28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Latidos clandestinos

El pintor Joaquín Salgado, el editor Calixto Torres y la escritora Pilar Redondo en la exposición.
El pintor Joaquín Salgado, el editor Calixto Torres y la escritora Pilar Redondo en la exposición.

Desde siempre fue importante el papel de la pintura en las diferentes culturas a lo largo de la historia como referente personal, y en otro tiempo, espiritual.

Para desarrollarse en esta arte la vocación debe ser determinante, y la suya lo es.
Hablo de Joaquín Salgado, buen pintor y gran hombre, de pocas palabras.
Es un creador con pintura en las venas.

Su fuerza creativa radica principalmente en el lenguaje de su pincel que ilumina la pintura como un mundo propio, que forma parte de la construcción de su yo más íntimo, y la versión más completa de sí mismo.

Convive con el arte, impulsado en todo momento por la disposición para seguir aprendiendo, y la curiosidad para seguir descubriendo técnicas y métodos.

Se deja llevar por el viento, se desnuda completamente, y es ahí donde se establece el diálogo entre el artista y la obra.
Cohabitación existente, ritmo interior de su lenguaje pictórico.
A través de la pintura ha podido profundizar hasta encontrar su línea estética y su estilo personal.
El conjunto de su obra es un recorrido a través de la consagración de la imagen.

Demuestra un fuerte compromiso con la experimentación.
Encuentra en la pintura a su mejor aliada. Bucea en las profundidades cromáticas para enriquecer sus ilustraciones, que son un homenaje a lo abstracto, a lo etéreo.
Su lenguaje visual es de forma, línea y color.

Su amplia gama de colores contribuye a enriquecer el resultado final, dejando a su paso una brillante y colorida estela, que emite vibraciones positivas.

En ocasiones desarrolla una relación positivamente extraña con los pinceles, creando una fascinante y envolvente atmósfera, encontrando en el mundo la complicidad para poder trasmitir toda la belleza.

De su cegadora paleta se desata una tormenta, como un arco iris , que se desliza como siempre, deslumbradora, pausada, a cámara lenta, auscultando el pulso artístico.
Su idioma es el de la libertad, sin códigos específicos.

El tiempo es esa realidad que nos obsequia con sus formas infinitas, donde crear mundos imaginarios.
El volumen, textura y trazo son ágiles, claros y límpios.
Son cuadros figurativos donde las imágenes se superponen y van saliendo desde el interior. Cada uno tiene su propia personalidad.

 En ellos vuelca sus emociones, es su forma de enfrentarse a la vida a través de sus obras. En cada uno de ellos se ve los diferentes momentos de evolución.
Todos tienen su impronta personal, de cada uno puedes sacar una lectura propia. Es poesía visual.

Su producción es muy amplia, la componen: abanicos, platos, cuadros, libros, etc.
Resultan sugerentes a la vista, que él ya tiene educada.

Cada pieza es una realidad autónoma donde queda concentrada toda la fuerza expresiva.
Saben atrapar la mirada.

Fiel a su estilo, construye sus propios cimientos.
Se adentra de firme en un océano de color, condensando con brillantez la vida con mayúsculas, plasmando excelentemente la luz que tiene memoria.

Su mente es un laboratorio de ideas en permanente evolución.
Corazón palpitante que desprende una honda verdad.
Deja escapar al tiempo que se concibe como un espacio multisensorial, dedicado a la indagación.

El magisterio de su arte está en perfecta sintonía con el proceso interior de maduración, y su nacimiento al arte. 
Trabajador inagotable, magníficamente maneja el oficio, y a través de él nos muestra su amor por la pintura.

Desde la primera vez que vi la obra de Joaquín me vinieron a la mente algunos de los pintores más reconocidos dentro del arte abstracto como son: Piet Mondrian, Sonia Delaunay, Virgis, pero sobre todo la similitud es mucha con la obra de Vasili Kandinski.

Salgado tiene actualmente una exposición colgada en la Biblioteca Viva de al-Ándalus de Córdoba. En ella podemos ver muchas de las ilustraciones de portada de diferentes libros, de algunas de las colecciones de poemas de la Editorial Detorres Editores, dirigida magistralmente por el editor Calixto Torres, que tan buena labor hace en favor de la literatura.

"El color es un poder que influencia directamente al alma. El color es un teclado, los ojos son un martillo, el alma es una cadena. El artista es la mano que juega, tocando una tecla u otra, para causar vibraciones en el alma". (Vasili Kandinski).


Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: