21 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Máximo González

¿Dónde están los sindicatos?

Una cola del INEM.
Una cola del INEM.

Parece mentira que con la que está cayendo en España, no solo por la pandemia a la que nadie ha invitado pues ha llegado sola y sin previo aviso aunque con unas alertas debajo del brazo y a las que no se dio la debida importancia desde el principio, los sindicatos españoles estén más dormidos o adormilados, que todo lo despiertos que deberían estar.

No digo yo, ni me atreveré nunca, pues sería injusto el hacerlo, que ellos sean los responsables de lo que está pasando en nuestro país, no, pero sí del exceso de “siesta” que se están echando ante la afectación económica negativa que está asolando a todos los trabajadores y trabajadoras afiliados y no afiliados de nuestra gran nación que es España y utilizo la palabra “España”, no por ninguna ideología, sino por el orgullo de sentirme español.

Cuando yo era joven, viví de cerca muchas manifestaciones tendentes a conseguir logros sociales en beneficio de la comunidad y muchas fueron las metas alcanzadas las cuales hoy en día podemos disfrutar todos y todas sin excepción.

Nuestro país se encuentra en una constante ebullición, intentando perfeccionar el paso de la Dictadura a la Democracia que se produjo con la muerte de Franco y la elección de D. Juan Carlos I como nuevo Rey de España, dejando entre todos atrás y desde muy distintas ideologías el pasado, para encaminar juntos un nuevo rumbo sin rencores que permitiera una vida mejor para las generaciones futuras.

Toda perfección, tiene su imperfección, pero todo hecho, tiene su recuerdo y su análisis positivo debe servir de guía en el futuro. Si esto no fuera así, la ciencia no avanzaría en sus investigaciones y no se conseguirían los logros que con los pequeños avances y descubrimientos de unos y otros se realizan.

Quiero decir con todo esto, que al igual que en un partido de fútbol existe un árbitro que interpreta las normas con mayor o menor acierto, éste, arbitra para todos y procura repartir ecuanimidad entre todos los intervinientes para satisfacción de los espectadores y aficionados y si durante el desarrollo de un partido se producen polémicas y/o dudas en las interpretaciones, quizá las normas deberían ser revisadas desde las más altas esferas por el bien de todos.

Una cola del INEM.

Llevamos ya muchos años gozando del crecimiento y desarrollo de nuestro país en casi todos los ámbitos y creo yo, que no es momento de que vayamos tendiendo a convertirnos en un país mediocre porque no olvidemos que España, ha sido uno de los países influyentes en el desarrollo de la UE y en Latinoamérica.

Si nuestro país ha sido capaz de evitar un rescate económico europeo para no empeñarnos en el futuro, no podemos permitirnos que eso ocurra en este momento de debilidad económica que tenemos y en el que vamos a tener que empeñarnos en recibir un dinero de Europa que no tenemos para intentar salir adelante. No olvidemos que los préstamos hay que devolverlos.

Estamos de acuerdo en que debido a la pandemia, muchos negocios están prácticamente en la quiebra, pero no es menos cierto que el tejido empresarial español está demostrando su fortaleza anterior al seguir aguantando después de un año el envite de tan asoladora vivencia.

El paro, los Ertes, los Eres, la falta de trabajo y de perspectivas futuras, están arrasando a muchos hogares españoles a las colas del hambre, a lo que durante los 40 años anteriores no se había visto ni vivido en nuestro país y por lo que por mucho menos los sindicatos se echaban a la calle reclamando trabajo y beneficios sociales. Ni qué decir de la falta de perspectiva futura de la juventud, garante de las pensiones futuras.

¿ Y ahora qué? ¿Dónde están los sindicatos?, ¿Es que funciona todo tan bien, que no hay nada por lo que protestar pacíficamente por supuesto para despertar al gobierno de turno sea del color que sea y que revierta la situación y facilite la creación de empleo? ¿Es que no ven las cifras en aumento del paro? por favor, que alguien me lo diga o alguien me explique qué les ocurre o me explique si ellos cobran su sueldo completo a final de mes y no tienen problemas para atender a sus familias de una forma adecuada cada mes.

¿Por qué como país moderno y democrático que somos, no hacemos una autocrítica y al igual que hace un pequeño empresario para intentar mantener su empresa a flote, prepara unos presupuestos no ostentosos ni despilfarradores, sino todo lo contrario: austeros, recortando lo innecesario y repartiendo lo que quede entre los demás? No se concibe una sociedad en la que por un lado, los políticos no se cortan un ni un pelo en gastos, dietas y ventajas de toda índole y por otro lado una sociedad haciendo colas del hambre y en Cáritas día a día.

España, ya no es la España de “la alpargata”, que no lo olvide nadie. La sociedad española está muy bien preparada tanto a nivel profesional como a nivel educativo y ya no se puede ni se debe “vender la burra” de que dándoles migajas a final de mes me seguirán votando pues somos y estamos mucho mejor preparados que antes.

Los políticos tienen una gran responsabilidad en nuestro país: Ellos son nuestros máximos representantes en las Instituciones de nuestro país por lo que si les hemos votado con la única fuerza que tenemos cada uno, que es nuestro voto particular, es para que ellos intenten hacer su trabajo de forma correcta, no para que utilicen algunos la política para beneficiarse ellos mismos y olviden su responsabilidad; o sea, el trabajo que se les ha encomendado. No pueden ni deben defraudarnos y además, deben protegernos y cumplir lo que han dicho que van a hacer cuando nos han pedido nuestro voto. Lo contrario es hacer un fraude.

A la sociedad se le puede pedir sacrificios y bastantes hace, pero eso debe llevar aparejado un “Ejemplo a seguir”, una solidaridad y un sacrificio también, ¿Por qué no? ¿Por qué solo se van a sacrificar los más desfavorecidos siempre? No es justo ni procedente y las leyes deberían vigilar más de cerca ese tipo de conductas y penalizarlas de alguna manera porque si no, la polarización interesada no parará de tensarse.

Nuestro país necesita una vuelta de tuerca o de tortilla total en muchas de las facetas que organiza y dirige porque si no se “revisan” a fondo muchas de las cosas que pasan a tenor de los pésimos indicativos económicos que tenemos sobre nuestras cabezas, el cuento de “que viene el lobo, que viene el lobo”, nos va a dejar cuando llegue, más secos que “la mojama”.

Como no se plantee el problema económico del Estado como si de una empresa se tratara y se recorten gastos innecesarios de una forma drástica e inmediata, pese a quien pese y le toque a quien le toque, iremos a pique como cualquier barco cuando se hunde encallado sin remedio en medio del mar como le pasó al Titanic.

Por favor, prediquen con el ejemplo, remen todos a la vez, lleguen a acuerdos por el bien común y no solo piensen en Ustedes mismos; les hemos dado lo mejor, único y más importante que tenemos: “NUESTRO VOTO” porque hemos creído en Ustedes para que nos ayuden en nuestros problemas cotidianos; ¡¡¡NO NOS CREEN MÁS DE LOS QUE YA TENEMOS!!!

Nuestros hijos, sus hijos (de Ustedes también), se lo agradecerán eternamente pues el futuro de todos ellos también “ESTÁ EN JUEGO”. Si no se nos dirige bien y nadie se queja de ello, esta sociedad está “tocada del ala”.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: