22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO
Patio de columnas

Patio de columnas

Jorge Solana

La buena salud del sector del vino español

Está claro que el vino y el sector del vino en España goza de buena salud. El vino es un producto de la dieta mediterránea, esa que dicen es una de las más saludables del mundo. El consumo moderado de vino, sobre todo si es vino tinto, ha sido analizado en muchos estudios que ha determinado como bueno para la salud cardiaca y con niveles antioxidantes.

Pero esto sólo son estudios y afectan a la salud de cada uno. No es algo que queramos analizar. Lo que venimos a contar hoy es la salud de un sector que en España supone volúmenes importantes de negocio y que genera a nivel mundial beneficios que no se pueden calcular a través de la expansión de la Marca España. 

Los últimos datos recogidos indican que los hogares españoles cada vez invierten más dinero en adquirir vinos de calidad. En los dos últimos años se ha cambiado la tendencia de consumo. Por fin ha subido el consumo de vino per cápita. Pero no sólo eso es importante, sino también como señala el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) es que ese ascenso se produce en vinos catalogados dentro de las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP).

Según indican desde el propia OEMV, "si a finales del pasado año el consumo de vino en los hogares españoles cayó ligeramente, hasta los 370 millones de litros (-2,5%) y los 1.004 millones de euros (-2,1%), a precios estables, el primer trimestre de 2018 cerró con estabilidad del consumo (-0,7%) pero mayor gasto (+2,7%), gracias sobre todo al excepcional aumento de los vinos con IGP o de la tierra".

"La ligera subida de precios medios en prácticamente todas las categorías de vino salvo en los vinos de licor, como consecuencia de la menor cosecha de 2017, frena el crecimiento del consumo de vinos y también en este primer trimestre el de bebidas con vino como sangrías y tintos de verano", matizan en el estudio desde este organismo, preocupado de forma intensa por el sector y por transmitir la cultura del vino.

Los datos nos demuestran que consumimos un poco menos en casa, pero mejor. Ya no nos preocupa sólo el precio de la botella. En general, se empieza a apreciar a aquellas marcas que están sujetas a una calidad determinada. Esto es consumo y es cultura del vino. Otro día hablaremos de la expansión de la cultura del vino y de todo lo que hay que trabajar en ella. Hoy podemos decir: si bebemos mejores vinos es porque hay más cultura del vino.

El sector del vino español a nivel internacional

Con respecto al extranjero, el OEMV destaca en los últimos datos que “las exportaciones españolas de vino vuelven a crecer en el mes de junio (+2%) y a caer en términos de volumen (-20%), con un importante aumento del precio medio que sube en el mes un 27,3% hasta 1,44 €/litro.

Una tendencia que marca lo que es el primer semestre, con caída en volumen y aumento en valor, que hace que se alcancen los 1.412 millones de euros (+6,9%) y los 996,7 millones de litros (-10,7%), con un precio medio de 1,42 €/litro (+19,7%). Esto supone 24 céntimos de aumento en el precio medio, que generan 21,4 millones de euros más de facturación, mientras el volumen desciende en 119 millones de litros.

Todos estos datos vienen relacionados por una mejor evolución del precio de los vinos a granel. Era fácil mejorar el precio. Una cosecha escasa como la de 2017 lo ha provocado, ahora habría que saber mantenerlo. Debemos luchar porque los precios se ajusten a lo que cuesta hacer vino, porque la salud del sector debe seguir al alza y porque la Marca España debemos mantenerla y hacerla valorar.

 

Jorge Solana Aguado

Prof. Universidad CEU San Pablo

Director Enoturismo 360

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: