23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los aficionados del club rojiblanco se han mostrado completamente en contra de su regreso tras su marcha al Futbol Club Barcelona en 2019

Historia de una "traición": Griezmann vuelve al Atlético de Madrid dos años después de su polémica salida

Antoine Griezmann celebra un gol contra el Borussia Dortmund en Champions.
Antoine Griezmann celebra un gol contra el Borussia Dortmund en Champions.
Desde el inicio del mercado de fichajes los rumores sobre la posible llegada de Griezmann al Atlético de Madrid fueron de las noticias más importantes. Simeone quería al delantero francés en sus filas dos años después de su marcha al Barcelona. Muchos aficionados rojiblancos mostraron su negativa al retorno de un futbolista que firmó un precontrato con otro club después del documental en el que anunció su permanencia. Antoine tendrá que reconquistar a la afición con buenas actuaciones.

Este mercado de fichajes ha sido uno de los más impredecibles de la historia. La salida de Lionel Messi del Barcelona con destino al PSG o la vuelta de Cristiano Ronaldo al Manchester United eran noticias completamente impensables antes de este período de fichajes. El último día de mercado faltaba uno de los traspasos menos esperados. La vuelta de Griezmann al Atlético de Madrid había sido desestimada en los dos trueques con Saúl o Joao Félix. No obstante, la salida del centrocampista rojiblanco destino al Chelsea desbloqueó la operación.

Con la ficha que dejaba libre Saúl, el visto bueno del Cholo y la voluntad de Griezmann, el Atleti se lanzó a por él. Pero no hay olvidar la situación financiera del Barcelona, que ha sido otro condicionante para que la operación se haya llevado a cabo. El acuerdo alcanzado supone una cesión de un año con otro obligatorio y una compra obligatoria al final de este período de préstamo. Los colchoneros que vendieron a Griezmann al Barça por 125 millones de euros tendrán que abonar únicamente 40 millones de euros para comprar al futbolista.

El Atlético de Madrid daba la bienvenida nuevamente a Griezmann en sus redes sociales

El regreso de Griezmann no está exento de polémica, ya que parte de los aficionados del club rojiblanco se habían mostrado en contra de esta decisión deportiva. La forma en la que se produjo la salida del delantero francés de la entidad disgustó sobremanera a una afición que se había volcado siempre con el futbolista. Por este motivo, cuando empezó a sonar el posible trueque Barcelona-Atleti de Griezmann y Saúl, los atléticos crearon la etiqueta #GriezmannNoTeQueremos. Preferían la permanencia de un futbolista que estaba llamado a un papel secundario como Saúl que el regreso de Antoine.

Como ya se ha dicho, el motivo del descontento de la afición rojiblanca fue la manera de salir de Griezmann. Los rumores de su salida comenzaron el verano de 2018. El delantero, entonces perteneciente al club colchonero, rompió su silencio con la emisión de un documental en Movistar denominado “La Decisión”, donde aparecía que Gerard Piqué y su empresa Kosmos estaba implicada en el proyecto. Pese a que los pronósticos apuntaban hacia el anuncio de una firma con los blaugranas, la decisión fue continuar con el Atlético de Madrid.

Esta era la portada del documental "La decisión" en el que rompía el silencio sobre su futuro

Cuatro días después de la emisión del documental se hizo pública la ampliación de su contrato con los rojiblancos hasta 2023. La pesadilla de la posible marcha de Griezmann parecía haber desaparecido del horizonte para los aficionados atléticos. Sin embargo, ocurrió lo contrario. Al verano siguiente se conoció que el Barcelona iba a pagar la cláusula de rescisión de 125 millones de euros para hacerse con los servicios del delantero galo. La noticia de la firma de un precontrato con el club blaugrana antes de la vuelta de octavos de la Champions League contra la Juventus desencadenó el descontento entre los aficionados.

Entonces el Atlético de Madrid entró en una guerra judicial con el FC Barcelona, ya que si se sabía de la existencia de un precontrato firmado con el jugador antes del 1 de julio, la cláusula estipulaba una cifra de 200 millones, por lo que pugnaron por que el FC Barcelona abonara el dinero restante. Un año después del documental, donde aseguraba su permanencia en el club hasta 2023, Griezmann había dejado tirado al Atleti. Algunos aficionados no se lo perdonarán nunca. A otros se los podrá ganar con las actuaciones en el campo. El apoyo de sus compañeros y entrenadores y unas explicaciones posiblemente ayudarán a calmar esa situación.

COMPARTIR: