21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Hoguera azucarada...

Los escritores Francisco Muñoz y Pilar Redondo con Alberto Rodríguez, en un acto cultural sobre cine y literatura.
Los escritores Francisco Muñoz y Pilar Redondo con Alberto Rodríguez, en un acto cultural sobre cine y literatura.
Encendida lucerna que transgrede la indómita y acuosa pincelada que se confiesa y salda su deuda. Azucarada hoguera que bautiza a los sedimentos expatriados en la desembocadura de la memoria donde los lirios no duermen.
Amputar al fuego la afilada desmemoria implacable como sólo el tiempo lo es... Así es el cine...
 
Alberto Rodríguez Librero es un hombre humilde, con talento, generoso, inconformista, la conversación con él es muy amena, te atiende, te escucha, te contesta.
Es uno de los directores de cine andaluces que más visibilidad ha dado a la comunidad autónoma dentro de la industria nacional e internacional, es un referente.
El cine es un bien de interés cultural.
 
Empezó estudiando periodismo, aunque pronto descubrió que ese no era su camino. Antes del cine hizo televisión, lleva a sus espaldas un curriculum bastante nutrido.
En 1998 escribió y dirigió con muchas dificultades su primer trabajo, el corto: El millón.
Tardó un año, le costó 200.000 pesetas que pagó de su bolsillo, después llegó una subvención de la Junta de Andalucía que utilizó en la postproducción y otros gastos.
Sus comienzos están edificados a base de sacrificio y entrega. Un grupo de amigos se reunían en la Alameda de Hércules para hablar y hacer planes en torno al cine.
 
Es un creador muy versatil. Siente verdadera pasión por Andalucía, lo que le ha hecho merecedor de algunos galardones. Su Sevilla natal es para él el plató ideal. Reconoce que la comunidad autónoma tiene multitud de rincones con magia, que emocionan, para recordar, uno de sus preferidos es el acantilado del Asperillo en Huelva, donde él acude a relajarse y pensar.
 
Afirma que Andalucía es una tierra de excepción.
En el rodaje es exigente aunque les deja libertad a los actores. Le gusta cuidar a los que trabajan con él.
 
El cine es un puente de expresión que vive y respira.
 
De la mayoría de los films que ha dirigido, de bastantes de ellos es también guionista, de otros, director de fotografía, de algunos supervisor de postproducción, etc.
 
Algunos ejemplos: en 1999 el cortometraje: Bancos. En el 2016, por petición de la empresa cervecera Estrella Damm realizó un corto comercial titulado: Las pequeñas cosas. La Isla mínima. Grupo 7. El hombre de las mil caras. 7 Vírgenes. Mercado de futuros. Selkirk, el verdadero Robinson Crusoe. El traje. After. Los fundadores. El factor Pilgrim. 
 
También es director de la serie: La peste. Que surgió como una mixtura de la dirección de Alberto y el guión de Rafael Cobos, y aconteció como suelen ocurrir las cosas en Sevilla, tapeando en un bar. Se preguntaron como sería la ciudad del Betis cinco siglos atrás, y decidieron descubrirlo. Para ello su equipo cuenta con un documentalista que estuvo 24 meses estudiando como era Hispalis en el Siglo XVl.
El personaje principal es la ciudad, también el músculo narrativo.
En esa época la ciudad de La Giralda era el epicentro económico de Europa. Nos muestra la miseria, enfermedad, pobreza, corrupción, todo ello establece un diálogo entre el presente y el pasado.
Nos pone de manifiesto una crítica social.
Para ello se necesitaron 400 profesionales, 2.000 figurantes, 130 localizaciones, y casi 200 actores entre protagonistas, secundarios, de reparto, extras, especialistas, etc.
Estuvo presente en el Festival de Cine Europeo de Sevilla.
Por ello, el 16 de noviembre de 2020 obtuvo el reconocimiento del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, que le entregó el premio: Ciudad de Huelva.
 
Con: Grupo 7, recogió 2 Premios Goyas, aunque optaba a 16 nominaciones. (Guión basado en un hecho policiaco real y polémico en la Sevilla de los años 80.
La Isla mínima, consiguió 10, alzándose como la máxima triunfadora de los Premios Goya en su XXlX edición.
También ha estado presente algún año en el Festival de Cine de San Sebastian.
 
En el 2013 recibió la Medalla de Andalucía. Y en el año 2015 fue reconocido como Hijo Predilecto de Andalucía.
 
En el año 2020 en Ediciones Carena se publicó un libro que lleva por título: El cine de Alberto Rodríguez. Conversacines.
Pertenece a la Colección Acidalia, 534.
La ilustración de portada es una imagen de los ensayos del largometraje: La Isla Mínima.
El autor es Manuel Lamarca. Es un viaje de 324 páginas, escritas con rigor, es imprescindible para conocer el ámbito de trabajo de este gran director.
 
"Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador. (Federico Fellini).
 
Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: