20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Cuando mayo se convierte en "Rocio"

Luisa, Manuel Lombo y Pilar, participando en las actividades del lunes de Pentecostés. Después de algunos días ya, el cansancio aflora en los rostros.
Luisa, Manuel Lombo y Pilar, participando en las actividades del lunes de Pentecostés. Después de algunos días ya, el cansancio aflora en los rostros.

Si a alguno de los que estuvimos en el traslado (que se celebra cada siete años) en agosto de 2019 (intensas horas de recorrido por la Aldea y toda la noche caminando, acompañando a la Vírgen hasta Almonte) nos hubieran, ni siquiera insinuado, lo que iba a ocurrir siete meses después no nos lo hubiéramos creído.
Pero por responsabilidad, y porque todos y cada uno de nosotros debemos poner de nuestra parte, y eso incluye guardar distancia de seguridad, evitar aglomeraciones, etc.

La junta de gobierno de la Hermandad Matriz de Almonte (Huelva), y porque no podría ser de otra forma, ha tomado la decisión de suspender, al igual hizo el año 2020, la Romería de El Rocío. También el traslado de La Blanca Paloma desde la parroquia de Nuestra Señora de La Asunción de Almonte hasta El Rocío.Igualmente, las asambleas preparatorias, asamblea general de Presidentes y Hermanos Mayores, y el cabildo de elección de Hermano Mayor.

La Hermandad Matríz de Almonte y su presidente, don Santiago Padilla Díaz de la Serna, han hecho público un  Comunicado Oficial, muy emotivo. Lo suscribe, la Secretaria de la misma, doña Inmaculada Ríos Barragán.

La Romería del Rocío es la más multitudinaria de España. La leyenda dice que en el siglo XV un hombre estaba de caza en La Rocina, (actualmente Almonte) y encontró la imagen de la Vírgen junto a un árbol.

Hasta el siglo XVll la celebración era sólo un día, el 8 de septiembre, constaba de: Procesión con la imagen de la Vírgen, misa solemne y sermón. Con el tiempo iría evolucionando hasta llegar a la actualidad.

Los documentos acreditan que la romería data del año 1653 cuando el pueblo de Almonte nombró patrona a la Vírgen del Rocío, conocida anteriormente como Vírgen de las Rocinas.
La primera Hermandad Filial del Rocío es la Hermandad de Salúcar de Barrameda, fundada en 1677.

La peregrinación anual a la Ermita de la Aldea del Rocío la hacían las cinco Hermandades Filiales Fundacionales: Sanlúcar de Barrameda, Villamanrique, Pilas, La Palma del Condado, Moguer.

La Coronación Canónica de la Vírgen del Rocío fue aprobada en Roma en 1918, el 8 de septiembre. Benedicto XV era el Papa. El 1919, el 8 de junio, coincidiendo con la romería, el Cardenal Almaraz, Arzobispo de Sevilla coronaba a la virgen en El Rocío.

A esta celebración acuden personas de los cinco continentes.

En este momento existen 125 hermandades filiales, la última en llegar ha sido Linares.

Bruselas también tiene hermandad filial.

El Rocío también lo componen otros grupos rocieros que no son hermandades, pero están reconocidos por la Hermandad Matriz. Dieciséis en Andalucía, nueve repartidos por el resto del territorio español, y nueve internacionales: Bolibia, Brasil, Australia, Puerto Rico, y cinco en Argentina.

Un grupo de amigos en El Rocío.

Entre las que más peregrinos llevan están: Huelva, Almonte, Triana, Sanlucar de Barrameda, Emigrantes de Huelva (su origen lo encontramos en un grupo de emigrantes onubenses en Alemania).

El día 14 de junio de 1993 El Papa Juan Pablo ll estuvo en la Ermita, entró a rezar por la puerta que está frente a la marisma.

La Romería del Rocío también está representada en una obra pictórica. Titulada: Romería del Rocío. El autor es un gaditano, hombre instruido: Salvador Viniegra y Lasso de la Vega.
En 1905 el autor lo cedió al Museo de Arte Moderno de Madrid, en el que estuvo hasta 1971, a partir de ahí en El Museo del Prado.
Obra muy galardonada, en 1897 el artista lo presentó en la Sala Dante de Roma, después en varias Exposiciones Internacionales donde cosechó varias medallas de oro.

Otro año más los caminos se quedan desiertos y la arena pide compasión al olvido. Huérfanos los peregrinos que hablan sin palabras, lágrimas perdidas en una Salve, la fe como único testigo.
Las hermandades, las carretas y el Simpecado dibujan recuerdos venciendo al tiempo. Las candelas se desangran y gritan buscando el secreto.
Las amapolas se colocan el traje de la alegría y despiertan al templo.
La madrugada se encadena a sus andas, otra vez, acariciando un sueño imposible...

En noches como esta, siempre pienso en ti, Rocío...

"(...) y todo lo dejo en ti,/ todo lo pongo a tu lado,/ en la Salve que no sé/ en todo lo que digo/ y en todo lo que me callo./ (...). Yo no sé si te valdrá/ pero es todo lo que traigo./ Aunque en el fondo del alma,/ como un rescoldo sagrado,/ traigo también la esperanza/ de mejorar con los años./ Ante tu nombre, Rocío,/ me vacío sin engaños.". (extracto de: ¡Cuanto tiempo Rocío sin ti!).

Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: