19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La primogénita de los reyes Felipe y Matilde tiene 22 años, sabe cuatro idiomas, es una apasionada de los deportes y toca el piano

Así es Elisabeth de Bélgica, la futura primera reina belga: Sus hobbies y estudios en Harvard

Elisabeth de Bélgica.
Elisabeth de Bélgica.
Elisabeth de Bélgica se mudará a vivir a EEUU tras las vacaciones de verano para continuar su formación en la Universidad de Harvard, en Boston, donde estudiará dos años de posgrado en Políticas Públicas. De esta forma, seguirá los pasos de su padre, el rey Felipe, que estudió en la Universidad Stanford de California. La duquesa de Brabante continuará su formación para convertirse en la primera reina de Bélgica. Es una apasionada de la vida, habla cuatro idiomas y, además, es sencilla y humilde.

La princesa y heredera Elisabeth de Bélgica se mudará a vivir a Estados Unidos tras las vacaciones de verano para continuar su formación en Boston. Así lo ha comunicado el palacio real belga que, tras haber terminado el grado de Historia y Política en Oxford (Inglaterra), ha confirmado que hará un intercambio de educación internacional al haber sido seleccionada para un Premio Honorario del Programa Fulbright.

Para poder acceder a la Universidad de Harvard, en Boston, tuvo que pasar unas pruebas de ingreso que superó satisfactoriamente. En su nueva universidad la duquesa de Brabante estudiará dos años de posgrado en Políticas Públicas. De esta forma, seguirá los pasos de su padre, Felipe de Bélgica, que también completó sus estudios en EEUU, una maestría en Ciencias Políticas en 1985 y en la Universidad Stanford, en California.

La heredera al trono belga podrá disfrutar de una vida más tranquila, alejada del foco mediático de su país. Este paso supondrá uno de los que completarán su formación de cara a convertirse en reina algún día, al igual que lo hizo su padre tras la abdicación de su propio padre, el rey Alberto II, y abuelo de la joven, que tuvo lugar en 2013.

Al igual que la duquesa de Brabante, otras herederas europeas como Leonor de Borbón o Ingrid Alexandra de Noruega, también completarán su formación, pero de forma diferente. La heredera española se trasladará a Pontevedra para ingresar en la academia naval de Marín, mientras que la heredera noruega cumplirá su servicio inicial en el Batallón de Ingenieros de la Brigada Norte.

Biografía de la futura primera reina de Bélgica

Élizabeth Thérèse Marie Hélène nació el 25 de octubre de 2001 en Bruselas, en el Hospital Erasmus de Anderlecht. En el mismo hospital nacerían posteriormente sus hermanos pequeños. Es la heredera al trono de Bélgica al ser la primera hija de los reyes Felipe y Matilde de Bélgica y, por lo tanto, sucederá a su padre cuando este abdique o fallezca.

Imagen

Elisabeth de Bélgica.

Dos meses después de su nacimiento, el 9 de diciembre de 2001, fue bautizada en la Capilla del Castillo de Ciergnon, con el príncipe Amadeo de Bélgica, su primo, y con la condesa Elena d'Udekem d'Acoz, su tía materna, como padrinos. Este acto fue de tanta importancia, que el Cardenal Godfried Danneels lo ofició en las tres lenguas que se hablan oficialmente en el país, francés, alemán y holandés.

La heredera al trono belga tiene tres hermanos, los príncipes Manuel y Gabriel, y la princesa Leonor. Con ellos mantiene una muy buena relación tal y como se puede apreciar en cada uno de los eventos a los que acuden, y en los que siempre gobierna la profesionalidad de los cuatro hijos de los reyes Felipe y Matilda.

La princesa Elisabeth de Bélgica comenzó estudiando en el Sint-Jan Berchmanscollege, un centro situado en Bruselas que se centra en una educación neerlandesa. Por este centro también pasaron otros miembros de la familia real. La princesa habla, además del belga, el inglés, francés y alemán. En 2018, continuó su formación académica de Bachillerato Internacional en Gales, en uno de los centros más prestigiosos, el United World College of the Atlantic.

La duquesa de Brabante acudió en 2006 como dama de honor a la boda de su tía materna Elizabeth. Un rol que repetiría cinco años más tarde en la boda de su otra tía. En 2014, también acudió al matrimonio de su primo y padrino, el príncipe Amadeo de Bélgica, con Lili Rosboch.

En 2013, el rey Alberto II y abuelo de la princesa Elisabeth decidió abdicar en su hijo Felipe de Bélgica, lo que convirtió a este último en el nuevo rey de Bélgica. Tras su coronación, Elisabeth fue nombrada heredera al trono de Bélgica, condición que fue acompañada del título de duquesa de Brabante. Elisabeth podrá ser reina en un futuro convirtiéndose en la primera mujer en reinar en su país gracias a la abolición de la Ley Sálica en 1991, que no lo permitía.

Humilde y apasionada por la vida

En 2020 comenzó su formación en la Real Academia Militar de Bruselas, en la que estuvo un año aprendiendo. Un año después comenzó el grado de Historia y Política en el Lincoln College de Oxford, en Reino Unido. De esta forma, pudo llevar una vida normal de una joven de 19 años viviendo en una residencia estudiantil con sus compañeros de clase. Es una princesa sencilla y humilde.

Imagen

Elisabeth de Bélgica durante su formación militar.

Su familia la describe como una joven creativa, que le gusta dibujar y leer. Además de los cuatro idiomas que sabe hablar, sabe tocar el piano y practica ballet. Es una apasionada de los deportes como el esquí, natación, ciclismo, tenis y vela. Sus padres la describen como una joven apasionada por la vida.

Las revistas de moda siempre han destacado que es una de las monarcas europeas con mejor estilo, que dicen ha heredado de su abuela, la reina Paola, quien, según diferentes revistas de Nueva York, fue un icono estilístico de alta costura de los sesenta.

Se puede afirmar que el futuro de la corona belga está en muy buenas manos para cuando se convierta en la primera reina de Bélgica en la historia. Antes, deberá terminar de formarse para estar perfectamente preparada.

COMPARTIR: