22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Juan Pérez de Mungía

El Tirano Teflón

El presidente Pedro Sánchez.
El presidente Pedro Sánchez.

Pedro Sanchez no aportó, por supuesto, las cifras de muertos de la pandemia que prometió entregar por la tarde al periodista que se la pidió. Pero esa promesa luego incumplida le calló. Por un momento. Como se conoce en la criminología, el criminal bondadoso sostiene su mendacidad, con nuevas mentiras hasta el extremo de matar a quien le reclama verdad. Aprovechando la buena fe no le importa ejercer de bufón del gobierno, e ignora una y otra vez que solo el esclavo puede creer que el amo dice la verdad. Y la esclavitud desapareció por fortuna. De su impudicia, de su negligencia, de la criminal gestión del gobierno, de su farsa se ha dicho de todo, pero como el inefable producto, teflon, todo, absolutamente todo le resbala. Y no duda en rodearse de conversos que de un modo u otro tienen tanto que agradecer para ocultar su patética ignorancia. Y todos confinados pero él y sus turiferarios se escapan en cumplimiento de su deber. Lo mejor es tener eunucos porque solo éstos serán fieles y no se mezclaran con el pueblo. Una vieja táctica del absolutismo monárquico. Se aproximan día a día los 1400 de Calígula, un cúmulo de absurdas y temerarias decisiones donde primaba crear confusión entre sus vasallos.

No se trata unicamente de que desconociendo el lenguaje natural publique en el artículo 5 del Real Decreto del estado de alarma lo contrario de lo que quiere decir, o que Calvo diga por sistema en sus respuestas lo contrario de lo que se supone son sus intenciones, de modo que la perplejidad de la Cámara produce eventos tan grotescos y risibles como decir que el PP no quiere ir contra la Constitución, o que no hay que acreditar la reputación de aquellos que nunca la tuvieron en respuesta a Vox. Podría pensarse que este tipo de contradicciones o las sesudas afirmaciones de una analfabeta como Celaá no respondan tanto a una anomalía mental como que respondan al propósito de confundir. Cuando tantas veces se repite indica simplemente desvarío decrépito o una inefable estrategia política tan contradictoria como Sanchez, que hace exactamente lo contrario de lo que promete. Se adivina en ello que es la única manera de representar a todos, según Redondo.

Y resulta que de ninguna manera podemos esperar al redentorismo socialcomunista, queremos nuestra vida y la queremos ya. El estado de alarma suspende la Constitución por vía reglamentaria, como se suspende por via reglamentaria la independencia del Consejo General del Poder Judicial, en esa política tan destructiva que se atribuye a Pablo Iglesias cuando quien la ejerce personalmente es Pedro Sánchez en una repetición tan manida como aquella de distribuirse los papeles de policía bueno y policía malo propio de cualquier policía política. La política de las cloacas tan propia del socialcomunismo. Aprenda de esa estrategia viendo "La furia de los justos" de Robson. Aprovechar a las víctimas para convertirlas en mártires de la causa. Los muertos no hablarán. A nadie podríamos ajusticiar simplemente por su dudoso nivel intelectual, y en lo inmediato a algunos les es dificil detectar la deriva que lleva no solo a la destrucción del Estado con el mercadeo de cargos y ventajas varias, con asesinos y delincuentes, sino a la destrucción del tejido social, a la miseria y a la pobreza. España camina inexorablemente a ser un Estado fallido.

Pedro Sánchez.

Se les hacen los dedos huéspedes con el constante riego del BCE en forma de intereses negativos, o con las subvenciones europeas. El Consejo de Europa trabaja por la ruina del continente y antes que la del continente la de España si no se prodiga en solicitar condiciones estrictas en el empleo de los fondos públicos. La malversación está garantizada. No se trata unicamente de no ser cómplice de su criminal conducta económica, sino de no ser cómplice de su distribución arbitraria e improductiva entre socios mafiosos que buscan inmisericordes la guerra civil. Ahí está la estúpida manifestación de soberbia del Estado de Alarma en Madrid. Acabar con todo el que discrepe como Calígula. "A la historia Calígula" le gritó Querea cuando le ajusticiaba.

El socialcomunismo sigue queriendo hacer creer que la lucha de clases alumbrará una nueva sociedad como si una pléyade de individuos, substitutos de aquellos obreros que pusieron en pie el sindicalismo y el Estado Social y Democrático de Derecho, que ya desaparecieron en la práctica, se substituyen ahora por etiquetas e imaginarios del tipo LGTBQI+ como si éstos pudieran anteponer los intereses sociales a sus particulares modos de masturbarse o se destruyen a sí mismos, reetiquetados mil veces por el color de la piel o reetiquetados por su origen cantonal, o por su fe de conversos. Ya es bastante diagnóstico que el prócer del andalucismo sea un musulman, que se alegue a un asesino como artífice de la patria, como que se pusidera el nombre de la calle Mayor de Madrid a quien intentó el asesinato de Alfonso XIII, fracasando en el intento, pero matando a decenas de personas y cientos de heridos. Ahora toca Azaña que en lugar de ejercer de literato privilegiado por su origen de clase, está en el origen de asesinatos políticos durante la república. ¿No tiene la culpa de haber jubilado a los militares democráticos que fueron substituidos por los africanistas? Como que se mantengan como grandes próceres a quienes llevaron a la destrucción del pais, como Largo Caballero que armó a las masas y subió los salarios contra natura arruinando la economía productiva, destruyendo empresas y duplicando el paro, o como Indalecio Prieto que destruyó la economía financiera del país mientras alimentaba la rebelión sangrienta del 34. El verdadero conflicto social no nace de la retórica de clases, sino que nace de lo que el socialismo de Claude-Henri de Rouvroy, conde de Saint-Simon, llamó el conflicto entre ociosos e industriosos. ¿Son Sanchez, el plagiario, y el farsante Iglesias ejemplo de industriosos?

El canallismo de este gobierno socialcomunista se teje sobre los mismos mimbres, la organización del despilfarro, quitar a unos, nutrirse a destajo y limosnear a otros para que reviente el contrato social que vincula a los ciudadanos, al empresario y el trabajador en la cooperación para el éxito y la sociedad entera con esa típica simplicidad de Kropotkin y Marx que niegan el papel del trabajador autónomo, y del empresario. No se han enterado que el precio de un bien o un servicio lo determina su utilidad, no el trabajo incorporado.

El dinero de Europa será una oportunidad perdida, distribuido el capital en acciones improductivas para comprar la voluntad de ociosos que viven del presupuesto público. Triplicamos el número de políticos que Alemania, y multiplicamos hasta la infinitud territorios, parlamentos y cargos. La ridícula Batet ha construido una biografía de España a través de sus amantes, y lo llama libertad de expresión. El nepotismo de Estado nutre las arcas de mafias y delincuentes. La sentencia del Tribunal Supremo de 17 de septiembre del corriente reestablece la Constitución al dictar sentencia de que las posiciones en el Estado deben proveerse sobre la base del mérito, la capacidad y la competencia de ciudadanos con derechos iguales. Sánchez se mea de la risa en la norma con un gobierno elefantiásico establecido por cuotas de reparto de los grupos de delincuentes que controlan el voto de la cámara. Y entretanto dale y dale, mientras examina que mejor reparto podrá hacerse de los fondos públicos destruyendo la economía de escala, mantiene la aberrante contabilidad de la Seguridad Social a la que se le atribuyen los gastos sociales caprichosos de un gobierno mientras se destruye la confianza del ciudadano en que un día reciba una pensión. Los turiferarios al uso hablan de que los pensionistas reciben mas de lo que reciben, como si en un seguro alguna vez el asegurado no recibiera mas que la prima que paga, o en la lotería, el ganador no recibiera de todos los incautos su fortuna. Siempre mienten con las estadísticas, como Tezanos, como la hacían los paises del Este y la Unión Soviética, los paises mas contaminados del globo. Es falso que los pensionistas reciban más. Reciben menos de lo que aportaron o nadie entiende la economía financiera, o nadie entiende que no son solo los trabajadores vivos quienes pagan las pensiones, sino los trabajadores muertos que pagaron la Seguridad Social y nunca disfrutaron de sus ahorros forzosos. Hoy pagan las pensiones los muertos causados por el coronavirus gestionado arteramente por Sánchez y su vicepresidente pandemias. Sí, el mismo que ha comprado a cuantas mujeres han echado mano a su larga cartera.

Son ellos quienes lanzan a sus falansterios a la calle a tratar de amedrentar a la población, y a magistrados. Como Jomeini, encargan a otros su trabajo de aplicar la fetua. Esta suerte de caciques tiene que desaparecer y va a desaparecer. España cuenta con una larga tradición de golpes de Estado, innumerables en el inventario de Julio Busquets, una larga tradición de guerras civiles, al menos cuatro en menos de un siglo y medio, una larga tradición de asesinatos políticos, y de magnicidios, exitosos y fracasados, y un número incontable de victimas propiciados por delincuentes de la peor calaña con la apariencia de salvapatrias y redentores. Pero es importante que esta vez, a Sanchez le venzan los ciudadanos y las leyes, si no son las propias instituciones que sustentan el Estado de Derecho. Hay que evitar el magnicidio. Defender la vida del sátrapa hasta su muerte por inanición, para que no pueda seguir mordiendo la mano que le alimenta.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: