24 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

José Ignacio Herce Álvarez

Cuidado, Jennifer...

Jenni Hermoso con el trofeo de la Copa del Mundo.
Jenni Hermoso con el trofeo de la Copa del Mundo.

Confieso que me encuentro cuando menos estupefacto ante toda la polémica levantada con el beso o “pico” de Rubiales a Jennifer Hermoso, la flamante campeona del mundo de fútbol femenino.

Conviene aclarar antes de nada y para evitar malentendidos, que considero que todos los actos realizados por el todavía presidente de la Federación Española de Futbol fueron propios de un personaje chulesco, zafio, prepotente y que suscribo la mayor parte de todos aquellos apelativos que se le han dedicado en estos días, por esta y por otras varias razones.

No voy a entrar en otros aspectos sobre por qué este personaje está donde está después de ver su historial al frente de la entidad, pero sí en el hecho de que sea este acto del beso a la deportista lo que le va a hacer ¿caer?, porque a la vista de lo visto, quién sabe…

Dicho esto, me parece casi inmoral el tratamiento que se le está dando al célebre “pico” y me explico: vuelvo a decir que fue algo fuera de lugar, propio de un personaje de esta calaña, etc., pero de ahí a convertir a la afectada poco menos que en una heroína nacional, objeto de abuso sexual, justificativo de la petición al interfecto de penas de prisión entre otras muchas cosas me parece, como digo, casi inmoral.

Y me explico: me parece que asociar esta desagradable anécdota, aunque condenable y nada justificable, insisto —quizá fruto de un momento de euforia mal contenida—, a lo sufrido por mujeres violadas, agredidas física y psicológicamente e incluso asesinadas, está fuera de lugar. No me imagino a una mujer maltratada o violada riéndose después de sufrir la agresión junto a sus amigas, como hizo ella y sus compañeras de equipo; ser vitoreadas en las calles de su ciudad o paseando su nombre por medio mundo. Lo siento, pero no la siento muy victima sobre todo viendo el gesto de la deportista y sus compañeras en el autobús bebiendo, riéndose del video y pidiendo más besitos, con el de una mujer violada o agredida de manera violenta... sin entrar en los diferentes cambios en las declaraciones, fruto quizá de las presiones de uno y otro lado.

Comparar, como se ha hecho, con lo sufrido por la mujer objeto de la agresión de 'La Manada' con este “pico” me parece deleznable y vejatorio para esta mujer y para todas aquellas que han sufrido este tipo de agresiones y sobre todo, que esta comparación la realice una ministra feminista. Porque para todas aquellas otras mujeres no ha habido declaraciones de ministros, ministras y ministres, manifestaciones populares en todo el mundo… y seguro que ni lo quieren. En este caso por el contrario parece que es lo único que importa.

Beso de Luis Rubiales a Jenni Hermoso.

Por eso me gustaría decirle a Jennifer: cuidado, Jennifer, no te dejes arrastrar por esta banda de oportunistas que aprovechan la ocasión para hacer una propaganda feministoide que en nada beneficia al colectivo, que sí que agreden a las verdaderamente maltratadas y que son incapaces de reconocer que desde que están en el poder el número de agresiones a mujeres ha crecido, que sus leyes están rebajando penas y poniendo en la calle a sus violadores y agresores y un largo etcétera que no voy a repetir porque por todos es sabido. Lo siento, esto no va de feminismo.

Creen que defender a la mujer es enfrentarla con el hombre, creen que la liberación femenina viene del enfrentamiento con lo masculino, pero son tan cobardes que no denuncian lo que está pasando en países como Afganistán porque claro, es mucho más importante lo de Jennifer o el despelote de Amaral.

Jennifer, hazte famosa por tu carrera deportiva, no por esto. No te pongas a la altura de los/las que te quieren utilizar, no permitas que se te compare con aquellas agredidas e incluso asesinadas, sé respetuosa con ellas, reivindica tus derechos, pero no a costa de menospreciar al resto, no pases a la historia por esto …..ni tampoco te dejes llevar por aquellos que  no podían con él y aprovechan esta oportunidad para hacerlo caer, ni por algún que otro estomago agradecido que ha cambiado de chaqueta ante los vientos que corren.

Me parece bien ejemplarizar para evitar que se produzcan situaciones de este tipo pero insisto, aprovechar por parte de ciertos colectivos actos  como este para empoderar a un colectivo convirtiendo la repito anécdota, más o menos desagradable, en un hecho equiparable a agresiones físicas, me parece una ofensa a todas aquellas mujeres agredidas en el sentido más estricto de la palabra y, por si fuera poco, que un gran éxito deportivo está siendo manipulado hasta el punto de quedar casi anulado por este incidente y lo peor, con la aquiescencia de todos….deportistas incluidas.

En cualquier caso y como resumen, no creo que se trate de acoso o agresión sexual, sino de abuso de poder porque de ninguna manera un superior puede coger con las dos manos la cabeza de nadie y atraerla hacia si y digo de nadie, seria por tanto la relación de superioridad lo que hace el tema deleznable no el “pico” en si, por lo que como dije, esto no va de feminismo, va de abuso y además público, que se ha utilizado políticamente.

Aun así, si esto es lo que queréis, pues adelante…pero disfrutar de vuestro momento por lo que realmente habéis hecho, por ese logro fruto del esfuerzo y el trabajo diario y no os dejéis llevar arrastradas por esta vorágine interesada porque lo que habéis hecho es algo muy grande, independientemente de que el equipo este compuesto por hombres o mujeres y de eso ya casi nadie se acuerda….ahí lo dejo.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: