12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El conocido excolegiado canario revela que su situación es ‘’caótica y precaria’’ y que tiene que pedir comida

El exárbitro de fútbol Brito Arceo en la bancarrota y al borde del desahucio confiesa que estuvo a punto de suicidarse

Brito Arceo en la actualidad | Diario de Avisos
Brito Arceo en la actualidad | Diario de Avisos
El que fuera el árbitro más joven en debutar en un partido de Primera División, con tan sólo 24 años, Juan Manuel Brito Arceo, está prácticamente arruinado y a punto de ser desahuciado. El excolegiado asegura que, alguna vez, ha pensado en quitarse al vida

En el año 1987, el colegiado tinerfeño Juan Manuel Brito Arceo, tuvo el honor de convertirse en el árbitro más joven en debutar en Primera División con sólo 24 años. Pero su carrera no fue un camino de rosas, ya que siempre estuvo envuelto en la polémica.

Cuando se retiró de los terrenos de juego decidió embarcarse en la televisión y en la política. Participó en el reality de ‘Gran Hermano VIP’ y también fue concejal de Distrito y Turismo en Santa Cruz de Tenerife por el Partido Popular. A Brito Arceo se le consideró un personaje dentro del mundo futbolístico ya que, con sus declaraciones, no dejaba indiferente a nadie. Durante su etapa como colegiado era habitual verle delante de los micrófonos, algo inusual en el mundo arbitral.

18 años después de su salida del césped, durante una entrevista para el periódico ‘Diario de avisos’ confiesa que se encuentra en una situación económica complicada, algo que le ha llevado estar al borde del desahucio. ‘’No me avergüenza decir que tengo que ir a los servicios sociales a pedir una bolsa de comida’’, explicó. Llegó incluso a confesar que en más de una ocasión pensó en suicidarse.


Juan Manuel Brito Arceo durante su etapa como árbitro

Brito Arceo describió que su situación es ‘’caótica y precaria’’. A punto de ser desahuciado, se le agota la prestación de inserción social del Gobierno de Canarias. El excolegiado debe aún recibos de agua y de la comunidad y, además, ha tenido que acudir varias veces a los servicios sociales para poder alimentarse.  

Estoy tan desesperado que necesito ayuda. Me pregunto muchas veces qué han hecho con mi vida. No estoy loco. Hay que vivir los momentos tan difíciles que estoy viviendo", comentó.

Un árbitro envuelto en la polémica

Brito Arceo, que tiene 170 partidos a sus espaldas como colegiado de Primera, Segunda y Segunda División B, recibió una de las mayores "pañoladas" que se recuerdan en el Camp Nou. Este gran abucheo en el estadio del FC Barcelona pasó en diciembre de 1989, cuando tras señalar un penalti a favor del Sevilla fuera del área por casi dos metros, tuvo que salir del campo escoltado por antidisturbios. El club catalán incluso emitió un comunicado recriminando la actuación del colegiado. Aquello hizo que Brito Arceo no volviera a arbitrar al Barcelona durante tres temporadas.

"Aquello fue un error humano, que tuvo una gran repercusión. Ese penalti fue fuera del área y lo reconocí en su momento. Las partes negativas también tienen sus cosas positivas, ya que sirvió para que más gente del mundo del fútbol me conociera. En aquella época lo pasé muy mal, pero tengo la conciencia tranquila", explicó el exárbitro.

El penalti señalado por Brito Arceo en el Camp Nou

Brito Arceo afirma que, con o sin el VAR, todo era más difícil, por lo que habiendo tenido esta tecnología ‘’lo hubiera consultado seguro’’. E incluso llega a decir que con el VAR se habría convertido en "uno de los mejores árbitros del mundo". "Tenía mucha personalidad, mucho carisma y el respeto de los jugadores", asevera.

Pero, no sólo por algunos errores fue protagonista en el mundo del balompié, sino también por los encontronazos que tuvo en su momento con varios directivos. Uno de ellos fue con el por entonces presidente del Atlético de Madrid, Jesús Gil.

En marzo de 1998 el máximo mandatario del club rojiblanco repartió entre su afición una carta que había enviado al árbitro tras su actuación en un encuentro de liga. En dicho papel se incluía su dirección. Debido a esto, Brito Arceo tuvo que acudir al Comité Técnico de Árbitros para denunciar estos hechos e incluso se vio obligado a intervenir para denunciar la situación. Gil se vio en la obligación de pedir disculpas públicamente y aseguró no haber reparado en el uso que harían los aficionados con la dirección del colegiado.

Concejal y concursante de Gran Hermano

El excolegiado tinerfeño fue concejal de su ciudad natal por el Partido Popular entre 2003 y 2011 y participó en la segunda edición de Gran Hermano VIP en 2005. En la casa de los famosos tuvo gran repercusión llegando a ser finalista. ‘’El dinero que gané se lo entregué a la Caja Rural. Yo me quedé solamente con unos 12.000 euros. Juro por mi familia que si yo tuviera ahora dinero pagaría todo lo que debo", comentó.

Brito Arceo en Gran Hermano VIP 2 | Telecinco

‘’Nunca entenderé a esas personas que ponen empeño en destruirte con mentiras. Para lo que yo he dado y como me he comportado con las personas, creo que se me ha pagado muy mal", concluye Brito Arceo, un colegiado que pasó del todo a la nada. Una situación que a veces ocurre en el mundo del deporte debido a las depresiones que sufren sus protagonistas, donde algunos llegan incluso a suicidarse.

COMPARTIR: