03 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Comité de Competición de la RFEF ha aplazado la resolución y estudiará más insultos que no fueron reflejados en el acta arbitral

El testimonio de la Coordinadora de seguridad será vital para la decisión sobre el Rayo Vallecano-Albacete

Estadio de Vallecas
Estadio de Vallecas
La polémica por la histórica suspensión del partido disputado entre el Rayo Vallecano y el Albacete el pasado domingo 15 de diciembre por los cánticos proferidos contra el jugador Roman Zozulia por parte de aficionados rayistas aún no ha terminado. El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) decidió este miércoles aplazar su decisión sobre el encuentro a disputar entre los dos equipos de la segunda categoría de fútbol profesional.

El informe que realice la coordinadora de seguridad del Estadio de Vallecas, una inspectora del Cuerpo Nacional de Policía, será fundamental para determinar si el organismo competente sancionará al equipo madrileño o si simplemente ordenará que se vuelva a jugar la segunda parte.

Como ya contamos en elcierredigital.com, el acta del árbitro encargado de dirigir el encuentro, José Antonio López Toca, reflejaba que el colegiado observó la presencia de una pancarta de grandes dimensiones con el lema “Evitar que un nazi vista la franja” en el fondo de acceso a vestuarios donde se encontraban aficionados del Rayo.

acta_partido

Acta del partido que refleja la importancia de la coordinadora de seguridad para la suspensión del encuentro

Asimismo, el acta refleja que desde el mismo fondo donde se ubican los Bukaneros se profirieron los siguientes cánticos: “El que no baile es un fascista”, “El que no baile es Roman Zozulya” y "Roman Zozulya, un puto nazi".

Pero ahora, no sólo se van a analizar lo que el acta arbitral de López Toca recoge, sino que también se tendrán en cuenta otros cánticos que puedan ser considerados ofensivos.  De esta manera, el delegado informador de este partido ha reflejado en su acta que hubo más cánticos hacia el jugador del Albacete.

Por este motivo, el Comité de Competición ha enviado al Rayo Vallecano el acta del informador y ha solicitado un informe a la coordinadora de seguridad del encuentro, dos elementos imprescindibles a estudiar antes de emitir un fallo con la decisión, que puede ser una sanción hacia el equipo local o  la orden de jugar los 45 minutos que restan sin tomar más medidas.

COMPARTIR: