20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Recuento de olvidos...

Don Antonio Gamoneda y Pilar Redondo, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en una entrega de premios.
Don Antonio Gamoneda y Pilar Redondo, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en una entrega de premios.

Nació frente a la iglesia de San Juan el Real. Fue un niño republicano que sobrevivió resistiendo.
Una de las palabras más importantes de su vocabulario es: madre. Siempre fue recíproco el amor que se profesaron.
No tenía un año aún cuando quedó huérfano de padre, su madre, Amelia, fue su cobijo siempre. Era bordadora y padecía asma.
Con apenas tres años él, y su madre por prescripción médica se trasladan a León, a una casa del Crucero, destacado barrio ferroviario y obrero, ahora hay una placa en honor al poeta. Esta tierra castellana lo marcó personal y profesionalmente.
Nació en Oviedo el 30 de mayo de 1931, se llama: Antonio Gamoneda Lobón.

"Detrás de la oscuridad están los rostros que me han abandonado./ Yo vi su piel trabajada por relámpagos. Ahora/ ya sólo veo, en el instante amarillo,/ el resplandor de sus lejanos párpados". Poema: Detrás de la oscuridad.

Hoy, con 9 décadas de vida sigue al pie del cañón.
En su pluma palabras tan imprescindibles como: justicia, libertad, igualdad conservan su poder, y se convierten en algo más que palabras.

Aprendió a leer en el libro de su padre. Su progenitor fue un poeta modernista, sólo publicó un poemario titulado: "Otra más alta vida", en 1919. Se llamaba Antonio.
Cuando nuestro homenajeado contaba con cinco años, edad de ingresar en el colegio, los centros educativos, al menos en León, estaban cerrados por circunstancias de la guerra.

La poesía está enraizada en su vida desde siempre. Con 11 años aproximadamente escribió sus primeros textos, a los que él llama "una especie de poemas".
Luces de guía para él fueron: César Vallejo, García Lorca, San Juan de la Cruz.
Afirma que los dos grandes poetas del siglo XX son: Lorca y Claudio Rodríguez.

Él es auténtico, insobornable y de gran personalidad. Está considerado como uno de los "grandes". En su trabajo es tenaz, un volcán 
Fue uno de los vértices de la resistencia intelectual al franquismo.
La impecabilidad de su palabra y su luminoso refinamiento expresivo son sorprendentemente individuales.

Nombre imprescindible de la poesía contemporánea.
Su obra está inmersa en su sapiencia lingüística, en parte de ella se aprecia la esencia desnuda del silencio, del frío, del miedo, de la desolación.
Él está permanentemente dentro de la poesía, del poema que tiene misterio y música, a veces parece que te abduce.

Su compañera de vida Ángeles Lanza (Angelines), y sus hijos: Ana, Ángeles y Amelia siempre fueron su refugio.
En su jardín disfruta del árbol de lilas que sembró él mismo, la sombra del castaño, y del veredicto del cerezo, laucerasus centenario, produce una especie de cereza tóxica.

También trabajó en el área de cultura de la Diputación de León.
Aunque tardaron, al final  fue reconocido como un poeta importante.

"Un armario lleno de sombras" (primer volumen de sus memorias): "Hice entrar mi cabeza en la oscuridad del armario y entonces ocurrió algo que me envolvió en su realidad física: sentí el olor de mi madre. Viva. (Fragmento).
Es un relato de unas memorias de infancia, desde el momento en que comienza la Guerra Civil hasta la víspera de su 14 cumpleaños.
Es una historia conmovedora, donde están dolorosamente presentes: la falta de recursos, la necesidad, la represión, la guerra, la posguerra, la pobreza, la incertidumbre, envueltos en la sombra.

Los títulos de sus libros ya dicen mucho, en algunos se evidencia los residuos de la verdad y la mentira.  Una selección de ellos:
* "Arden las pérdidas".(2003).
* "La prisión transparente".
* "Descripción de la mentira".(1977).
Así comienza: El óxido se posó en mi lengua.
Así finaliza: ¿Qué hora es esta? ¿Qué hierba crece en nuestra juventud? 

* Sublevación inmóvil". (1960), accésit del Premio Adonais. (este es su primer libro).
* Blues castellano". (prohibido por la censura, no vio la luz hasta 1982).
* "Lápidas". (1986).
* "Edad" (poesía 1947-1986).Premio Nacional de Literatura.
* "Libro del frío" (1992).
* "Sólo luz" (2000).
* "Cecilia". (2004).
* "Lengua y herida". (2004).
* "Canción errónea", (poemas escritos después de 2004); Tusquets 2012. Esta obra fue finalista del Premio de la Crítica de Castilla y León en 2013. 

Tiene un amplio listado de libros en colaboración con artistas plásticos, algunos:
+ "Extravío en la luz", (2009). Edición de seis poemas inéditos con grabados de Juan Carlos Mestre, y preámbulos de Amelia Gamoneda) Madrid, Casariego, 2009.
+ "Un animal oculto": tres litografías originales de Luis Moro con poemas de Antonio Gamoneda, Ciudad de México-Madrid, Blackstone Press, 2016.

_ La consolidación de su obra le llegó en 1985 al recibir el premio: Castilla y León de las Letras.

Otros reconocimientos:
- Premio de la Crítica de Castilla y León (2004).
- Premio Quijote (2009).
- Medalla de Oro de la ciudad de Pau.
- Medalla de Plata del Principado de Asturias.
- Premio "Leteo".
- Premio Rosalía de Castro en lengua castellana.(2010).
- Medalla de Oro de la Provincia de León.
- Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes.
- Hijo adoptivo de León y de Villafranca del Bierzo.
- Doctor Honoris causa por la Universidad de León.
- En 2015 fue nombrado académico correspondiente en León de la Academia de Buenas Letras de Granada. 
_ Premio Cervantes. (2006).

En 2019 entrega a Galaxia Gutenberg, dos tomos de su obra completa, "Esta luz", y en 2020 el segundo volumen de sus memorias: La pobreza. Son 400 páginas.
Retoma el relato donde lo dejó en "un armario lleno de sombra". El día 1 de junio de 1945, él tenía 14 años recién cumplidos, empieza a trabajar en el Banco Mercantil, como mandadero, el sueldo 89 pesetas, jornada doble, 80 horas semanales.
En este libro habla mucho de comida, es normal, afirma que de niño pasó hambre.

Su historia vital es apasionante. A las cinco de la madrugada cuando su madre se ponía a coser, él se iba a cargar carbón para encender la calefacción del banco.

Ha iniciado una especie de memorias, que él denomina: "recuento de olvidos". El segundo con título provisional: "Cancionero de la indiferencia", del que lleva escritas un centenar de páginas.

Antonio fuma tabaco de liar Manitou.
De fondo de pantalla en el ordenador tiene una foto de Angelines, la llama "mi chica".
Posee una muy buena biblioteca con libros en varios idiomas y dialectos: portugués, gallego, catalán. 

La Fundación Antonio Pereira ha tenido un bonito detalle con el escritor asturiano, al editar una antología bajo el título: "Amé".
Consta de 12 poemas que ha seleccionado el autor, incluye algunos nuevos y otros de los más reconocidos.
La tirada que ha realizado: "Eolas Ediciones", es de 200 ejemplares, de los cuales 90 están numerados y firmados por don Antonio.

 El director-gerente de dicha fundación: Joaquín Otero, ha explicado que esto es un obsequio para honrar la relación literaria y de amistad que hubo entre Gamoneda y Pereira (este último fallecido en 2009).
La celebración se ha realizado hoy domingo en la Casa Museo de Antonio Pereira. Ha sido un acto íntimo, familiares y amigos, y los que no han podido asistir como Julio Llamazares le ha felicitado por videoconferencia.
Entre otros poetas y escritores han estado presentes: Amancio Prada, Eloísa Otero, Juan Carlos Mestre, Victor M. Díez.

"Anticanto de amor,/ quién te beberá, quién/ pondría la boca en esta/ espuma prohibida./ Quién, qué dios, qué/ enloquecidas alas/ podrán venir, amar/ aquí./ Donde no hay nada". (Antonio Gamoneda. Poema titulado: Incandescencia y ruinas ).

Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: