17 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

El Rocio

Un grupo de amigas en El Rocio
Un grupo de amigas en El Rocio

Erigido en el corazón de Huelva se encuentra El Rocío, abrigado por las marismas y el Coto de Doñana.

Es un extraordinario crisol. Sus casas se exhiben orgullosas sobre todo en estas fechas.

Es un gusto adentrarse y pasear por sus calles, y hacerlo como si fuera por vez primera.

Es un lugar que hay que conocer, y sin duda alguna, una vez has ido, volverás, es un enclave muy especial.

Posee una esencia vibrante, viva, a la que contribuyen todos los que por allí pasan. 

Cuando cae la noche su alma despierta y se ilumina alentada por la alegría y el gentío, tiñéndose de volantes y colores, haciéndola palpitar al ritmo del baile y la música. 

A los pies de la ermita la virgen lanza su grito silencioso.

Fascinante y sugestiva es la atmósfera que se crea, asombrosa pero efímera. Es una experiencia multisensorial.

Es un deleite para la vista la belleza de los trajes rocieros, la perfecta morfología de los caballos, la delicada ornamentación floral que engalanan los Simpecados.

El que no conozca El Rocío debe pensar que allí solo se va a cantar y bailar, nada más lejos de la realidad, hay muchos momentos importantes dedicados al culto, como: las presentaciones de las hermandades, la Misa de Romeros, El Rosario, la Presentación de los Simpecados a la Virgen, etc.

Pero El Rocío también es devoción.

Se pueden presenciar escenas de emoción, uno de los momentos más proclives para ello es cuando se va a producir el ansiado salto de la reja y las horas posteriores en que miles de peregrinos acompañan a la patrona de Almonte en su recorrido.

También se viven instantes profundamente intensos cuando se le canta la Salve Rociera.

Este año iba más reluciente, si cabe aún, ya que estrenaba corona y manto.

Sus más incondicionales afirman que cuando están frente a ella se les detiene el pulso, y sienten como si murieran por unos instantes. 

Cada vez se unen más hermandades, ya son 124 filiales, confluyen de muchos lugares de España e incluso alguna de otro país.
Algunas de las más emblemáticas son: Villamanrique de la Condesa, Pilas, Triana.

Este año es especial para los rocieros, está de celebración con motivo de la Coronación Canónica de la Virgen del Rocío, concretamente el día 8 de junio de 1919.

También ha tenido lugar la apertura del Año Jubilar Mariano.

El Cuerpo de la Guardia Civil está estrechamente unido a la romería del Rocío, este Cuerpo celebra este año 175 años de su fundación, y el lugar elegido para solemnizarlo ha sido La Aldea.

Todos los presentes pudimos disfrutar de un emocionante desfile ante la ermita, integrantes del Escuadrón de Caballería, ataviados con la vestimenta de gala, se realizó una ofrenda floral, culminando con la entrega a la Hermandad Matriz de un cuadro con la bandera de España, sobre el que iba colocado el emblema de la Guardia Civil onubense.   

Además este año en agosto se producirá el traslado que acontece cada siete años, La Blanca Paloma será llevada a la parroquia mayor de Almonte, donde residirá nueve meses.

El cielo encendido tiempla el deseo rememorando desde el presente. El tiempo se mece depositario de los secretos. Íntima huella de un inabarcable universo.


Pilar Redondo. Escritora. Córdoba. 

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: