29 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

El perpetuo milagro de la vida...

Pilar Redondo con el libro de don Antonio Gil. (Foto: Juan Antonio Gamero).
Pilar Redondo con el libro de don Antonio Gil. (Foto: Juan Antonio Gamero).

Él hace magia con las palabras que ante su coherencia se quedan mudas. Son un golpe de vida que entra por los ojos, palpitan, dispensan una reflexión sobre el mundo y la existencia. Son una linterna que alumbra nuestro camino. Patente queda todo esto en su último libro, titulado: Gestos de Jesús.
Hablo del escritor Antonio Gil Moreno.

Nos muestra el ciclo de la vida del cuerpo y del espíritu.
El libro está compuesto de 69 capítulos, 69 profundos gestos, en los que nos habla de la paz, la salvación, la paciencia, la bondad, la espera, el diálogo, la oración, la sinceridad, el perdón, etc.
Cada uno de ellos comienza con un pasaje del Evangelio
Y donde él se abre en canal y nos cautiva con la incombustible pureza de su palabra.
"Por eso es tan importante buscar silencios para escuchar con claridad la voz de Dios, "los susurros de Dios" a los oídos del alma." (Capítulo 38).

Y también forman parte cinco latidos, latidos de resurrección.
Son una lección de lucidez por parte de don Antonio, que domina muy bien el espacio cuántico entre palabras, que rompen el viento, ponen al desnudo el código encriptado en el alma de la verdad, caudal sin orillas...
Y que descifran el mensaje de los náufragos del ahora, más hermoso aún con las cicatrices... 

"Lo verdaderamente asombroso para nosotros es que, en sus palabras, Jesús no se centra tanto en la transformación de las cosas como en la transformación de las personas. Habla de nuestra transformación en Él." (Los latidos del Jueves Santo).

La literatura de don Antonio es un archivo de incunables, que impulsan la lectura.
Trasplantar detrás del tiempo sus propias huellas y el ritmo de sus pasos, para reencontrarse con la vida. 

El autor vuelca en nuestras manos desnudas letras que el tiempo poliniza convirtiéndolas en poesía.
"Será siempre una mirada de amor, de misericordia y de perdón. Es verdad, una mirada puede cambiar una vida". (Capítulo 49).

También pone de manifiesto la pérdida y morir detrás de la verdad casi inaccesible, perseguir lo invisible, ahí da comienzo su viaje.
Acercarse a través de la belleza hasta la herida viva del recuerdo y el legado de los suspiros navegables a tramos...

"¡Nunca se cansan de mirar mis ojos el perpetuo milagro de la vida!". (Amado Nervo).

Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: