06 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Paco de Domingo

Serrano: pata negra

Ocasionalmente los tiempos del reloj de la política nos hacen evocar la histórica figura del combativo rey Pirro en sus cruentas confrontaciones con los romanos, en las que, aun ganando, la devastación soportada por sus subordinados en el campo de batalla fue de tal magnitud, que le llevó a reflexionar: “Otra victoria como esta, y tendré que volver a casa solo”.

Poco más o menos es lo que le ha ocurrido a Susana Díaz en las recientes elecciones autonómicas, de las que ha salido escaldada una vez probada la hirviente temperatura de los resultados que le otorgaron la victoria; pero de forma insuficiente a la hora de configurar el tradicional hegemónico gobierno de la Junta de Andalucía.

Pero pese a su pírrica victoria está enraizada en sus convicciones, y mantiene –consideraciones al margen de la Ejecutiva Federal en un futuro- que yo no me , liderando la oposición desde la tristeza del amargo triunfo que sabe a dulce derrota: “el que pierde un buey y encuentra un cuerno, no lo ha perdido todo”.

¿Y quién ha sido el mayor beneficiario de esta debacle? Pues el segundo ganador-perdedor en escaños: el Partido Popular, que ha tenido que coligarse con sus incipientes queridos enemigos del jinete Abascal (Vox) y C´s: los adversarios a batir en futuras contiendas electorales.

El nuevo director de orquesta del auditorio de San Telmo ha pasado a ser Juan Manuel Moreno Bonilla y su primer violín el ´ciudadano´ Marín. Ahora queda por arreglar la partitura del reparto de carteras de las consejerías, repletas de billetes de salida (pianissimo) como factor previo a la posterior acomodación de los entrantes (allegro).

Al concierto se ha sumado también un joven grupo de músicos que viene con ganas de dar la nota con su Vox, y, aunque desafinen, habrá que aceptarlos como radicales de compañía; no obstante cuatrocientos mil seguidores estarán ¿dispuestos? a seguir las intervenciones en sus solos en la cámara parlamentaria.

Su máximo exponente, Francisco Serrano, del populismo, será juez y parte en el nuevo tripartito, y ya sentencia que “somos un partido de extremo sentido común”. Cualquier diría que vienen a revolucionar los pilares de la sensatez y el buen criterio.

¿Habrán tocado a su fin los males de los andaluces tras una travesía socialista de más de siete lustros salpicados por la corrupción y el nepotismo, si bien cimentada por el resultado de antaño en las urnas al que ahora se aferran contemporáneamente los nuevos ganadores?

La derecha accede al poder, según voces de dudosa autoridad, tras “cuarenta años”. La cifra real son treinta y seis si consideramos el rigor matemático. No parece que los técnicos de la Seguridad Social a la hora de establecer el cómputo de los años cotizados para fijar la fecha de jubilación y la cuantía del líquido a percibir así como el punto del calendario a partir del que comienza el devengo de la pertinente pensión redondeen al alza.

¡Ay!, ¿les podrá la dominación franquista?

Paco de Domingo

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: