20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Juan Pérez de Mungía

El Evangelio según San Mateo (I Parte)

Mañana hay elecciones sindicales en RTVE, el gramófono del Gobierno que anuncia la venida de Cristo todos los días a las tres. Este ministerio sin cartera, consume 1000 millones anuales de los antiguos euros y reparte su lotería entre productoras y tertulianos afines al nacionalsocialismo de Falconetti.

No queremos blanquear una pseudo empresa dirigida por la peor gerontocracia del país, María Mateo que cumple el 6 de enero 78 años se embolsa una jubilación de 200.000 y Federico, el mayordomo de la SEPI con cerca de 74 otros ciento y pico mil.

A la sombra de estos contertulios están los sindicatos Ce.Ce.O.O., como decía el jefe de Leticia, y el otrora sindicato de los cursos de formación, UGT, cuyos presidentes virtuales son Enric Hernández, el comisario de Moncloa, y el ínclito Fran Llorente, encargados de terminar el trabajo que mando hacer Zapatero a su sucesor, el Doctor Sánchez, consistente en desmembrar, arruinar y hundir la caja de los idiotas.

Cinco sindicatos se reparten la defensa de los trabajadores, unos defienden sus prerrogativas y otros intentan hacer su trabajo. CCOO y UGT comandan en teoría la dirección, obedecen consignas, apoyan el reparto de los panfletos de Otegui y silencian a un Consejo de Informativos en manos de sus fieles. La empresa gestiona ideología, los contenidos para adoctrinar, los mensajes de sus mentores políticos y manipula la información para arañar los votos que permiten que España se dirija al colapso.

Los trabajadores naranjas, así se hacen llamar los técnicos que protestan por la sobreexplotación de jornadas de más de 12 horas por falta de personal, han visto como CCOO pierde memorias de ordenador con toda la información personal que le proporciona la Directora de Recursos Humanos, paradójicamente, una inspectora de trabajo al servicio de los sindicatos mayoritarios. Por esa pérdida RTVE fue multada con 60.000 euros por la Agencia de Protección de Datos y se estima que en breve haya 600 demandas individuales de otros tantos trabajadores que han visto como sus datos laborales, personales, sanitarios circulan sin control no se sabe si se han vendido o sencillamente han hecho favores con los mismos. La misma empresa que esconde la disparidad salarial entre hombres y mujeres tiene varios expedientes en sus cajones, al menos de cinco trabajadoras, y condenada a pagar 14.000 euros por acoso en los juzgados de Barcelona. No hay que ser muy perspicaz para encontrar en la asesoría jurídica a alguien que en su día fue condenada por acoso en otra empresa estatal. No es una empresa Watson, es emmental, un queso lleno de agujeros.

Habría que partir mucho bacalao para quitarle todas las espinas. El manejo de cientos de millones que van a parar a las manos de un secesionista como Roures gracias a la mano "davidosa" del director de TVE David Valcarce a la sazón la mano que mueve la cuna técnica donde nadie osa comentar que, por ejemplo, Masterchef se hace en unos estudios ajenos, en Fuente El Saz, empleando desde hace muchos años una Unidad Móvil HD con 16 cámaras, como si fuera un Control de Realización fijo, hipotecando un recurso que tiene un valor en el mercado de alquiler de unos 12.000 euros diarios. La productora Shine Iberia, emparentada con Endemol, ingresó cerca de 35 millones de euros en 2018 y mientras los recursos se dilapidan alquilando las modernas unidades móviles a Mediapro, una filial del ideólogo Roures que las ha financiado gracias a la economía circular de RTVE.

La entrada de los golpistas en TVE Mainat y Cruz, de la productora Gestmusic-Endemol, es otro episodio del turbulento amor de las direcciones de RTVE por su apoyo indirecto a los que sustentan el secesionismo catalán. Es algo enfermizo, Operación Triunfo ha ingresado en su buchaca casi 40 millones de la Televisión Pública.

Sume el lector. Son tantas las asperezas de RTVE que mencionarlas una a una serviría para narrar el evangelio y en la letra chica del papel biblia se pierden las innumerables tropelías que se ejecutan sobre el cerebro de los españoles, lavando, centrifugando y secando la capacidad volitiva para discernir su posición electoral de forma autónoma.

Es imposible olvidar que el Ministerio de Cultura español en 2019 tuvo un presupuesto de 953 millones, inferior en 48 millones al presupuesto de RTVE en el mismo periodo. No es por comparar, solo queremos poner el dedo en la llaga doctrinaria y levantar la liebre para que los cazadores abatan a sus presas. Hace unos años había cerca de 300 delegados sindicales, una aberración y aún hoy, nos informan sindicatos críticos, hay más de 75 con exención de servicios, 62 delegados, 6 administrativos, 16 locales, 825 dietas, 846 viajes y una bolsa de 7000 horas a repartir.

Los sindicatos en RTVE cuestan algo más de 6 millones de euros anuales, a lo que habría que añadir las mordidas por la gestión de Eres, planes de pensiones, donde UGT, CCOO y BBVA manejan uno de los mayores fondos de planes de pensiones de España, en el que incluyen los más de 100 millones de euros de RTVE y, sin contar los mas de 300.000 euros anuales que pagan los inocentes afiliados a los sindicatos decorativos aludidos.

Solo es necesario mirar el currículo de los secretarios generales y de un sindicato autodenominado SI, dirigido por un Hidalgo iletrado que llegó a ser director de la segunda cadena gracias a su amigo el Lunni Eladio Jareño. Existen muchos lugares oscuros convenientemente iluminados por la Intervención Delegada de Hacienda que año tras año denuncia las mismas prácticas económicas.

¿Qué más quieren que les contemos? Una vez se sepan los resultados de estas elecciones sabremos cómo respiran los trabajadores que han anunciado huelga para el día 22 de este mes y para el 31, dos fechas claves para perderse el Gordo de Navidad y no tomarse ninguna uva en la televisión de La Moncloa a menos que se decreten servicios mínimos. El día 8 también hay huelga, respetando el derecho de los niños a tener su Cabalgata de Reyes el día 5. España, ya se sabe, no puede vivir, sin fútbol, lotería y uvas. El resto pregúnteselo a María Mateo, la rosa se la dejó al PSOE.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: