23 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Máximo González

Nuevo PSOE

¿Y si se atrevieran todos los socialistas jubilados, jóvenes aún, con experiencia demostrada, con el aprendizaje necesario para la gobernanza de un país, junto a los desencantados y/o expedientados a formar un nuevo y verdadero PSOE llevando en su programa electoral los verdaderos valores de todo lo conseguido en épocas pasadas y que ayudaron a conseguir los logros y beneficios que todos y todas disfrutamos en la actualidad y de lo que muchos aún añoran hoy en día? ¿Qué pasaría?

Seguramente las farmacias acabarían con buena parte del paro de este país al quedarse sin reservas de “Valiums, lorazepanes o trankimacinas y similares por la cantidad de empleados que tendrían que contratar para atender la avalancha de solicitudes de esos “tranquilizantes” por parte de los  componentes del PSOE actual al ver su “Castillito” en el aire.

Alguna vez alguien de este partido y por el bien de todos, tendrá que dar un puñetazo en la mesa y volver a poner las cosas en su sitio; en el sitio desde donde no se tendrían que haber movido nunca.

Ante lo que desgraciadamente está ocurriendo actualmente sin que nadie se atreva más que a levantar la voz en los corrillos, en los bares, en los parques, etc., o  escribiendo artículos bien estructurados, o hacer unos debates brillantes con las correspondientes críticas hacia lo que pasa tanto en algunas cadenas de la TV o de la Radio en las que aún se puede hablar claro, no pasa de ahí la cosa.

Hay ciertamente muy buenos artículos de opinión de expolíticos criticando los atropellos que están ocurriendo en nuestro querido país, pero de ahí no pasa como decía antes.

Cuando se cesan a los discrepantes, desaparecen la democracia y  la libertad y entonces aparecen el totalitarismo y el abuso de poder.

Cuando desaparece la autocrítica de las instituciones y no se predica con el ejemplo, ni se limpia ni se sanea lo nocivo por  la buena salud de la sociedad, dando el correspondiente ejemplo ante los demás, se está consolidando un “quiste maligno” que terminará como la metástasis, corrompiendo al resto del cuerpo.

El Gobierno en enero de 2020.

Hace muy poquitos días, Rosa Díez, por poner un ejemplo reciente,  escribió un artículo muy bueno para ser leído, pero yo me pregunto: ¿Ha servido de algo?

También hace un par de semanas, Joaquín Leguina y Nicolás Redondo Terreros han sido expedientados  y casi expulsados del PSOE y ante su queja: ¿Qué se ha hecho?

Anteayer sin ir más lejos, ha sido cesado Javier Cárdenas de Europa FM porque, según dijo él mismo, realizó críticas políticas hacia el Gobierno por la que está cayendo en nuestro país y yo lo que digo es que aunque se vayan “tapando” bocas a todos los discrepantes, siempre quedarán otros que continuarán defendiendo la justicia, la verdad y la libertad y darán más pronto que tarde, “la vuelta a la tortilla” sin que ello pueda evitarse.

¿Quién en su sano juicio puede creerse que no se hayan cambiado ni dimitido a ninguno de los ministros que empezaron la legislatura? ¿Tan bien lo están haciendo todos que no se les puede ni toser, ni sustituir por alguien más efectivo? ¿Es que todos, sin excepción están dando ejemplo a la sociedad y están siendo defensores a ultranza de nuestro sistema legislativo, ese que por cierto ha servido para que ellos puedan estar dónde están?

¿Qué logros han conseguido algunos de los ministerios que ni se les escucha,  sin se les ve, ni se sabe lo que hacen ni lo que producen?

Lo único cierto, que sí sabemos, a través de los Presupuestos Generales del Estado es lo que cuestan y lo que gastan; eso sí; pero lo que producen y en qué se lo gastan, nada de nada.

Y yo, ante tanta hipocresía, rodillo y oportunismo, solo digo que por qué razón todos los desengañados de lo que está haciendo mal su partido no se deciden a unirse y a coger las riendas o mejor, coger las riendas de “otro nuevo carro” y empiezan a enderezar el maltrecho rumbo que está siguiendo el “carro viejo” encallado actualmente en el fango del autoritarismo?

Lástima que no se apliquen el sabio refrán español que dice: “comida para hoy, hambre para mañana” porque, la rueda de una bicicleta pinchada, admite determinados “parches” pero de seguir por el mismo camino elegido, tanto “pinchazo” y tanto “parche”, hará por “explotar” la rueda  y entonces no quedará más remedio que cambiarla por otra.

Por otro lado, el Consejo de Estado, formado por los expresidentes anteriores, ¿por qué no se reúne con el Rey y con el Presidente del Gobierno para juntos buscar una respuesta firme y consensuada ante estos retos tan sumamente importantes?

Dar la imagen de “unidad” de las más altas Instituciones del Estado en estos momentos tan delicados, sería un muy buen mensaje a la ciudadanía que todos y todas agradecerían y ya lo dice el refrán: “Cuatro ojos ven más que dos”.

Y otra cosa: ¿Qué opina sobre lo que está pasando últimamente en España por ejemplo con la cesión de las cárceles al País Vasco, con los indultos de Cataluña  y la crisis con Marruecos? ¿Dónde está una mínima reunión de “consenso” con el Gobierno para “dejarse aconsejar” o simplemente escuchar otro punto de vista ante esos “graves” problemas  “nacionales” que no sean solamente los del Consejo de Ministros?

Es que si siguen cediendo competencias a las autonomías “para tenerlas contentas”, al final, el que sobrará será el Gobierno Central; esa será una conclusión lógica si esto sigue así.

Y de hecho, como está ocurriendo con la respuesta de éstas sobre la “Pandemia”, los resultados están demostrando que unas autonomías fuertes, cada vez necesitan menos a “Papá Estado” y no se trata de eso pues la desigualdad entonces aparecería  y la “guerra por su cuenta” de cada una, nada ayudaría a los más necesitados.

El Gobierno Central, debe gobernar para todo el país en igualdad de derechos, obligaciones y oportunidades, no es el gobierno del PSOE.

¿Qué prisa existe y/o demanda social urgente y/o agitación en la sociedad hoy en día, pues casi ni podemos salir de casa,  como para que precipitadamente y sin consenso de ningún tipo, tenga que “contentarse” a los que quieren ir por libre y además alardear de que volverán a hacer lo mismo?

¿Alguien se imagina que si a un pederasta o a un terrorista se le oyera decir algo parecido se le indultaría?

¿No es el fin de las condenas el intento de la reinserción de todo tipo de delincuentes a la sociedad? Entonces: ¿A dónde vamos? ¿Qué mayoría aplastante de la sociedad cambia las normas actuales? ¿Con qué autorización y/o mandato el Gobierno que nos gobierna a todos, por cierto, el de menor apoyo electoral recibido desde la instauración de la Democracia en nuestro país, actúa? ¿Llevaba esta promesa en su programa electoral acaso?.

Por tanto, lo más aconsejable sería en estos momentos, un buen Gobierno de “tecnócratas” como está ocurriendo en Italia, con unos buenos “gestores”, no “políticos” que ayudaran a enderezar este “maltrecho y torcido” rumbo elegido o un gobierno de Concentración Nacional formado por los partidos mayoritarios y defensores de la Constitución o se convocara a las urnas a los ciudadanos para que ellos mismos eligieran libremente y en conciencia a quienes  consideraran más eficientes para resolver sus problemas diarios.

El PSOE de hoy poco tiene que ver con el PSOE que tanto colaboró con la llegada de la Democracia a nuestro país y prueba de ello es la cantidad de voces “discordantes”  de muchos socialistas y simpatizantes hacia las directrices actuales del partido y que cada día que pasa, están siendo más numerosas.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: