22 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Paco de Domingo

Carmena y Marchena

No me queda más remedio que seguir enganchado a la heroína cinematográfica más ´berlanguiana´ en una semana salpicada por los charcos judiciales en los que se pretende embarrar al Supremo desde las defensas más aguerridas de los independentistas catalanes, quienes dieron con sus huesos de santos secesionistas en diferentes centros penitenciarios repartidos por su pretendida .

¡Todos a la cárcel! parece ser el leit motiv de las acusaciones, en particular la popular de Vox, en el proceso judicial contra los ´procésionistas´, que claman a los cuatro vientos, en especial a la Tramuntana –por supuesto-, por su puesta en llibertat amparados en la persecución ejecutivo-judicial sobre sus disolventes ideas de cuartear la madre patria a la que abominan ad hominem.

Tal es así, que se condicionó el apoyo presupuestario a la intervención del Gobierno para reblandecer las firmes posturas de la fiscalía en las peticiones de pena para los auto-denominados presos políticos, y como el cuerpo gubernamental no ha dado su brazo izquierdo a torcer, determinados partidos catalanes le han partido las piernas de las cuentas generales, con lo que la legislatura cojea severamente: ¡ya se verá!

Y como a perro flaco ´monclovita´ todo son pulgas, los domadores de la pista de la nueva derecha han creado su propio circo ad hoc para fortalecer al indomable animal que llevan dentro. De tal guisa, que hasta en casa de Casado conocen su gusto por la compañía de Arrimadas, porque la soltería del PP no da para crear una unidad familiar suficiente como para llegar al altar del poder, adoptando incluso legitimar la compañía de un hermano político: varón bautizado como Abascal.

La primera piedra la han colocado en Andalucía para cimentar el futuro edificio de gobierno que aspiran a levantar a la mayor brevedad, para el que esperan contar con cientos de miles de albañiles de papeleta, cooperadores necesarios para alcanzar a cortar la cinta de la inauguración de la autopista del poder con el que poder darse por satisfechos.

Después de tumbarle al faquir Sánchez, que se agarra a un clavo ardiendo, los presupuestos, por supuesto que nadie le arrienda las posibles ganancias electorales a Sánchez a pesar de que a la izquierda del PSOE hacen aguas en el maremoto de Podemos, un caladero donde el patrón don Pedro podría pescar un buen número de votos para la  menesterosa marinería de Ferraz, ansiosa de oficializar en las urnas las capturas de la moción de censura.

Las baronías del PSOE tienen dudas acerca de si deben de seguir invirtiendo en un fondo a la baja que no saben si ha tocado fondo, si bien a esos pesimistas bien informados a los que catalogamos bajo el pseudónimo de optimistas compulsivos el pulso de las expectativas al alza no les tiembla ni en pleno invierno: auténtica antesala de una previsible primavera electoral.

De momento, ´doña jueza´ y ´don juez´ (Carmena y Marchena), a los que parece que les hubiera mirado un tuerto, están en el ojo del huracán.

Paco de Domingo

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: