06 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

Odessa es nombre de mujer

Cuando comencé a escribir esta columna para hoy, día 8 de marzo, se llamaba “Mujeres únicas” y tenia en mi cabecita femenina hablar de unas cuantas mujeres que llenan mi iconografía de lo que significa ser MUJER, en mayúscula; ese perfil de geografía femenina del que me siento particularmente orgullosa y cuyo mapa vital me eriza la piel. Pero dadas las circunstancias creo que todo, incluyendo el abusivo y terrible precio de la luz, o la creciente y salvaje multiplicación de la tarifa del gas, se quedan cortos con la realidad que estamos viviendo en pleno siglo XXI; impasibles ante el Holocausto de nuevo, como si no hubiésemos aprendido nada, o mejor, como si solo hubiésemos aprendido a esperar la suerte del ahorcado en su ultima cena final.

Por eso, este Ocho de Marzo se llama ODESSA, el nombre de Odiseo en femenino, la diosa de la Ira y el carácter ejemplificada en la ciudad mas bella al borde del Mar Negro. Y como no, Odessa rima con Olena, la otra valkiria que esta desafiando, cual guion propio de su productora, Kvartal 95 con la que produjo la exitosa serie de Netflix, Servant of the People”, a todo un ejército de ocupadores y usurpadores. Mientras Zelensky, su marido y presidente de la guerrera Ucrania, carismático similar al Leónidas en las Termopilas, libra batalla cada día como en el Medioevo furibundo. Si entonces el espartano y sus 300 increíbles guerreros fueron capaces de parar a Jerjes, el rey persa, con mas de 20 mil soldados, que no harán los fieles llamados por la libertad en Ucrania. Pues bien, Olena me tiene fascinada. A punto estuve de ir al Festival de Cine de Odessa hace dos años, en 2019, y conocerla en su salsa…que pena. Esta gran productora cinematográfica, es una heroína de MARVEL.

Es la Wonder Woman que mantiene el animo de todo un país, y que no desfallece ante los cientos de soldados de elite que la buscan con sus pequeños para matarla y sacrificar el animo del presidente Zelenski. Se ha convertido en el símbolo no solo de Ucrania, sino que es la misma diosa EUROPA portando la bandera de la Libertad como la revolucionaria abanderada de Delacroix o la Artemisa de Atenas y la Victoria de Samotracia. Una columna sólida ante el imperio del mal y la incertidumbre; un bastión inexpugnable de moral que traspasa fronteras, siendo ya un relato mitológico del valor ante el infortunio y la rebeldía ante un destino caótico. Ante eso solo cabe rendirse y dedicarle un homenaje: hoy este 8 de marzo todas somos Olena, y todas deberíamos saber que nos representa con sus valores. Los que nos sitúan entre la linea del mal y el bien, para decidir que las conquistas de la vida o la libertad nunca fueron regaladas, ni fáciles. Hoy todo el mundo teme a la guerra, y yo temo olvidarme en algún mes de Olena tanto como de Ana Frank. Porque habernos olvidado de esto nos ha traído miserables locos mesiánicos como Putin, un tirano banderas de medio pelo con aires de Zar y altura de gnomo que cree que el planeta es la extensión de sus bridas en el caballo al que se sube para llegar a tener algo de altura. FIN

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: