24 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Ana del Paso

El club de la Unión Europea

/ Unión Europea.

En menos de cuatro años, la Unión Europea ha pasado de ser infravalorada por el Reino Unido a volver a ser el “Club de élite” al que varios países anhelan formar parte.

Al sempiterno candidado de Turquía, se han ido sumando Albania, República de Macedonia del Norte, Montenegro, Serbia y ahora, Ucrania, Moldavia y Georgia. Bosnia y Herzegovina y Kosovo son aún candidatos potenciales.

A todos los candidatos, la Comisón Europea les exige que respeten los valores democráticos de la Unión Europea y que se comprometan a promoverlos. Algunos de ellos ya han iniciado reformas económicas y políticas para afianzar sus sistemas democráticos, pero estos ajustes, su aplicación y puesta en marcha deben contar con el visto bueno de la Comisión Europea en las tres fases que conlleva el trámite de adhesión. Además, todos los países miembro deben estar de acuerdo en la aprobación final; sin excepciones.

A contracorriente, está Reino Unido. El referéndum sobre su pertenencia a la Unión Europea, celebrado el 23 de junio de 2016, ya casi seis años, a propuesta de su entonces primer ministro David Cameron. Los británicos votaron en un 52% a favor de la salida de la Unión Europea frente a un 48% que querían permanecer. Fue un plebiscito a la gestión de Cameron más que un deseo que salirse del “Club de los 28” como se vio en la campaña política que se montó para supuestamente informar a la población de lo que significaba salirse de la vanidosa, burócrata y ahora empoderada Unión Europea.

Tras activar el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea y su posterior ratificación de abondono con el llamado Acuerdo de Retirada, el 31 de enero de 2020 a las doce de la noche, la Unión Europea tenía 27 y no 28 miembros pero desde entonces, Reino Unido no ha hecho más que poner obstáculos para una desvinculación real al querer renegociar acuerdos ya firmados. Las cosas no se hacen así, Sr. Primer Ministro.

De la misma manera, pero en dirección opuesta, nos encontramos con Ucrania. Hoy, la Unión Europea ha dado el visto bueno para que ese país y Moldavia sean candidatos oficiales a formar parte del Club de la Unión Europea.

Esa era la noticia que los mandatarios de Alemania, Francia, Italia y Rumanía querían dar en persona al presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, cuando viajaron a Kíev. Los cuatro líderes escenificaban con su presencia en la capital, el apadrinamiento de la adhesión inmediata de Ucrania a la Unión Europea, petición que Zelenski hizo justamente cuatro días después de que las tropas rusas cruzaran la frontera con Ucrania en febrero pasado, dando paso a la invasión de Putin.

Cuatro días después de la solicitud ucraniana, Moldavia y Georgia hacían lo mismo. Su paralelismo con Ucrania, al tener zonas separatistas ocupadas por el ejérctio ruso (Trasnistria y Abjasia, respectivamente) y haber sido estados soviéticos, pusieron en aviso a Moldavia y a Georgia de que acelerar el proceso de adhesión a la Unión Europea era fundamental para su subsitencia.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von del Leyen, también dio hoy su beneplácito a la concesión de país candidato a Ucrania que, en palabras de la alemana, “ha demostrado claramente la aspiración del país y la determinación del país de vivir con arreglo a los valores y estándares europeos”.

La semana próxima, la cumbre de jefes de Estado de los 27 en Bruselas servirá para que todos los Estados den el visto bueno a su candidatura pero deberá ser de forma unánime. Tras este paso, Zelenski habrá ganado una parte de la guerra frente a Vladimir Putin al conseguir de facto, el apoyo unilateral de 27 países –algunos del G7- que conforman la potenciada Unión Europea.

La firma de la adhesión llegará no antes de 15 años pero Ucrania ha vencido a Rusia, una vez más desde que empezó la invasión de Putin, al menos en el plano diplomático que no es poca cosa.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: