19 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Máximo González

Realidades para algunos catalanes

Bandera de Cataluña.
Bandera de Cataluña.

Van los Reyes a Cataluña a cualquier acto y no van a recibirles las altas Instituciones catalanas; en Cataluña se queman fotos de los Reyes y no pasa nada; a Cataluña va el Presidente del Gobierno Español y a la hora de hacer la rueda de prensa, se retira la bandera española de dicha rueda de prensa en presencia de las cámaras y no pasa nada; en el Parlamento español se manifiesta que dan asco las Fuerzas de Seguridad del Estado y piden que se vayan de allí y no pasa nada.

Por otro lado, se siguen reclamando y exigiendo traspasos de competencias del Estado, además de su financiación como “las cercanías” y no solo se les van dando sino que les riegan de millones de euros en detrimento de otras autonomías más necesitadas y más merecedoras de ello y se mira hacia otro sitio. En el Parlamento español se habla de “represión y ocupación además de mutilación de ojos y asesinatos, torturas y mentiras” de las fuerzas armadas contra la población catalana concretamente el 1 de Octubre y anteriores y eso se dice, se oye y no pasa nada.

Qué astuto y valiente se es, cuando todo se tiene o se ve conseguido; lástima que este plante actual no lo hubieran hecho años atrás cuando nada de lo que ahora tienen tenían, ni infraestructuras, ni medios, ni dinero de todos los españoles para sus interesados objetivos. Qué mal llevan la aplicación de las leyes y las normas que a todos nos afectan o nos deberían afectar por igual y digo yo: si tanto desprecian al pueblo español, ¿por qué no rechazan los millones de euros de todos los españoles que se les da todos los años para su supervivencia en las partidas de los Presupuestos Generales del Estado?, o ¿es que para unas cosas no quieren ser españoles, pero para “la pela” sí?

No quieren nuestra lengua, la que usan a diario pero sí cualquiera del exterior; ¿eso es democracia o simplemente rencor y odio hacia el que te da de comer?; aunque más bien parece un cinismo infantil acomplejado que en un futuro dará sus frutos negativos a la población catalana porque ya me dirán ustedes, ¿dónde irán a trabajar y/o a vender sus productos los catalanes que solo sepan hablar en catalán y medianamente el castellano?

Resulta que vivimos en un mundo globalizado y una parte de España, la autonomía de Cataluña y digo bien: “Autonomía Española de Cataluña”, no “país catalán”, quiere independizarse y separarse del resto. Podrían mirar simplemente al Reino Unido sin ir más lejos y comprobar cómo les está empezando a ir ahora que se han salido de Europa y se puede ver día a día cómo les está afectando el “Brexit” y eso que no han pagado todavía la deuda contraída con la Unión Europea como pago a su salida de Europa.

Se salieron de Europa, están peor que antes, la gente pegándose en las gasolineras por intentar llenar los depósitos de sus vehículos ante la falta de combustible y por otro lado, empeñados económicamente con la Unión Europea en la friolera suma de 47.500 millones de euros según “Economía” del 9 de julio pasado, precio tasado de su salida de Europa. Lástima que la otra parte de los catalanes que quieren seguir siendo españoles y estar en España y hablar en castellano, no se hagan notar de la misma manera para evitar estos abusos de poder y para impedir adoctrinamientos y desde las aulas a los más pequeños sin autorización de sus padres.

Y por cierto: ¿Dónde está el Estado Español para defender al niño y su familia de Canet por los sucesos ocurridos la semana pasada contra ellos simplemente por pedir libremente que se aplique la ley en cuanto a la educación de su hijo de cinco años?, porque por ejemplo, para defender al presunto afectado por violencia de género y por denuncia homófoba en Malasaña, que por cierto, fue falsa, bien pronto actuó el Ministerio de Interior para denunciar el hecho. Y en este caso, ¿dónde está el el Gobierno o algún componente del mismo para denunciar este gravísimo hecho que atenta contra una familia y a un menor de cinco años indefenso en el uso de sus derechos constitucionales?

Y qué pena también, que el mismo énfasis que tienen en criticar y denostar al Estado Español, no la tengan a la hora de pedir explicaciones y responsabilidades a sus gobernantes anteriores, por ejemplo a los que Maragall acusaba en febrero de 2005 y en el Parlamento Catalán a Artur Mas, Jefe de la Oposición, de cobrar el 3% de comisiones durante el transcurso de sus mandatos por la buena salud democrática de su autonomía y por la transparencia hacia todos los españoles, colaboradores económicos imprescindibles en su gestión.

La humildad, el respeto, el reconocimiento y la gratitud hacia los demás en la vida son unos valores tan altos en las personas de bien, sin los que la continuidad en armonía se vuelve hartamente difícil y la pregunta es la siguiente: ¿A dónde hubiera llegado la Cataluña actual sin la generosidad de todo el Estado Español en esta época sin las aportaciones materiales, económicas y humanas que éste les ha entregado? ¿Y cómo se explica que Cataluña sea la Comunidad del Estado Español que más deuda tenga con el propio Estado a fecha del primer trimestre del año en curso, concretamente la friolera cantidad de 81.862 millones de euros, según Expansión. ¿Cuándo y de dónde van a devolver esos millones al pueblo español?. ¿Y tenemos que aguantar encima lo de “España nos roba” desde Cataluña? ¡Por favor!

¿Cómo puede ser que en los últimos 10 años la deuda de la comunidad catalana haya aumentado un 46.13% y aún sigan “estrujando al Estado” y no recortando su deuda cuando sí se están haciendo recortes por otro lado a los ciudadanos, trabajadores y empresarios posibilidades de subsistencia con aumentos de precios e impuestos?

El desarrollo de la deuda de Cataluña con el Estado Español en los últimos diez años, ha sido la siguiente, según Expansión:
2010: 35.616 millones de euros; 2011: 44.095 millones de euros; 2012: 52.355 millones de euros; 2013: 58.179 millones de euros; 2014: 64.466 millones de euros; 2015: 72.675 millones de euros; 2016: 75.118 millones de euros; 2017: 77.740 millones de euros; 2018: 78.732 millones de euros; 2019: 79.054 millones de euros; 2020: 79.486 millones de euros; primer trimestre de 2021: 80.766 millones de euros y segundo trimestre de 2021: 81.862 millones de euros.

Del total de la deuda al Estado de todas las autonomías a este segundo trimestre de 2021, que está en 312.030 millones de euros, solo Cataluña representa el 26.23% del total y el resto se reparte entre todas las autonomías, siguiéndole en importancia, la deuda de la Comunidad Valenciana con 51.747 millones de euros de deuda, Andalucía con 35.577 millones de euros de deuda y Madrid con 35.194 millones de euros de deuda como las cuatro comunidades más representativas.

Si se exigieran a las comunidades autónomas un mínimo de devoluciones de sus deudas al Estado Central todos los años, probablemente no sería necesario hacer tantos recortes en otras áreas más sensibles de la sociedad. Solo con “Concordia” se crean mayorías y se fortalecen vínculos y alianzas entre los seres humanos; concretamente la creación de la Unión Europea fue un reto en el que muchos países participaron con ilusión y con el ánimo de beneficiar a todos los ciudadanos y trabajadores europeos con la libre circulación por sus países, al igual que la Transición Española llegó a buen puerto para dejar atrás una etapa de desencuentros con la colaboración de casi todas las fuerzas políticas españolas que supieron dejar atrás sus rencores y complejos y mirar hacia adelante por el bienestar de las generaciones posteriores.

Tras muchos años de existencia, tanto la Unión Europea como la Democracia Española siguen perfeccionándose día a día y no es hora de que “parcelitas” a modo de castillos medievales en la Reconquista, quieran hacerse fuertes, romper con los demás y querer ir por libres.

El mundo y sus avances hacen que la globalización sea un camino a seguir y no un camino a romper ni bloquear pues ha costado mucho esfuerzo llegar hasta aquí, así que por ello, sería deseable que se valore lo andado hasta ahora, se acepte la Constitución Española que a todos nos guía y no se pongan piedras en el camino ni querer “cambiar las normas del partido según se está jugando” que lo único que consiguen con ello es retroceder y retrasar el avance de nuestra sociedad hacia nuestro espacio y el mundo exterior.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: