18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exalcalde de Marbella ha ingresado en el Hospital Costa de Sol, donde le acompaña su esposa Maite Zaldívar, por el cáncer que sufre

Julián Muñoz, ingresado de nuevo: "Por ahora está bien y contesta a los Whatsapps"

El Cierre Digital en
/ Maite Zaldívar y Julián Muñoz.
El exalcalde de Marbella Julián Muñoz no atraviesa su mejor momento de salud. Tras ser ingresado en el Hospital Costa del Sol, el ex político "se encuentra estable y contestando Whatsapps", según fuentes cercanas. Su 'mujer' Maite Zaldívar, con la que contrajo matrimonio este año, no se separa de él. Un hecho que ha sorprendido puesto que podría esconder diversos intereses ya que, en la actualidad, Zaldívar mantiene una relación con el hostelero Fernando Marcos.

El ex alcalde de Marbella Julián Muñoz no atraviesa su mejor momento. El que fuera pareja de la tonadillera Isabel Pantoja ha vuelto a ingresar en el Hospital Costa del Sol ubicado en el municipio malagueño de Marbella. 

La salud del ex político, que padece un "cáncer galopante" desde hace varios meses, ha sufrido un nuevo revés. Tal y como ha trascendido en algunos medios de comunicación, la situación del ex alcalde "es muy crítica". Sin embargo, según ha podido saber elcierredigital.com a través de fuentes cercanas al exalcalde "por ahora se encuentra bien y está contestando incluso a los Whatsapps".

Hasta el hospital donde Julián Muñoz se encuentra ingresado se han desplazado numerosos rostros de su entorno familiar. Uno de ellos ha sido Maite Zaldivar, con quien contrajo matrimonio este año. Un hecho que sorprendió a la crónica social nacional ya que ella mantiene una relación desde hace dos décadas con el hostelero ceutí Fernando Marcos, quien también ha acudido al centro sanitario junto a su pareja, Elia -una de las dos hijas del matrimonio-y una de sus nietas.  

 

Fernando Marcos, intimidado por la comunidad gitana: las amenazas e  insultos que ha recibido tras su paso por 'Supervivientes'

Fernando Marcos y Maite Zaldivar.

Como mencionábamos, el matrimonio entre Maite Zaldivar y Julián Muñoz fue toda una 'bomba' informativa. Y no solo ha sorprendido que desde que el ex político anunciara que padecía una grave enfermedad su mujer se volcara en su cuidado, sino que ha sido ahora cuando han vuelto a pasar por la vicaría, un matrimonio que podría esconder una serie de intereses tras más de dos décadas desde que firmaran el divorcio. 

Desde el año 2004, Zaldivar mantiene una relación con Fernando Marcos quien se ha blindado en torno a ella así como al expolítico aunque, en la actualidad, mantiene un perfil bajo frente a los medios de comunicación.

 

La historia de Maite Zaldivar y Julián Muñoz

La historia de amor entre Maite Zaldívar y Julián Muñoz comenzó a forjarse en los años 70 del siglo pasado y culminó en matrimonio en 1974. Fruto de esta unión nacieron dos hijas, llamadas Eloisa Muñoz y Elia Muñoz. Posteriormente, Julián Muñoz alcanzó la fama rápidamente al convertirse en alcalde de Marbella con el partido GIL. Sin embargo, su suerte cambió en enero de 2003, cuando conoció a Isabel Pantoja en la Feria Internacional de Turismo en Madrid, iniciando una relación secreta a espaldas de Maite Zaldívar.

Volviendo a la relación entre Zaldívar y Muñoz, tal y como se desveló en la docuserie del exalcalde de Marbella 'No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad', ni Maite ni Julián tenían mucho dinero al conocerse y decidieron invertir sus ahorros en  Marbella abriendo un local que se llamó Maite I. Un tiempo después, contando con aproximadamente 400.000 pesetas que tenían entonces, decidieron inaugurar un nuevo establecimiento en Puerto Banús, donde comenzaron ofreciendo comidas para los obreros bajo el nombre de Maite II.

Maite Zaldívar desvela su gran discusión con Julián Muñoz y la verdad de  las fotos del Día de Andalucía

Maite Zaldivar, Julián Muñoz e Isabel Pantoja.

Todo cambiaría para la pareja cuando en 1989 su restaurante acogió la comida de todos los hombres de Jesús Gil y Gil, con los que preparaba su nuevo partido –Grupo Independiente Liberal–, donde Julián Muñoz y Maite Zaldívar entablaron amistad con José Luis Giménez –mano derecha de Gil–. De esta amistad surgió la propuesta de incluir a Maite en su lista de partido como concejal de Fiestas, que esta rechazó y ofreció a Julián Muñoz. A partir de entonces, el local de Julián y Maite empezó a encargarse de las barras y la organización de las fiestas de Gil.

En 1991 Jesús Gil quería que Maite Zaldívar ingresara en su partido político GIL (Grupo Independiente Liberal), pero ella insistió en que fuera su marido Julián Muñoz el que fuera en las listas del partido –creado ad hoc por el polémico expresidente del Atlético de Madrid–. 

El final del primer matrimonio y la situación actual

Como ya informó este medio, el sueño de Maite y Julián en Marbella se vio afectado con la llegada de Muñoz a la alcaldía de Marbella. Durante ese tiempo, se investigaron varios delitos de cohecho y sobornos en el marco del conocido como ‘caso Malaya’. Fue a finales de 2002 y principios de 2003 cuando Julián Muñoz comenzó a transferir los fondos ocultos en el extranjero, principalmente en Suiza, a su familia y a Isabel Pantoja.

Para mover el dinero, Julián contó con la ayuda de Maite, sus hijas y su cuñado Jesús Zaldívar, quien actuó como intermediario. Maite y Jesús abrieron cuentas en Gibraltar y Marbella, a través de la sociedad Meja INC en Delaware, para recibir los fondos desde Suiza. Una vez en Marbella, el dinero era retirado en efectivo y depositado en cuentas controladas por los Zaldívar.

Estas transacciones se llevaron a cabo entre 2003 y 2006, con reintegros por valor de 601.016,79 euros desde Meja INC y depósitos por valor de 601.100,90 euros en las cuentas de los Zaldívar. Todo encajaba. Maite también se involucró en varias sociedades para aumentar su patrimonio, incluyendo la compra de una vivienda en Marbella a un precio muy bajo.

Julián Muñoz confiesa lo que siente por Mayte Zaldívar tras sus años de  silencio:

Maite Zaldivar y Julián Muñoz.

Según la Fiscalía, estas acciones fueron una contraprestación por los favores recibidos por Muñoz como alcalde. El patrimonio inmobiliario de la pareja se completó con un chalet a nombre de sus hijas, adquirido sin coste alguno gracias a un préstamo hipotecario.

Por estos hechos, Maite Zaldívar fue condenada a pagar una multa de más de dos millones de euros y a dos años y seis meses de prisión. Sin embargo, la exmujer de Julián Muñoz logró el tercer grado poco tiempo después y, tras haber protagonizado diversos regresos a los platós de televisión donde explicó toda su historia, ahora se vuelve a mostrar cercana con Julián Muñoz tras el anuncio de su avanzado cáncer, que fue revelado cuando ellos ya se habían vuelto a casar.

Ahora, son cada vez más miradas las que se fijan en el recién revelado matrimonio entre Zaldívar y Muñoz, el cual no atraviesa su mujer momento tras el último ingreso del ex alcalde de Marbella en quien se ha volcado el entorno más íntimo del entonces político. 

COMPARTIR: