21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Manuel González Oubel

El ejemplo de Portugal y la carreta hueca de Pedro Sánchez

Las investigaciones de  Albert Mehrabian (1968) dejaron muy claro que los ciudadanos prestan el 50% de su atención a “cómo hablan” quienes les dirigen la palabra, el 43%  a “cómo miran” y solamente el 7%, “al contenido de lo que dicen”.  Esto fue confirmado posteriormente por estudios de Mintzberg(1973), Stewart (1976), Davis and Luthans  Por la apariencia de “ cómo les hablan y miran”  – no por el contenido- , deducen que quien les dirige la palabra  es una persona competente, fiable y dinámica, o todo lo contrario. Eso lo saben muy bien todos los líderes políticos, que aprenden desde muy temprano cómo manipular al pueblo soberano.

Nada hay mejor que el testimonio. Portugal es hoy un ejemplo para el mundo de cómo ha gestionado la crisis del coronavirus

Un padre caminaba por el campo con su hijo. –

  • ¿Oyes algo, hijo mío, además del trino de los pájaros?.
  • Sí, el ruido de una carreta.
  • Sí , es el ruido de una carreta vacía, añadió el padre.
  • ¿Cómo sabes que es una carreta vacía?- añadió el hijo.
  • Porque cuanto más hueca, más es el ruido que hace.

El partido socio-comunista que gobierna España ha llegado al triste récord mundial de producir con su política  2.765 muertos por millón de habitantes frente a los 26 por millón  de su vecina Portugal. Al gobierno de España le gustan las carretas huecas con 39.987 sanitarios infectados. Esto es un 19% del total de casos . Otro récord  mundial.  El primer día de Mayo  de 2020 se siguen repartiendo mascarillas falsas (sin la protección que  dicen tener) y sigue habiendo déficit de material de protección. Los sanitarios suponen el 65% de los casos nuevos (757 sobre 1.175).

El caso del médico agradecido

 

Un joven vendía de casa en casa para pagarse sus estudios de medicina y al llegar a una casa estaba a punto de desfallecer. Solo se atrevió a pedir un vaso de agua. Una  joven le sacó un vaso grande de leche, que él tomó pausadamente, le dio las gracias y le preguntó cuanto le debía. Ella le respondió que no le debía nada. 

Años más tarde, el Dr. Howard Kelly, catedrático de Ginecología y uno de los fundadores del Hopkins Hospital se encontró con una paciente que se debatía entre la vida y la muerte. Al decirle ésta el pueblo del que procedía, se le iluminó el rostro al identificarla y luchó denodadamente para sacarla adelante.  Cuando le dio el alta, pidió a la administración del hospital que le pasase la factura, que la paciente tendría que pagar durante toda su vida. Él anotó en la factura: «Pagado ya hace años con un vaso de leche». Necesitarían todas las granjas de España  para  pagar con leche el estropicio que ha producido el  gobierno de Pedro Sánchez.

El caso del hijo y del nieto de Ghandi

Arun Ghandy de 16 años, nieto del Mahatma, vivía en el instituto para la no violencia bajo la dirección de su padre. Un día el padre pidió que le acompañara a Durham. Mientras el padre asistía a una conferencia, el joven acudió a ver dos películas de John Wayne. El padre, extrañado de de que no acudiera a la hora prefijada, llamó por teléfono a los cines donde estaba su hijo. Cuando llegó éste le preguntó por qué había llegado tan tarde, el hijo no le respondió con la verdad y el padre replicó:

  • Algo no funciona en cómo te he  criado y  voy a reflexionar sobre lo que hice mal contigo yendo a pie  los 25 kilómetros que hay de aquí a nuestra casa.

Y el padre tuvo que atravesar  arrozales con calor ,traje y corbata. El hijo iba cómodo en el coche contemplando las penurias del padre. Un testimonio que nunca olvidará.! ¡Cuantos kilómetros tendría que  hacer el gobierno de Pedro Sánchez para resarcirnos del actual desastre!

Ningún viento es favorable para el que no sabe a dónde va

Eso es lo que le pasa al gobierno de Pedro Sánchez.  

Tiene el foco en dar gato por liebre en los medios, en los que inyecta millonarias subvenciones. Ha perdido mucho tiempo en distraernos con sus manipulaciones y no se ha centrado en resolver el problema que tenemos los españoles sobre nuestras cabezas. Tras la monstruosa cantidad  de muertes todavía no ha pedido perdón al pueblo soberano ni ha pensado en declarar luto oficial ni se ha molestado en celebrar un funeral de Estado. Ahora está especializado en insultar a la oposición. Los medios de comunicación, subvencionados por el propio gobierno, en vez de rebelarse, se limitan a decir , como los caballos del cuento, «¡qué buena cebada están comiendo nuestros amos».

De golpe, Pedro Sánchez  comenzó a tratarnos con su plan de reconstrucción como personas limitadas, a las que hay que ayudar, porque solas no pueden o no saben nada. No sabe si dejarnos encerrados o no, si dejarnos vivir o morir. Pero ¿qué le pasa a ese Pedro? ¿Habrá que recordarle una vez más quien construyó ese mundo en el que ahora vive? Las personas de mi generación a quienes él ha mandado sin escrúpulos al cementerio. Me dan ganas de lanzar un grito desde mi balcón de que nos dejen cuidarnos solos. Hasta hace media hora dirigíamos fábricas, organizaciones, instituciones o éramos profesionales independientes y no habíamos perdido la razón ni el juicio. Tenemos sabiduría, experiencia y sentido común y menos miedo que Pedro Sánchez para gestionar nuestras vidas. También tenemos sentimientos y proyectos. A nuestra edad tenemos mucho que enseñar y Pedro Sánchez, muchísimo que aprender.

Manuel González Oubel

Psicólogo

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: