03 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Su preparación en casa durante 14 días les hará llegar en peores condiciones que sus competidores a los Juegos de Tokio y a otras competiciones

El sufrimiento de los deportistas: Piden carreteras, gimnasios y piscinas para preparar los JJOO

El ciclismo es uno de los deportes afectados
El ciclismo es uno de los deportes afectados
El mundo del deporte está preocupado y sobre todo nuestros deportistas profesionales que creen que estos días de inactividad forzosa va a pasarles factura durante los próximos Juegos Olímpicos de Tokio. El Comité Superior de Deportes (CSD) ya les ha advertido que no pueden hacer excepción con ellos y levantarles el estado de alarma.

Los deportistas españoles tienen pocas esperanzas de conseguir medallas en los proximos Juegos Olímpicos. Creen que dos semanas de parón estando tan cercana la cita olímpica les va a pasar una factura imposible de remontar a tiempo a las alturas de la temporada que estamos.

El Consejo Superior de Deportes (CSD) también ha mostrado su preocupación por la situación de los deportistas olímpicos españoles pero no pedirá ninguna excepción al Gobierno para que puedan entrenar al aire libre o desplazarse a los centros de alto rendimiento, como sí hacen deportistas de otros países, como Italia, país que está sufriendo el coronavirus con aún más virulencia que el nuestro. Irene Lozano, presidenta del CSD, entiende “la frustración de nuestros deportistas, especialmente los nadadores, porque no pueden entrenarse para los Juegos Olímpicos por el estado de alarma, pero la restricción es total estas dos próximas semanas”.

Todos los deportes han echado el cierre para evitar cualquier opción de propagación del coronavirus COVID-19. Los constantes casos de positivos por este patógeno, han hecho que los deportivas se mantengan en cuarentena en sus casas. Todos ellos están o bien siguiendo planes específicos enviados por sus clubes o entrenadores, o buscándose la manera de mantenerse en forma hasta que se reanuden de nuevo las competiciones, pero no entrenan de la misma manera.

El campeón de España de natación, Eduardo Blasco, es uno de los deportistas que más complicado lo tiene. Debido a que las piscinas se han ido cerrando con el paso de los días ha tenido que recorrer varias provincias buscando instalaciones abiertas para poder entrenar y no lo ha conseguido.

“Lo mío ha sido un desfase. En Badajoz estuve, pero nada. Luego subí a Valladolid, fui a León, luego en Burgos en casa de un amigo con una piscina de 25 metros. Después en Palencia con unos amigos y ya me volví a casa”, explica Blasco para elcierredigital.com. El nadador añade que está siguiendo unos ejercicios específicos fuera del agua, además de comer menos. Todo ello para paliar unos efectos que pueden ser terribles para él.

Eduardo_Blasco

Eduardo Blasco seguirá un plan específico fuera del agua

Blasco señala que la presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD) le envió una carta y él pensaba que la solución con su planning estaba al caer, pero nada más lejos de la realidad. En ella le expuso que está con él en estos momentos tan difíciles, pero que lo mejor para su vida deportista es que se quede en casa.

Además, para un atleta como Blasco, el camino a los Juegos Olímpicos de Tokio se está poniendo complicado. "Mucho apoyo, mucho estamos contigo, me decían desde el CSD, pero al final... que me quede en casa. Es lo que me han dicho", comenta el profesional de la natación.

Por eso, tanto como él como otros deportistas de élite y alto rendimiento que se encuentran en su misma situación, sin instalaciones donde practicar su disciplina, están buscando la manera de llegar a un acuerdo con el CSD para que les permita lugares donde puedan entrenar. Pero el CSD parece haber dicho ya su última palabra, ya que sobre este organismo pesa esa responsabilidad y es el que decide finalmente si sus deportistas pueden acceder a lugares o pabellones que les permitan entrenar de cara a los Juegos Olímpicos.

El ciclismo se para durante un tiempo

El ciclista colombiano Fernando Gaviria y el argentino Maximiliano Richeze, que corren para el equipo UAE Emirates, fueron los primeros positivos en el ciclismo a nivel mundial. Por ello, la Unión Ciclista Internacional decidió el domingo la cancelación de todos los eventos del calendario internacional y la suspensión de todas las clasificaciones, así como de las competiciones de calificación, en todas sus modalidades, para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 por el virus.

El ciclista guipuzcoano, Gorka Izagirre, del Astana Pro Team, durante una entrevista para Diario Vasco quiso recalcar la inquietud que existe entre él y sus compañeros por el virus. “Estamos en contacto con la Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP) y desde allí se nos dice que sí, que podemos salir porque es nuestra profesión. Pero tampoco tenemos ningún documento oficial, ni firmado, que nos garantice nada”, explicaba el corredor.

Gorka_Izagirre

Gorka Izagirre muestra su preocupación por el coronavirus

“Alguno de nuestro equipo ha salido hoy mismo a rodar en Benidorm y la Guardia Civil le ha mandado para casa. Le han dicho que necesitan un escrito oficial del equipo y en eso estamos, a ver si nos dan algún soporte con el que podamos salir”, señalaba el guipuzcoano.

“Iba a rodar -el domingo- una hora y media suave con el día tan bueno que hacía, pero viendo cómo está el panorama ni he salido. Estoy haciendo gestiones para ver cómo lo podemos hacer”, explicaba Izagirre.

"Teletrabajo" para mantener la forma

El Consejo Superior de Deportes ha indicado que los ciclistas se tienen que quedar en sus hogares. “Toca entrenar en casa y dar lo mejor de nosotros mismos. El decreto es claro y, por desgracia, nos afecta a todos en mayor o menor medida. Cuando antes logremos revertir la curva, antes retornaremos a los entrenamientos… y a la normalidad”, citaban desde el CSD.

Albert Torres, de Movistar, se ejercita en casa

El pelotón ya ha puesto en marcha su plan de teletrabajo. No hay tiempo que perder y, en vista de que la crisis del coronavirus puede extenderse, ya son varios los equipos que han comunicado su planificación de entrenar, en la medida de lo posible, desde casa. En las últimas horas se han sucedido las publicaciones en redes sociales de equipos y corredores que han colgado la bicicleta o mejor dicho, la han acoplado a un rodillo para mantener la forma física dentro de las especiales circunstancias en las que se encuentran tanto los ciclistas como el resto de la población mundial.

El fútbol, suspendido hasta nueva orden

Los futbolistas no son menos y también se han tenido que quedar en sus hogares. En sus viviendas están siguiendo planes específicos para mantenerse en forma. Habrá que ver como vuelven cuando la pelota eche a rodar de nuevo, ya que no es lo mismo un plan específico realizado por uno mismo, que uno llevado por el cuerpo técnico.

Varios jugadores han dado positivo. El último, el delantero del Elche, Jonathas de Jesús, delantero del Elche, fue el primer jugador de Segunda con coronavirus, y el segundo de LaLiga tras el central argentino del Valencia, Ezequiel Garay. De hecho, el club ché ha comunicado que su plantilla está infectada al 35 por ciento.

Fuera de España, otros casos que se han dado son en la liga italiana, como Patrick Cutrone y German Pezzella de la Fiorentina o Daniele Rugani de la Juventus. La liga inglesa también ha caído con los positivos del entrenador del Arsenal, Mikel Arteta, y del jugador del Chelsea, Callum Hudson-Odoi.

Jonathas_de_Jesus

El jugador el Elche, Jonathas

A raíz del  virus muchas situaciones pueden cambiar, sobre todo en el fútbol, quizás ahora los jugadores se tomen con más calma asuntos que antes llevaban con más desenfreno.

COMPARTIR: