15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El periodista, ya retirado, habla sin pelos en la lengua sobre la vida politica, periodística y deportiva de España

José María García: "Aznar como presidente autorizó la escándalosa operación de las torres del Real Madrid de Florentino Pérez"

José María García.
José María García.
El maestro de periodistas José María García piensa en la actualidad que nuestros políticos y dirigentes tienen poca entidad, nula capacidad y escaso bagaje y calidad. Quien tuvo la voz más crítica de la radio española durante la Transición y marcó un estilo y tendencia en las ondas no se corta y habla alto y claro en una extensa entrevista que elcierredigital.com ofrecerá en dos partes, en las que se moja sin tapujos en diseccionar las falsedades de la política, el deporte y el periodismo.

El reconocido periodista José María García (Madrid, 1943) ofrece en esta entrevista sus impresiones sobre la vida, la política y el periodismo. Y lo hace con su rotundidad habitual. Sobre estos dos últimos sectores afirma que "están en la misma trinchera, para ser más exactos, en el mismo socavón. El periodismo de Investigación, el periodismo de denuncia ha desaparecido. Lo que antes era periodismo, ahora es propagandismo, no solo en deportes, sino en la información general y eso es muy  triste".

- Pinta usted un futuro profesional difícil.

- Quiero romper una lanza por los compañeros. Es verdad que tienen su cuota de responsabilidad, pero es menor que la que debemos cargar en las espaldas de los responsables, de los que mandan. Las dos actividades que están a la cabeza de la repulsa o del desencanto son la política y el periodismo. Los políticos por su mediocridad y los comunicadores porque vivir en un país sin una comunicación plural, libre e independiente significa que no estamos en un país libre. Y eso es España ahora mismo.

- ¿Qué piensa del periodismo de bufanda, que antepone sus ideas políticas o deportivas al periodismo de información objetiva?

- Tenemos un programa de televisión que es quizás el culmen de la manipulación, en la Sexta, los sábados por la noche, donde dos personas del mismo partido, Eduardo Inda y Francisco Marhuenda, se pelean por seguir un guión. Yo he estado cuarenta años haciendo periodismo deportivo  por accidente y en mi casa no sabían de qué equipo era.

- Y de los políticos qué piensa...

- Fíjese, cuando José María Aznar era presidente del Gobierno de España y autorizó aquella escandalosa operación y aberración de las torres del Real Madrid, de Florentino Pérez, con agravio terrible para los herederos de los propietarios de esos terrenos que habían sido desalojados por Franco para crear una instalación deportiva, fui a verlo y me dijo: “Hay que ayudar al Real Madrid”. Y le digo: “No presidente, tú serás del Madrid pero solo cuando dejes de ser presidente, ahora tú eres de todos. Primero de la Selección Española y después de todos. Porque si tu ayudas al Madrid, tendrás que hacerlo con el Valencia que está en la misma situación con su Ciudad Deportiva, con el Sporting de Gijón que también está con la misma situación deportiva y así con todos.

- Su forma de hacer periodismo en radio tuvo un éxito rotundo entre sus oyentes, ¿cuáles fueron las claves de aquel periodismo deportivo radiofónico?

- Yo no soy periodista deportivo, solo soy periodista. Circunstancialmente tuve que hacer deportes porque en aquella época estaba la dictadura de Franco. Luego me encontré un dictador de las mismas dimensiones de Franco, más maleducado, más prepotente que era José María Aznar. Cuando yo llegué existía una dictadura y tenía que mandar a la censura dos días antes las preguntas que le iba a hacer a un deportista.

José María García respondiendo preguntas de la prensa.

-Debía de ser una época difícil para la libertad...

- Yo me lo tomé a cachondeo, cuando fui a Pueblo con solo 19 años  no me preguntaron qué quería hacer. Su director Jesús de La Serna, me explicó que yo me limitara a hacer y que ellos decidían. Hice una entrevista a un señor que era representante de los tercios de cabeza de familia, le hice diecisiete preguntas y al día siguiente aparecieron siete. Dije ésta es la primera y la última y me ofrecieron hacer deportes.

- Y fichó por la SER.

- Tuve un éxito grande porque cuando yo llegué a la Ser eso era un campo de minas, los directivos siempre tenían razón, los deportistas no tenían ninguna razón, estábamos en una situación tremenda y empecé a hacer una crítica constructiva pero dura. Íbamos a unos Juegos Olímpicos, y nuestro éxito sin precedentes por ejemplo en la natación española era que iban diecisiete y volvían diecisiete, que no se había ahogado ninguno.

"Me encontré un dictador de las mismas dimensiones de Franco, más maleducado, más prepotente que era José María Aznar"

- Para no gustarle... estuvo 42 años haciendo Deportes.

- Porque conseguí tanto éxito que yo era un río de dinero para mis empresas. Me tuve que cambiar muchas veces de sitio. He estado en la Ser, Antena 3, Cope, Onda Cero, así hasta un momento que decidí marcharme porque en mi camino se me cruzó un dictador, prepotente y soberbio (Aznar), y me fui a casa cuando en ese momento tenía un contrato a la altura de un brillante periodista americano. Mi contrato era de doscientos millones de las antiguas pesetas.

 - ¿En qué se diferencia aquel periodismo del actual?

- Hay que vivir la época de una España pobre, los periodistas ganaban poco, simultaneaban su trabajo con lo que les pagaban las federaciones. Cuando llegué a la Ser, el jefe de deportes de la cadena en Sevilla era el jefe de comunicación y de publicidad de la Federación Española de Fútbol. En el diario Marca, por ejemplo, el redactor de natación era un empleado de la Federación.

- ¿Por qué tiene el periodismo deportivo tanta audiencia?

- Tienen audiencia en las redes sociales que retransmiten en directo acontecimientos puntuales. Pero los deportes solo existen los lunes.

José María García en la radio.

- ¿Cuál considera que fue su mejor etapa en la radio?

- Fui muy feliz en Antena 3, porque nacía un medio, un mérito de Manolo Martín Ferrand, que ha sido y es un genio aunque ya no esté entre nosotros. Era un equipo de gente muy joven, donde empezaron de cero periodistas tan grandes como Antonio Herrero, Luis Herrero, Miguel Ángel García Juez, Santiago Amón, ahí comenzaron los Gomaespuma.

- Su trabajo ha sido seguido muy de cerca por otros muchos profesionales, ¿ha creado escuela?

- El otro día decía alguien, cuando hizo un programa sobre las últimas elecciones, que Antonio García Ferreras era el García de los noventa. A mí no me gusta, porque yo no me he prestado a ningún tipo de manipulación y la Sexta es un ejercicio vil de manipulación. Si no eres tonto, si tú enciendes la luz y apagas la luz, es difícil que te venzan. Yo huía de la rutina, que acaba con todo; acaba con el trabajo, acaba con el amor, pero yo conseguí salir de eso.

- ¿Fue precursor del periodismo de Investigación?

- Un periodista tiene que tener muchísimo contactos y darse cuenta de lo que se avecina. Yo por ejemplo fui a los Juegos Olímpicos de México en el autocar que a los periodistas nos habían puesto y desde ahí veo que México DF está al borde de una batalla descomunal. Allí estaba Oriana Fallaci y conseguí conocerla. Logré una exclusiva mundial porque fui periodista y vi que la noticia estaba en la matanza de la plaza de Tlatelolco.

COMPARTIR: