28 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Gabriel Araceli

La gran jugada del Rey

Don Antonio Maura junto a Alfonso XIII
Don Antonio Maura junto a Alfonso XIII

Por lo que estamos viendo estos días la postura de los podemitas de Iglesias está clarísima: van a por el Rey y a por la Monarquía, de frente, sin más... aunque lo quieran camuflar tras el escándalo (o escándalos) de su padre, el anterior monarca. Naturalmente que lo de la Corina, las cuentas en Suiza o donde sea y el tejemaneje de los millones de los que se habla les favorece y, además, saben cómo explotarlo. Porque muy bien saben ellos que a los españolitos eso de las faldas y las señoras no les preocupa (incluso muchos lo aplauden, por más que Doña Irene defienda eso de la igualdad, unas tetas, como dice el refrán, pueden más que dos carretas), pero, ¡ojo¡ con la "pasta". Por ahí no pasan, al que robe hay que cortarle las manos (aunque en el fondo lo envidien).

Una diputada de Podemos lo ha dicho y lo ha pedido ya abierta, frontal e intencionadamente estos días: que el Rey Felipe tiene que abdicar y que hay que celebrar un Referéndum para dilucidar lo que quieren los españoles, Monarquía o República...y  eso no es nuevo, hace ya años que hasta vienen haciendo sus referéndum callejeros pidiendo lo mismo. Lo novedoso, y peligroso, es que ahora lo dicen desde el Poder, que el señorito Iglesias ya no es el vallecano de la coleta, malvestido, malhablado y maloliente, sino todo un señor Vicepresidente Segundo del Gobierno de España (bueno, o lo que sea ya "esto").

Por eso, en mi criterio, y en el uso de mi libertad de expresión (no me digan que no queda bonito) creo que ya ha llegado la hora de coger el toro por los cuernos (si es que dejan algún toro vivo) y adelantarse a lo que viene. Recuerden lo que decía Maura (el grande) cuando le acusaban de querer hacer la revolución: pues sí, eso es lo que tenemos que hacer, contestaba, una Revolución, porque si no la hacemos nosotros la harán otros (la Revolución desde arriba).

Y esa, en mi criterio, podría ser la gran jugada del Rey Felipe VI.

Que sería: apartarse de la Corona sin abdicar (apartarse no es renunciar), como hizo su bisabuelo, aunque con un horizonte muy distinto, entonces (1931) negro y oscuro para la Monarquía y ahora, hoy, claro y favorable (sobre todo por lo bien que cae la pareja (Rey y Reina) en la calle... y automáticamente celebrar un Referéndum sobre Monarquía o República con todas las de la ley, sin miedos, valientemente (¿con riesgos, el de perder, por supuesto?, ¿y no es la vida de hoy todo un riesgo, con coronavirus o con coletas venezolanas?).

¿Y cómo se guisa eso? ¿y quién le pone el cascabel al gato?... Pues miren, desde la ley a la ley sin romper la ley (¿les suena esto?). Hombre, yo no soy un experto constitucionalista, pero algo conozco la Constitución que, todavía, está en vigor y creo que la fórmula puede salir del Articulo 59. 3,4 y 5.  El Rey se aparta provisionalmente por un tiempo (hasta la celebración del refréndum). El Gobierno dimite. Las Cortes eligen y designan una Regencia independiente de los Partidos (por un tiempo también establecido) con poder ejecutivo a plazo fijo y convocatoria del Referéndun.

Naturalmente esto es sólo una idea. Pero, una idea que yo le traslado a SM el Rey para que, dando un paso al frente, valiente y cien por cien democrático sea ÉL quien encabece la carrera y haga "la Revolución desde arriba"... Seguro que si Don Alfonso XIII le hubiese hecho caso a Don Antonio Maura tal vez se habría evitado el 14 de abril y Cartagena. Sería la gran jugada de Felipe VI. En fin, seguiremos hablando... porque de algún modo habrá que reconducir el autobús para no caer en el abismo al que nos llevan.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: