20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Jorge Solana

Los empresarios del sector vinícola incrementan sus beneficios gracias al enoturista

El noveno Informe sobre la Demanda del Turismo del Vino, realizado a través del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España, destaca la subida del gasto medio del turista del vino, un punto clave que pueden y deben explotar desde la industria del vino.

Ahora que llega en muchas zonas la época de la vendimia se ha dado a conocer un estudio que señala que los enoturistas o turistas del vino se gastan más dinero que antes en sus excursiones por tierras del vino.

Es interesante apreciar en estos datos, dados a conocer por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN), que el crecimiento se sigue produciendo año tras año, lo que genera muchas expectativas en el sector.

También es cierto que ese sector con tantas expectativas peca un mucho de ser poco promocionador, publicitario, comunicador de todas sus ofertas y actividades. De hecho los medios especializados como el que dirijo, Enoturismo 360º, que serían grandes plataformas para esto, sobrevivimos gracias a otro tipo de ingresos. 

 

Pero a pesar de eso seguiremos comunicado e informando de enoturismo, porque los datos dicen que hay más y se gastan más. Aunque los estudios sean realizados sobre los agentes asociados y no sobre la totalidad, en este noveno Informe sobre la Demanda del Turismo del Vino, realizado a través del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España, el gasto medio del turista del vino continúa aumentando y se sitúa en 161,9 euros por persona y día (frente a los 156,6 del informe precedente)

Perfil similar al de años anteriores

Los resultados del informe, que incluye los datos relativos al segundo semestre de 2017 y el primero de 2018, revelan que el perfil del enoturista en nuestro país es similar al que se planteaba en los ejercicios anteriores, aunque se observan algunos cambios y diferencias, pero no significativos

La subida en el gasto se refleja en todos los aspectos: alojamiento, compra de vino, visitas a bodegas y museos. Solo el relativo a la restauración se mantiene en índices similares a los del anterior informe, con una mínima bajada de 0,3 euros. Cabe destacar que este dato del gasto medio es superior al gasto del turista general extranjero (137 euros, según informe 2017 INE-EGATUR) y al del turista nacional dentro de España (45,34 euros, según informe 2017 FAMILITUR).

Con estos datos, a ver que bodega no se dedica en esta época a vendimiar enoturistas, además de las variedades con las que elaborará sus vinos. El negocio del enoturismo está ahí, es un negocio aparte del de la bodega y las apuestas comerciales, de marketing de comunicación y empresariales deben de ser diferentes y diferenciadas.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: