08 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Ricardo Carreras

El coronavirus acelera la revolución digital

Las redes han crecido y la actividad digital se ha disparado durante el confinamiento.
Las redes han crecido y la actividad digital se ha disparado durante el confinamiento.

El coronavirus está teniendo un impacto devastador en la salud y la economía, y tendrá un importante efecto en términos de digitalización, mercadotecnia y ventas.

La crisis está acelerando los cambios que ya se estaban produciendo. Le ha dado velocidad a procesos anteriores, como puede verse con claridad.

En estrategia militar hay siempre un actor hegemónico. Durante la batalla de Pavía, la caballería pesada -en este caso francesa- dejó de ser hegemónica, y cayó derrotada ante los tercios españoles. Durante más de un siglo esa infantería combinada de picas y arcabuces dominó los enfrentamientos por tierra. En la actualidad, la dimensión militar hegemónica es la potencia nuclear, y en la práctica, ante la poca probabilidad de su uso, el dominio del aire, que es donde se deciden las guerras en el siglo XXI.

De la misma manera, lo digital se está consolidando como el arma hegemónica en imagen, mercadotecnia y ventas, y las empresas y marcas deben adaptarse a esa nueva realidad. No sabemos cuánto tardaremos en volver a la normalidad en lo relativo a compras físicas, eventos o reuniones, pero sí sabemos que lo digital está creciendo, y seguirá creciendo cuando recuperemos la nueva normalidad.

La revolución digital ha llegado para quedarse.

Ante esta aceleración sobrevenida, Inditex ha anunciado una enorme inversión en sus canales digitales de venta, mientras que Banco de Santander anuncia la contratación de tres mil profesionales con perfil tecnológico. Son dos ejemplos claros de lo que hay que hacer.

Se ha producido un claro aumento del consumo digital por parte de consumidores y directivos.

Las redes sociales también se han visto reforzadas. Los consumidores han aumentado el uso de Facebook, Instagram o TikTok, entre otras.

¿Qué puede o debe hacer una empresa al respecto?

La presencia web es ahora más importante, y las empresas deben revisar sus sitios web y hacerlos más interactivos y cómodos para los usuarios. Ayudará realizar auditorías de usabilidad, para reorientar al usuario la presencia en internet.

El comercio electrónico está emergiendo como un canal imprescindible para casi todos. Durante los últimos meses se ha doblado la cuota de ventas en el mercado electrónico en varios sectores. Los canales tradicionales se recuperarán en parte, pero la venta electrónica crecerá más, y el equilibrio será distinto. Las empresas grandes, medianas e incluso pequeñas deben invertir en este canal. Si no cuentan ya con un canal de venta electrónica, deben lanzarlo. Si su tienda electrónica está desfasada, su prioridad es renovarla, para que esté a la altura de las circunstancias. También puede ser el momento de lanzarse a nuevas plataformas de venta electrónica.

El posicionamiento en buscadores (SEO) cobra un nuevo impulso en este entorno digital. El SEO vinculado con la reputación digital, cada día más importante, y también el SEO relacionado con la venta electrónica, especialmente el SEO enfocado a Amazon, sin duda uno de los ganadores en la nueva era post-Covid.

Si hablamos de consumo de medios, la prensa escrita sale más débil de la crisis, y es difícil que pueda recuperarse. La prensa y televisión digitales han crecido.

La publicidad en general ha caído coyunturalmente durante la crisis, alrededor del 27,8% en marzo en España, y un 50,1% en abril, según dos estudios de Infoadex, pero esta caída varía mucho de unos medios a otros.

La publicidad en prensa escrita, radio y televisión cayó muy por encima de la media, mientras que la publicidad digital cayó mucho menos.

La publicidad digital ya era el medio dominante en el último trimestre de 2019. Por primera vez adelantó a la inversión en televisión y representaba el 37,5% del total de inversión publicitaria. En el primer trimestre de este año, ya supone un 40,8%, y si tomamos datos de abril según un estudio de infoadex, supone el 56,6% de toda la inversión publicitaria. Este porcentaje retrocederá algo en la nueva normalidad, pero no hasta niveles pre-Covid. La importancia de lo digital seguirá subiendo.

Su empresa necesita una estrategia de publicidad digital, que analice en cada caso cuánto y cómo conviene invertir en búsquedas (Google Ads), contenidos (Display), videos o redes sociales.

Los sectores que hayan permanecido al margen de la digitalización no pueden ya hacerlo en estos momentos. Pensemos por ejemplo en los visitadores de productos farmacéuticos. ¿Cuándo volverán a visitar? Para entonces sus competidores habrán ganado mucho terreno, si se adaptan a la coyuntura.

La formación en línea también crece por momentos. Seguirá creciendo más que la presencial.

Si todavía no tiene una estrategia digital, es el momento de diseñarla y ejecutarla. Si prefiere hacerlo por su cuenta refuerce su departamento de marketing digital, si prefiere contar con una consultora o agencia especializada en marketing digital que le ayude, busque una con experiencia y recomendaciones.

No hay vuelta a atrás en la aceleración digital. Sí habrá empresas que se quedarán atrás.

Ricardo Carreras Lario es Presidente de la consultora en marketing digital Top Position y del centro de postgrados ID Digital School y autor de varios libros sobre Google, tema de su tesis doctoral por la UCM. 

 

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: