02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Luis Fernando Romo

‘Saben aquell’ que ha robado la idea del guion...

David Verdaguer junto al 'goya' por su interpretación en 'Saben aquell'.
David Verdaguer junto al 'goya' por su interpretación en 'Saben aquell'.

¿De qué vais? Muchos apostaron por esa gran familia que es el cine español, pero en la reciente 38ª Gala de los Goya quedó patente que, como en todas las familias, hay gente a la que se echa de más. Se venera a David Trueba y su troupe de Saben aquell..., pero habría que refrescarles la memoria porque la película homenaje a Eugenio no habría sido posible sin Gerard Jofra, el primogénito del humorista y su esposa Conchita, que ha loado la vida de sus progenitores en dos libros, ‘Saben aquell que diu’ y ‘Eugenio'.

Gerard Jofra, hijo de Eugenio:

Gerard Jofra.

Sí, querido público. A esa gran familia se le llena la boca fácilmente y, a veces, se olvidan que el material sobre el que se basa su película es el germen primigenio de esa correlación de imágenes que pasan a 24 o 30 fotogramas por segundo. Sin idea, no hay metarrelato. Salvo honrosas excepciones, siguiendo la estela del deporte nacional la avaricia, el ego y el no reconocimiento son el Grinch para que nada ni nadie nuble el éxito a cualquier costa. Sin Gerard Jofra no habría existido el retrato íntimo de ‘Saben aquell..’, es el demiurgo de uno de los biopics más memorables.

De existir la reencarnación, David Verdaguer es el impecable alter ego de Eugenio, pero él también ha participado del ninguneo público hacia Jofra. La noche de los Goya metió con calzador y la boca pequeña su nombre en medio de un runrún de agradecimientos sin que nadie se percatara que es el hijo de Els Dos. Tuvo una oportunidad de resarcirse a nivel nacional por el craso error cometido en la XVI edición de los Premios Gaudí de la Academia del Cine Catalán. Ahí también obvió al único que sabía sobre el universo sentimental de Eugenio y Conchita.

Tampoco hubo mención en la mayoría de coloquios y conferencias de prensa. Por no decir en todas. Por no recalcar que Jofra ni convocado ni invitado. Desdeño, menosprecio y marginado. Así no se hace industria. Tempus fugit familia. Lo que no se dice hoy mañana no tiene sentido.

Tampoco Carolina Yuste, que da vida a Conchita -entienda querido público que sin ella Eugenio no habría existido- tuvo la deferencia de nombrar a su hijo. Los nervios y la falta de tiempo no son excusas. Cuando se es nominado hay que ser consciente del discurso que se ha de dar porque nada nace de la generación espontánea y mucho menos en el cine. El engreimiento y la arrogancia de David Trueba y Albert Espinosa no tiene parangón. En los créditos son los autores del guion del filme. Han escalado a costa de enterrar. ¿A eso se le llama talento? ¿Estamos ante una gran familia?.

David Trueba resucita al humorista Eugenio en Saben aquell - Cineuropa

El actor David Verdaguer junto al director David Trueba.

Si los presentes en los Goya manifestaban el ‘se acabó’ por los abusos sexuales a mujeres en la industria también se debería ampliar el espectro para que caigan los ladrones de ideas. Si tirásemos de la manta algún Goya e incluso algún Oscar quedaría en entredicho. Hay gente con mucho talento que sigue en la oscuridad porque algunos listillos de esa gran familia quieren figurar en el Olimpo.

Qué bien que Cristina Castaño haya hecho acopio de memoria para recordar que Concha Velasco le dio su primera oportunidad en teatro. Lo repitió en varias ocasiones. Eso le hace grande. Como lo también es Sigourney Weaver, no ya por su estatus en Hollywood ni porque Juan Antonio Bayona se refiriera a ella como ‘la reina’ antes de entregarle el Goya Internacional 2024. 

Es la estrella es el espejo al que casi toda la gran familia del cine español debería mirarse por ese señorío, esa clase y esa humildad que solo está al alcance de las más grandes. Ella sí que echó mano al recuerdo y con profunda admiración y emoción alabó la figura de María Luisa Solá, la actriz que le ha doblado al castellano en más de treinta películas. No se puede ser más inconmensurable: “María debería estar aquí arriba también”. Eterna.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: