28 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ESTE GRUPO RADICAL TIENE VETADA LA ENTRADA AL BERNABÉU DESDE HACE OCHO AÑOS Y APROVECHARÁ EL PARTIDO DEL CASTILLA DE ESTE DOMINGO PARA REAPARECER

La policía diseña un plan especial para controlar a unos 150 'Ultra Sur' desplazados a Albacete

Imagen de los Ultras Sur en el Santiago Bernabéu mostrando simbología franquista
Imagen de los Ultras Sur en el Santiago Bernabéu mostrando simbología franquista
En la temporada 2013/14 tras varios años de apoyo entre los presidentes del Real Madrid y los Ultras Sur, Florentino tomó la decisión de desvincularse de este grupo radical y vetar la entrada a sus integrantes como grupo al estadio. El motivo era alejar al club blanco de la ideología neonazi defendida por estos radicales. La peligrosidad de este grupo violento preocupa a la Policía albaceteña por la compra de entradas para ver el partido del Castilla contra el Albacete en el Carlos Belmonte.

Este domingo 26 de septiembre, el Real Madrid Castilla, entrenado por Raúl González Blanco, viajará a Albacete para disputar la quinta jornada de la Primera RFEF. Las entradas para asistir al partido en el Carlos Belmonte podían comprarse a través de internet, modo que han utilizado unos 150 Ultras Sur del Real Madrid  para ver este encuentro entre el filial blanco y el Albacete.

La compra de entradas por parte de este grupo de aficionados radicales ha provocado la preocupación en el Real Madrid. La entidad merengue ya tomó la decisión de vetar la entrada de estos aficionados al Bernabéu por los sucesos violentos que provocaban en ocasiones y por la simbología neonazi que portaban en sus instrumentos y pancartas.

Tal y como ha podido saber elcierredigital.com, en los últimos días el grupo policial de Tribus Urbanas había reconocido, entre los participantes en la manifestación neonazi de Chueca, a caras asociadas a los Ultras Sur. Lo que demuestra que la organización sigue perfectamente organizada a pesar de la disminución considerable de sus integrantes. El peligro que supone una organización tan violenta como los Ultras Sur ha llevado a la Policía, junto a la Subdelegación del Gobierno y el Albacete Balompié, a preparar un operativo especial que los controle en una zona acotada del estadio. 

¿Quiénes son los Ultras Sur?

Después de la muerte de Franco, algunos sectores de la población querían continuar con un gobierno que mirara primero por los suyos y no los relegase ante intereses externos. Estas personas formaron grupos de extrema derecha. El problema estaba en buscar el lugar para expresar sus ideales. Algunos encontraron en el deporte y los estadios de fútbol un escaparate perfecto para ello. Con este objetivo surgieron los Ultras Sur, aficionados del Real Madrid, que se convirtieron en uno de los grupos más violentos del deporte rey.

Su fama empezó a dispararse a nivel nacional e internacional por las peleas y disturbios que protagonizaron sobre todo a finales de los años 80. Al nacionalismo que expresaban en sus cánticos, añadieron el rechazo a los inmigrantes, los musulmanes, árabes, vagabundos, prostitutas, negros y homosexuales.

Los inicios de los Ultras Sur como aficionados en el Bernabéu

Durante sus primeros años el Real Madrid apoyaba a este grupo en los desplazamientos y les entregaba entradas para entrar en el Santiago Bernabéu. Tal era la colaboración entre club y ultras que la cabecera sur del estadio se cedió para que se instalaran allí, además de una bodega donde guardaban sus tambores y mantas, algunas de ellas con mensajes políticos de extrema derecha.

La relación entre el club y los Ultras Sur se fue rompiendo por culpa de algunas actitudes del grupo radical que desagradaban a los directivos. Las peleas contra la Policía o las agresiones a aficionados no reflejaban una imagen positiva del club a nivel europeo. Además, la UEFA sancionó en varias ocasiones a la entidad blanca al mostrar dentro del terreno de juego esvásticas por parte de los Ultras Sur, algo prohibido en la Unión Europea.

Una investigación del periodista Antonio Salas sobre esta organización de aficionados demostró la vinculación de este grupo con la extrema derecha. Estos neonazis extremistas se dedicaban a atacar por la calle a inmigrantes y prostitutas. Finalmente, la entidad merengue decidió prohibir la asistencia de los radicales a los partidos.

En los años 90 los Ultras Sur habían sido el grupo radical más importante del fútbol en España

Un enfrentamiento interno en 2013 entre los que buscaban más el beneficio económico y los que defendían la radicalidad política fue aprovechado por Florentino Pérez para expulsar de forma definitiva a este grupo de las gradas del Bernabéu. Fuentes policiales reconocen la labor del presidente del Real Madrid, entre otros, para frenar a estos grupos: “Gracias a la actuación de Laporta y Florentino consiguieron echar de los campos a estos aficionados peligrosos. Ellos se nutrían económicamente de los viajes y del merchandising vinculado al fútbol. El fútbol era una excusa para su financiación. Una vez que se les echó, prácticamente han pasado a tener un carácter residual, más folclórico que propagandístico”.

“Son peligrosos pero tienen un carácter residual. Están perfectamente organizados pero ha desaparecido su fuente de financiación que era fundamentalmente el fútbol. Obtenían mucho dinero de la venta de merchandising, de la venta de entradas, de la organización de viajes que hacían equipos como Real Madrid, Atlético de Madrid o Barcelona”, explican fuentes policiales.

A pesar de la pérdida de fuerza experimentada a raíz de este golpe de los presidentes, el grupo de aficionados que tendrá acceso al Carlos Belmonte sigue siendo violento, y por ello, peligroso.

COMPARTIR: