la grada del Vía del Mare se pueden ver pancartas que confirman la 'Baschirotto-manía' o figuras de acción a lo Action Man, que establecen al central como un ídolo de masas.

Por supuesto, lo que más llama la atención de Baschirotto es su increíble físico, inigualable en el fútbol italiano y apenas comparable a dos o tres nombres en el fútbol mundial. Baschirotto afirma que le dedica muchas horas a su físico porque eso le permite un mejor rendimiento en el campo. Junto a Samuel Umtiti, exjugador del Barcelona, Baschirotto forma una de las parejas más contundentes de la Serie A. Es el equipo de la segunda parte de la tabla (del 10 al 20) que menos goles encaja (25 en 22 partidos) y su Lecce está mostrando un rendimiento que supera las expectativas, siendo el recién ascendido con menos presupuesto. 

baschirotto9

Baschirotto durante su etapa en el Ascoli / Ascoli Calcio1898 FC

De hecho, le sacan siete puntos a la permanencia cuando en teoría estaba previsto que sufrieran para quedarse en la primera división italiana. En el caso de Baschirotto, además con un mérito enorme porque era lateral derecho. Pero esta temporada Marco Baroni, su entrenador, le ha comenzado a colocar como central de forma continuada. Una nueva posición a la que parece haber llegado para quedarse.

Su ascenso desde los ‘infiernos’

La carrera de Federico Baschirotto es una carrera futbolística de supervivencia. De seguir intentándolo cuando todo apunta a que nunca llegarás a ser jugador profesional. Sin ir más lejos, cuando era un chaval y se fue al Legnago, en Serie D, tuvo un accidente de tráfico antes de su primer entrenamiento. Iba en moto y chocó con un coche, aunque no le pasó nada grave, por suerte. Tras el primer partido con los juveniles lo llamaron con el primer equipo. Había fascinado a todos los presentes.

Después se fue a la cantera del Cremonese, ahora en Serie A y semifinalista de la Copa Italia, pero por aquel entonces en Serie C. Vivía en un seminario y se graduó en contabilidad mientras continuaba luchando por su sueño. Por aquel entonces, el gimnasio ya era algo obligatorio para él, aunque el profesionalismo todavía le quedaba lejos.

En julio de 2021, el Ascoli pagó 200.000 euros al Viterbese de Serie C por su fichaje. Debutó en Serie B con Andrea Sottil, ahora técnico del Udinese, donde solamente duró una temporada en la categoría de plata. En julio de 2022, el Lecce pagaba 350.000 euros al Ascoli por su fichaje para debutar en Serie A con 26 años.

Baschirotto_granja

Federico Baschirotto vestido de negro junto a sus hermanos y su padre en la granja familiar / Instagram

Aunque Baschirotto ha conseguido el gran salto al fútbol profesional, seguramente  hubiera acabado trabajando en la granja de su padre si algo se hubiera torcido en su carrera futbolística. Lo cual no hubiera sido extraño, porque el porcentaje de jugadores que llegan a la élite es ínfimo. Pero a pesar de haber llegado, allí, en el Véneto, sigue echando una mano cuando el fútbol se lo permite junto a sus tres hermanos. En la pandemia, durante el parón, aprovechó para ayudar a su familia con las tareas del negocio familiar.

De hecho, su padre, durante una entrevista con el periodista Gianluca Di Marzio, contó que “cuando no estaba jugando al fútbol siempre echaba una mano, cargando y descargando los cerdos del camión, por ejemplo. No es un trabajo fácil. Y también se había matriculado en la Universidad de Parma en el curso de ciencias zootécnicas y tecnologías de producción animal". Queda claro que si no hubiese sido por el fútbol, su lugar seguiría estando en los campos, pero en los de la granja de su padre.

COMPARTIR: