05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Autopsia de la inmortalidad

/ Pilar Redondo, Ana Vega, Anais Vega, el señor alcalde y la señora concejala de Cultura.

En ella la cicatriz florece inmarchitable, escancia versículos, los deletrea, les sostiene la mirada. Las lágrimas deshabitadas se desvisten, desenfocan la arquitectura del insomnio. Abre una grieta en la vida, denuncia el sometimiento, es capaz de detener el tiempo, es un círculo perfecto. Es la autopsia de la inmortalidad, es la PAZ...

Entre todos debemos construir la PAZ, que debe ser un edificio erigido sobre unos cimientos férreos e indestructibles. El Día Internacional de la Paz se conmemora en el mundo entero el día 21 septiembre, aunque en su origen estaba decretado que fuera el tercer martes de este mismo mes, y cuya finalidad es fortalecer vínculos entre las personas. Este día se ampara en el artículo 3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en el que queda patente el derecho de toda persona a la vida, la libertad y la paz en el mundo.

En 1981 por vez primera la Asamblea General de la ONU dictaminó el Día Internacional de la Paz. Uno de los más importantes del calendario. Algunos personajes indisociablemente unidos a esta gran palabra son:

-Madre Teresa de Calcuta, (conozco porque he estado en La India, la labor que hizo allí y que sigue vigente, y es verdaderamente encomiable).
-Nelson Mandela.
-Martin Luther King.
-Mahatma Gandhi.

"Pon fin al racismo. Construye la paz". Este es el eslogan de la campaña de este año, erradicar cualquier tipo de racismo. "Recuperarse mejor para crear un mundo más equitativo y sostenible". Dirigía la mirada en la recuperación de las secuelas provocadas por la COVID 19. Este fue el emblema del 2021.

VII encuentro de Poetas por la Paz en Villafranca de Códoba

Ana Vega Burgos, reconocida escritora, organiza todos los años en su pueblo, Villafranca de Córdoba, un importante evento, este año ha sigo el VII encuentro de Poetas por la Paz. "Cristobal Vega Álvarez", que era su padre, conocido como: El poeta por la PAZ.

Los participantes, creadores de toda índole: Sarabanda, David González, Lola Caballero, Isabel Luque, Pilar Sanabria, María José Mures, Emilio Calvo, Carlos José Cornejo, Victoria García, Matilde Cabello, Antonio José Muñoz, Araceli Sánchez, Anais Vega, José Miguel García, Irene, Nuria, Beta Doe, Lola Moreno, Jorge Colmenero, Ana Vega, Pilar Redondo, los componentes del grupo literario: 'La talega roja'.

FOTO_FAMILIA

Participantes en el VII encuentro de Poetas por la Paz en Villafranca de Córdoba.

Todos ellos son dignos de resaltar, pero por cuestión de espacio sólo destacaré algunos.

- Ana Vega: Poesía de raíces avivadas, que desprende un estallido de luz, influida por el arte y la estética, que se siente cómoda en su piel. Pinta el viento con la nervadura de la espuma. Magnetismo que te atrapa y te permite recuperar espacios de la vida. Codifica aromas, archiva el tiempo y las secuelas del piano.
"No pariré tus hijos ni blanquearé tu patio,/ no comeré tu plato ni tu boca ni tu sexo./ Ya no./ (...)./ Aprenderé a correr/ con la mochila a cuestas,/ (...). Recorreré caminos con zapatos usados/ de esos que alguien coloca junto al contenedor de la basura/ para que alguna pobre luzca sus agujeros. (...)./ No importa/ hay un motivo por el que estar contenta:/ no acunaré en mi seno cadáveres/ para un Estado ávido de carne de cañones./ No pariré soldados".

- Pilar Sanabria: grabado en el pedestal de la luna, hipnótico realismo poético. Con un estilo envolvente reconfigura los códigos de identidad femenina. Parece que el alma de Wallada se apoderara de la suya, guardando el mapa de los sentimientos que son su motor vital. Versos volcánicos que consuman el anochecer ignífugo. "Imperfecta aparición, las solapas hostigadas,/ encendido el leopardo de una sombra./ Anduve, menguaba mi saliva, vestida de raíz anduve/ hacia el último sonido del verano,/ hacia la bilis anduve, a su templo amargo de irreverencia,/ (...)./ Llegué a lo vulnerado,/ al espacio más febril de ningún verbo,/ al rigor más exhausto de mi pronombre". (Fragmento del poema: Destiempo).

- Anais L Vega: poemas que agitan la memoria, combate verbal, se nutren de un inteligente humor. Vendaval sin mesura de hojas amarillas que codifican y rescatan momentos de vida. Nudos de corbata que nos salvan del expolio. "No, gracias. Tengo prisa./ Eso le digo al chico de la carpeta azul/ que trabaja en Cruz Roja/ y me aborda un día de compras por el centro./ O a ese que me pregunta/ que si tengo un momento para hablar de Jesús/ o a la chica del centro de depilación láser./ No gracias llevo prisa./ y para mis adentros/ y me he dejado en casa/ las ganas de escucharte./ Pero, puesta a elegir/ el que más me incomoda/ es el que me pregunta/ si me sobra un minuto para hablar de los pobres./ De los pobres me dice, y me repasa/ como si yo no fuera una pobre también./ (...),/ como te digo/ lo siento, llevo prisa./ No me sobra un minuto/ para hablar de los pobres".

- María José Mures: Ella marcó el punto de inflexión del acto al recitar un poema muy emotivo y personal. El lenguaje del dolor no perecedero, que saquea las entrañas, que es un idioma en sí mismo, consagrado a la esperanza evanescente. Palabras que retan al olvido a reconquistar el espacio que antes fue suyo. Composiciones literarias a las que la vida les pasa por encima... "En un lugar aún/ cavan a sus muertos,/ la pólvora revienta/ entre el pánico y el terror,/ caras destrozadas,/ almas deshechas./ ¿De quién es este cuerpo/ que yace sin piernas?/, ¿de quién esta cabeza/ que no sujeta a nadie?/ (...)./ Es un pozo de muertes/ que como túnel con luz/ gritan hacia el cielo solo una oración/ ¡PAZ!". (Extracto del poema titulado: Ucrania).

TALEGUEROS_POR_LA_PAZ

Algunos de los miembros del colectivo cultural 'La talega roja'.

- Jorge Colmenero: Lo suyo es una declaración de amor a la literatura, es el camino hacia el conocimiento. Desflora eclipses de alma. Cámara de resonancia donde el eco agita las alas. Palabras que disparan en defensa propia... El poeta está ahora inmerso en la creación de aforismos, interesantes e ingeniosos.

- Lola Caballero: con esfuerzo y dedicación desnuda letras ante la orfandad de los acordes que se dejan mecer ante el silencio que tiene necesidad de confesión. Socavar de raíz el antídoto especial para heridas que comparten habitación con el anhelado retorno, umbilicalmente unido al "yo". Textos que escalan por la ribera de los labios de la madrugada...

Los valores fundamentales hay que inculcárselos a los niños desde la más tierna infancia, para ayudar hay magníficos libros sobre la paz.
* Wangari y los árboles de la paz.
* Cuentos de la Colección Albolafia, cuentos para niños cordobeses.
* Dos monstruos.
* El libro de la paz: cuentos infantiles.
* La paloma Mari Paz.
* Uno y siete.
* Los niños no quieren la guerra.

En Villafranca estuvieron presentes el Espíritu de Ares, Atenea, Irene, que rotulan el final de la dentellada del fuego, flecha mortal que arrastra las cadenas ebrias de la culpa y las huellas del punto de la 'i'. Incurable trilogía, tridente, sigilosas marionetas adornadas con primorosos lazos de encaje envenenado. Sobre el lienzo de sangre revertir los pliegues del cielo, preñados de libertad y sinceridad. Dibujar un universo de emociones con la mirada bajo el amanecer de escarcha...

Agradecer a Ana que haya contado conmigo otra vez, a Kino por su dedicación para que todo esté a punto y para que nos sintamos cómodos. A don Francisco Palomares, alcalde de Villafranca, por su asistencia. A doña Toñi Lourdes Ruíz, concejala de Cultura por su contribución, y por la magnífica cena con que nos agasajó la Concejalía de Cultura.

"(¡Quitad las espoletas/ a las bombas!) Sin pistolas:/ Sin tanques y sin espadas./Con palabras./ Solamente con palabras/ vamos a construir el mundo del futuro/ sobre un campo de rosas verdi-granas.../ Sin pistolas./ Sin metralla./ Si sangre y sin rencor/ que eclipsan la bondad de las miradas./ Con palabras./ Nada más que con palabras/ vamos a levantar castillos de ilusiones/ entre las nubes de doradas playas./ Sin pasiones que quiebren/ la armonía de las almas./ Sin odios. Sin el llanto ni la muerte/ que dejen a su paso las batallas./ Sin pistolas./ Sin la tétrica voz de los cañones/ para cargar de cruces los gallos de la diana./ (Fundiremos en cánticos de amor/ continentes y razas/ para construir los mundos del futuro/ con palabras)./ ¡Solamente con palabras! (Poema titulado: Con palabras). Autor: Cristóbal Vega Álvarez.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: