16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

José Ignacio Herce Álvarez

La caza también es solidaria

Que la caza tiene mala imagen en nuestro país es algo que nade duda y esto es debido básicamente, a que por parte de la industria animalista se mantiene orquestada una campaña permanente en contra de este aprovechamiento secular de nuestros campos y que contribuye de manera real a su supervivencia.

En alguna columna anterior mía ya hice mención a esta industria que pone todo su interés en desmontar nuestro mundo rural tal y como lo conocemos para sustituirlo por otro más acorde con sus “intereses”.

A la caza se la acusa de muchas cosas, pero sobre todo la de ser una práctica que atenta contra la propia naturaleza, matando por puro deporte.

Los que me conocen saben que suelo decir con mucha frecuencia aquello de que “el saber no ocupa lugar y el no saber menos”. Pues bien, esto es perfectamente aplicable a las organizaciones animalistas y sus seguidores en relación con la caza o, más bien…a sus líderes a les interesa que esa ignorancia se mantenga.

No hablan de los miles de kg carne para consumo que se comercializan anualmente fruto de la caza. Ciervos, gamos, jabalíes, perdices, palomas…son parte del menú de muchos hogares nacionales y extranjeros, pero eso da igual, como ellos son veganos…

Pero hay una parte de la caza que no se quiere mostrar, quizá porque los propios cazadores no la divulgan suficiente, la solidaria. Y voy a poner solo un ejemplo muy claro.

El Safari Club Internacional es una asociación americana sin ánimo de lucro, cuyos principios son la defensa de la naturaleza, de la conservación y de la caza. El SCI es la asociación privada mundial que más medios económicos ha aportado a la conservación, contando en estos momentos con más de 40,000 socios en todo el mundo. Su función principal es proteger todo tipo de caza, desde la más humilde a la más sofisticada, por supuesto siempre dentro de un marco legal.

Está dividido en “Chapters” (Capítulos) que son los que organizan y llevan las actividades de SCI a las distintas naciones o zonas geográficas del mundo. Uno de esos Capítulos es el “Iberian Chapter” que, evidentemente, además de cumplir con los principios básicos de su matriz SCI, realiza labores educativas sobre la naturaleza, conservación y por supuesto sobre la caza, sobre todo con los más jóvenes, pero sobre todo una de las actividades de las  que más orgullosos se encuentran es la de que cada año, en estas fechas, el Capítulo Ibérico del Safari Club Internacional dona carne de caza a distintas organizaciones para dar de comer en Navidades a la gente menos favorecida de nuestro país.

Así, en 2018 donaron más de 4.000 raciones de carne de jabalí al Banco de Alimentos en la Feria Alimentaria de Barcelona, 2.000 raciones de carne de venado a la ONG AVANZA para consumir en la época navideña y otras 500 raciones más de carne de jabalí a las Carmelitas descalzas.

Durante este 2019 se han entregado canales de corzo para cambiar por productos manufacturados con destino a los desfavorecidos y hace unos días, se han donado, con la ayuda de CARNICAS DIBE, más de 4.000 raciones de venado a la ONG AVANZA, que además ha sido cocinadas para su congelación, por miembros del propio SCI. Y su labor social no para, hace también pocos días han donado 2.000 € a CARITAS ALISTE y muchas actividades dirigidas sobre todo a los jóvenes.

Poco se habla se esto en los medios de comunicación, quizá porque a algunos de estos grupos no les interese que se conozca…ahí lo dejo amigos.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: