18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La periodista acaba de reeditar 'Reina de corazones' y afirma que: "Aunque Vargas Llosa cerró el círculo, creo que Miguel Boyer fue su gran amor"

Paloma Barrientos, autora: "Isabel Preysler tiene dos caras, la del misterio y la de no perdonar nada"

El Cierre Digital en Montaje sobre las dos portadas de 'Reina de Corazones' y la periodista Paloma Barrientos.
Montaje sobre las dos portadas de 'Reina de Corazones' y la periodista Paloma Barrientos.
La periodista Paloma Barrientos ha lanzado la nueva edición del libro 'Reina de Corazones'. La biógrafa definitiva de la socialité filipina Isabel Preysler. Una obra donde realiza una biografía exhaustiva por la vida de uno de los iconos de la crónica social. Desde su llegada a España hasta sus amores hasta las tragedias, la periodista afirma a elcierredigital.com, "Isabel Preysler. ha sido una mujer que siempre ha sabido manejar sus emociones y su vida privada".

Han pasado más de tres décadas desde que la biografía 'Reina de Corazones' viera la luz. En esta obra, la periodista Paloma Barrientos realizaba una radiografía a la socialité filipina Isabel Preysler. Una publicación que fue lanzada en noviembre de 1991 y que llegó acompañada de un gran revuelo mediático. 

Isabel es hoy uno de los iconos más notorios así como misteriosas de la crónica social nacional y cuya vida no deja de despertar interés, no solo a los medios de comunicación sino también a la opinión pública quien ha asistido a nuevos amores, polémicas, episodios desgraciados y rupturas de la que es conocida como la 'reina de corazones'. 

Portadas de ambas ediciones de 'Reina de Corazones'.

Dicen que la socialité filipina no tiene una heredera, que su figura evoca al lujo y, también, que cuenta con varias caras. Así lo ha reflejado la periodista Paloma Barrientos en esta nueva edición de 'Reina de Corazones' (Ediciones B), la biografía definitiva de la que fuera mujer del cantante Julio Iglesias. 

Y es que Isabel cuenta con una vida fascinante. Además de ser emblema de la jet-set y una mujer que conquistó a algunos de los hombres más importantes de nuestro país, es la matriarca de un clan que no dejará de ser un atractivo para la prensa nacional. "Isabel Preysler sigue siendo un personaje importante en la prensa del corazón y en esta actualización hay historias desconocidas de su primera parte y, también, de estos últimos años", revela la periodista Paloma Barrientos en conversación con elcierredigital.com. 

-Han pasado más de tres décadas desde la publicación de la primera edición de ‘La Reina de Corazones’ y han cambiado muchas cosas en la vida de la socialité filipina, ¿los lectores van a descubrir a una nueva Isabel?

-Una nueva Isabel no, una Isabel diferente. En este libro tenemos la cara A, la cara B y, también, tendremos la cara C. Efectivamente Isabel Preysler sigue siendo un personaje importante en la prensa del corazón y, en esta actualización, hay historias desconocidas de su primera parte y, también, de estos últimos años

-¿Qué caracteriza a Isabel Preysler, una mujer que según reza el título de tu libro se ha consagrado como la ‘reina de corazones’?

-Isabel Preysler ha conseguido lo más difícil, es decir, a una mujer que ha tenido tres maridos, un novio y unas relaciones sentimentales la hubieran calificado de otra manera y la hubieran criticado. Pero Isabel ha sabido manejar siempre sus emociones y su vida privada. No ha sido criticada por sus relaciones amorosas ya que, insisto, en el caso de otra mujer si se hubiera dado esto. 

Isabel Preysler junto a Julio Iglesias.

-Según cuentan, desde que llegó a Madrid utilizó sus armas de mujer para entrar en los círculos de la alta sociedad madrileña.

- Cuando ella sale de Manila tenía 18 años recién cumplidos por una relación con un chico que era dos años mayor que ella. En aquellos años todo era muy diferente. Por aquel entonces, varios de sus tíos y tías tenían relación con el poder, con las altas esferas y fue donde ella se introdujo. De hecho, las hermanas de su madre, quien era una señora estupenda y muy religiosa, tenían muy buena relación con el mundo diplomático y fue entonces cuando conoce a Carmen Martínez-Bordiú quien por aquel entonces era la súper nieta porque Franco todavía vivía. 

-Una de las últimas apariciones públicas ha sido junto a su hija Tamara, de la que dicen que es su heredera, y su yerno Iñigo Onieva, ¿cómo cree que la relación entre ambos?

-Isabel Preysler es muy lista. Sabe manejar su vida y yo creo que aunque te guste más o menos el marido o esposa de tus hijos, vas a hacer todo lo posible para que la cosa funcione. En este caso, a lo mejor Iñigo Onieva es un marido ejemplar durante toda su vida. 

-Volviendo a su llegada a España, Isabel se enamora de Julio Iglesias. Una relación un poco tormentosa por sus infidelidades, ¿fue este el detonante para que Isabel comenzara a salir con mayor libertad?

-Sí, yo creo que sí. Por aquel momento, Isabel era muy joven, tenía tres hijos y estaba sola. En el mismo edificio en el que vivía, residía también Carmen Martínez-Bordiú, que también estaba a punto de separarse, y tuvieron su vida loca. Se marchaban, viajaban, etc...El detonante, por supuesto, fueron las infidelidades de Julio.

Isabel Preysler en su juventud.

-Después del cantante llegó el marqués...

-Sí, ellos comienzan a vivir en el chalet de Arga en El Viso el cual compró el Marqués de Griñón y cuando llegaban los fines de semana se iban al campo, a Casa de Vacas, la finca de Carlos Falcó. Los que disfrutaron mucho del campo fueron Julio José y Enrique. Hay que recalcar que Isabel no cambia su vida por el campo, de hecho, ella siguió asistiendo a diversas fiestas con la aristocracia y a las que antes no tenía acceso. 

-En un programa de televisión, Tamara Falcó afirmó que “mi madre no hubiera dejado a mi padre si no hubiera enamorado locamente de Tío Miguel", ¿qué opina al respecto?

- Isabel estaba encantada con el marqués de Griñón porque la cuidaba y mimaba mucho pero, según la cronología del libro, en la última parte de su matrimonio con Carlos Falcó la relación con Miguel Boyer era absolutamente incipiente. Ellos se conocen en Las Lentejas de Mona Jiménez, una señora peruana que además facilitó la famosa entrevista que realiza Isabel a Mario Vargas Llosa. Yo creo que lo suyo fue un amor absoluto y, también, que Miguel fue el gran amor de su vida. 

-Cuando Isabel comienza con Miguel, en la crónica social reinaba un grupo conocido como la beautiful people. La prensa rosa condicionaba la política y, antes de conocerse el romance, Boyer anuncia su dimisión. A los pocos días llegan los titulares y una recordada portada de la revista ‘tiempo’ cuyo titular rezaba: 'A Miguel le tocó la china'. 

-Antes de que fuera oficial el romance de Miguel Boyer e Isabel Preysler, Miguel era ministro de Hacienda y Economía y quien, más o menos, filtra la información era del sector de Alfonso Guerra. En aquel momento, había una lucha encarnizada  en el marco de la política entre Alfonso Guerra y Miguel Boyer. Uno era 'el descamisado' y el otro, como lo denominó Guerra, la 'izquierda caviar'. 

Por aquel entonces había revistas de información general como lo era la revista Tiempo, en la que salió por primera vez el cuadernillo de la vida de Isabel, y cuyo director era Julián Lago y quien publicó la fotografía de 'Boyer con la china'. Fue en una fiesta que tuvo lugar en la discoteca Joy Eslava. Miguel Boyer estaba casado con Elena Arnedo e Isabel Preysler con el marqués de Griñón, de hecho en la fotografía se puede ver como detrás de ellos está Carlos Falcó.

Fotografías inéditas de Isabel Preysler.

En aquel momento Miguel Boyer retiró, por esa portada, la publicidad institucional de la revista. Posteriormente, dimitió oficialmente, se separó de Elena Arnedo y se fue a vivir, primero al Ministerio de Economía y luego al Chalet de El Viso. También hay un dato que siempre contamos los más veteranos que cuando todavía era ministro de Economía o el superministro de moda, Miguel Boyer entraba en la parte trasera de un coche tapado con una manta. 

-Miguel Boyer e Isabel Preysler formaron parte de la Beautiful People, un grupo que sería difícil de resucitar...

-Ese grupo no se daba en la prensa rosa sino en la prensa de información general en revistas como Tiempo, Época, Tribuna o periódicos como El País o Diario 16. Se daba por las demandas, corrupción, juicios por malversación de caudales públicos etc, etc. Imagínate a todo ese grupo de personajes en las redes sociales.  

-Junto a Miguel Boyer realmente vivió una historia de amor pero marcada por los ataques de Ruiz Mateos y, además, los bamboleos ideológicos del ex ministro de Economía...

-Miguel Boyer sufrió los ataques de Ruiz Mateos tras la expropiación de Rumasa y, posteriormente, cuando se fueron a Puerta de Hierro surgió la historia de los catorce cuartos de baño en aquella casa que fue apodada por Alfonso Usa como 'Villa Meona'. En aquel momento, Ruiz-Mateos pagaba a  personas para que orinaran a las puertas de la casa o llevaba alrededor de ochenta retretes para colocarlos justo en frente donde estaba construyendo la casa de Miguel Boyer.

-Su última ruptura fue junto al Premio Nobel Mario Vargas Llosa, ¿cree que le habrá dejado huella?

- Vargas Llosa cerró el círculo y estuvieron ocho años juntos y de hecho a pesar de que ella ha afirmado que su ruptura con él no le afectó, yo creo que sí. 

-¿Cual cree que fue el amor de la vida de Isabel Preysler?

-Yo creo que ha sido Miguel Boyer. Con Julio Iglesias se casó porque estaba embarazada; con el Marqués de Griñón  porque la cuidaba, como dijo Tamara, y Miguel Boyer fue el gran amor, pero ni era de su mundo, ni lo hubiera sido nunca si no hubiera sido por Mona Jiménez.

-Isabel es una figura pública de la crónica social aunque, también, una de las mujeres más misteriosas de la prensa rosa, ¿como es la socialité en la intimidad?

-Todos los que la hemos conocido y estado en su vida, creemos que tiene una Cara A y una Cara B. Por un lado, el misterio y el haber sabido controlar todas sus apariciones públicas, cosa que ahora no hace porque lo cuelga en su perfil de Instagram. Y, por otro lado, la cara donde controla todo, donde no perdona, a diferencia de su hija Tamara que siempre perdona. Ella ha sabido crear, a su alrededor, un círculo de estabilidad y de tranquilidad con sus maridos que no todas las mujeres saben hacerlo. 

-Un ambiente de estabilidad también con todos sus hijos aunque sean de diferentes matrimonios...

-En ese aspecto ha sido perfecta. Miguel Boyer no llevó 'su mochila' a ese matrimonio y los hijos lo pasaron muy mal, sobre todo Laura quien sufrió muchísimo. Yo creo que nunca superó ese abandono por parte de Miguel Boyer, y en el caso de los hijos del Marqués de Griñón, también cuando eran pequeños. Ellos vivían muy bien ellos pero, en su momento, tampoco fueron felices en el tiempo que vivieron juntos en la calle Arga.

Una fotografía de Isabel Preysler con tan solo 15 años. 

- Mucho se ha hablado sobre una posible heredera de Isabel, ¿quién cree que puede asumir el legado de la socialité?

-No hay digna sucesora. Tamara ha conseguido que no se le identifique con ninguna marca y creo que ese ha sido su gran triunfo, mientras que Chábeli tampoco y en el caso de Ana, actualmente, está en esa etapa de dedicarse a ser influyente. 

-¿Cree que Isabel, una mujer que controla las publicaciones sobre su vida, habrá recibido positivamente la publicación de 'Reina de corazones'?

-A mi lo que me interesa es que se vea que es Historia de España. Es decir, la vida de Isabel Preysler está mezclada con el franquismo, la democracia, la lucha de poderes, la corrupción, la intelectualidad, los premios Nobel, o sea, con todo. Es un recorrido por las esferas de España a través de su vida.

-¿Cree que Isabel llegará a leer su libro?

- No creo que lo llegue a leer. 

COMPARTIR: