08 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

La generación de hierro

Después de escuchar al gran Collin Firth en “El arma del engraño “en su papel de Ewan Montagu, el gran artífice de una de las mejores y más increíbles historias de la Segunda Guerra Mundial, esta columna era de obligado cumplimiento con toda una generación: la Generación de Hierro de nuestra vieja Europa, y en concreto de España.  Y mucho más en este contexto, donde todos los días nos despertamos con el pobre Zelensky clamando por la libertad de la ocupada Ucrania, y ahora por el destino incierto de más de un millón y medio de personas literalmente “deportadas” a la fuerza a Rusia por este dictador del KGB y enfermo sociópata llamado Putin. De esa postguerra han salido todos y cada uno de los grandes lideres y talentos que hoy tenemos en la política, la banca, la literatura, el arte, la moda…y de ella hay mucho por aprender. Justo ahora que los mayores son la gran revolución, que claman en esta sociedad digital por sus derechos y que luchan por su presente, es el momento de recordar que están aquí, mas imprescindibles que nunca. El desembarco de las playas de Sicilia, en 1943, es tan esencial y significativo como la toma de Normandía finalmente que desembocó en el final, por fin, de la terrible Segunda Guerra Mundial. Y con ese final de esa guerra y la Guerra Civil Española creció mi padre, Arnaldo Martinez, y los padres y madres de muchos de nosotros, que hoy hemos perdido el sentido de la Historia y nuestra memoria (perdiendo con ello el norte totalmente)-

MI suegro increíble, Luis Sanguino, el escultor internacional que precisa de un homenaje urgente, ha sido de esa época la que le llevo a realizar The Inmigrants, el brutal conjunto escultórico situado en Battery Park de Nueva York, una increíble belleza expresionista que nos recuerda la vida de tantos inmigrantes que durante siglos han sido nuestros padres entre avatares de pobreza, búsqueda de una nueva vida o supervivencia pura. Cincuenta años se cumplen de este monumento a la Libertad y la Esperanza, mientras en España seguimos sin darnos cuenta del talento desperdiciado de todos los llamados mayores, a los que damos de lado sin darnos cuenta de su valor en estos momentos. Suspiraría ahora por escuchar a los grandes Joaquin y Antonio Garrigus,  Landelino Lavilla, Santiago Carrillo…. y al gran Adolfo Suarez.  O Isidoro Alvarez, ahora que su sobrino Dimas Gimeno ha fundado WOW con un par y que sus consejos han sido por primera vez desvelados en publico por el, para regocijo de todos los que somos aprendices de maestros. De todos ellos se han ido ya muchos (se me fue hasta Francisco Umbral ya hace, y me dejo huérfana de sus increíbles contraportadas en el Mundo… o Bigas Luna, que me privó de su belleza mediterránea fetén en el cine…). Y como en este país somos de pandereta, no valoramos a los que quedan como se merecen. He tenido la suerte de entrevistar a Francis Montesinos, y gozarlo como “cerdita entre cortezas de melón”…. Y muero de pena por no haber podido hacerlo antes con Elio Berhanyer, que se nos fue sin una exposición y catalogo antológico como dios manda…  

Esta generación que tiene vivos y coleando al increíble Julio Iglesias, también abogado desde 2021, a Nicolas Redondo padre, al artista Antonio Lopez, al investigador Santiago Grisolia y un largo etc a los que hoy cabe escuchar mas que nunca, esta desaprovechada y ninguneada por la vida actual. Hoy, leyendo, con curiosidad, la biografía del nuevo presidente del BBVA Carlos Torres Vila, gracias a la Reina Letizia en el 15 aniversario de la Fundación Microfinanzas del BBVA, he descubierto todo un personaje y líder humano que añadir a mis recientes referentes. Me encanta saber que tiene uno de esos padres, los mismos 85 que el mío, maestro e inspector, como el mío, con el que cena los lunes por la noche si o si, y comenta la actualidad. O una madre maestra, la mía también era profesora.  Y me relaja pensar que sus frases favoritas sean sobre el esfuerzo, la constancia, la dedicación, la superación o la necesidad de una formación de calidad indispensable. Y ahora, entiendo porque ha dedicado sus oficinas de nuevo a pensar en los mayores, y atenderlos como manda la educación y el respeto. 

Este gesto de una de las empresas del IBEX 35 mas importantes de la Banca Mundial, y española, acerca la humanidad a un presente que carece de él. Porque si algo nos esta empezando a homologar con esa generación, son las palabrejas de moda: VOLATILIDAD Y RESILIENCIA. No se cual de las dos me cae peor, pero si eso incide en que voy al super y consiga entender los desorbitantes precios, si eso hace que la gente pueda consumir de nuevo ropa, vivir, tener libros, educación, o poder pagarse las simples medicinas (por las nubes los precios..) me conformo. Mientras tanto, solo me queda pedir a los dioses que nuestra Generación de Hierro nos siga cuidando mientras pueda, que no es poco en esta incertidumbre poco resuelta. Feliz día!

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: