02 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Miguel Rodero

José María Alonso, decano del ICAM, no ve opacidad en las cuentas del CGAE

José María Alonso.
José María Alonso. / Decano del ICAM.

El decano del Colegio de la Abogacía de Madrid, José María Alonso, anunciaba en un desayuno informativo celebrado ante la prensa el pasado lunes que no se presentará a la reelección en los próximos comicios del ICAM.

Una decisión que toma "por motivos personales", “sin presiones internas del ICAM ni políticas”, generándole "un desgarro interno porque tengo un sentido de la responsabilidad muy alto y eso me llevaba a seguir trabajando por el colegio".

Todo ello una vez se conoció que antes de verano el actual decano tenía una lista electoral prácticamente cerrada, la que según puede conocer este medio se ha ido desmembrando al no darse por segura una victoria en unos comicios que se esperan muy disputados con candidaturas fuertes como la articulada por Ahora Abogacía, quienes entran en fase de primarias en los próximos días para designar su candidato, señalando al penalista Juan Gonzalo Ospina como el principal favorito.

La cuestionada transparencia en el CGAE

En plena polémica por los gastos del Consejo de la Abogacía, una vez desvelado por la prensa que en el año 2020, en pleno confinamiento de la pandemia, los miembros del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) se repartieron, entre dietas y viajes, casi 800.000 euros. 

Alonso era preguntado como Vicepresidente del Consejo si consideraba opaco el sistema de dietas, así como si era transparente que la presidenta disfrute de una vivienda que la institución arrienda a una sociedad administrada por Cipriano Arteche, decano del Colegio de Abogados de Ciudad Real, una situación que genera dudas en la abogacía en términos de gobernanza y conflicto de interés. Situación que para Alonso entra dentro de la normalidad, considerando transparentes las cuentas y sin comprender la polémica suscitada.

Alonso no quiere desvincularse de la abogacía

A pesar de renunciar al decanato del ICAM, Alonso anunciaba su clara intención de continuar vinculado a la abogacía, adelantando que “quiero seguir en el Consejo (CGAE), pero para eso tendría que presentarme como consejero”, una alternativa que se da como segura en su círculo cercano, quienes confirman la aspiración personal del actual decano de tratar de alcanzar la presidencia del Consejo. Cabe recordar que el mandato de la actual presidenta finaliza a finales del 2023.

Finalmente, la fecha que se manejaban en todas las quinielas es la elegida para los esperados comicios, que se celebrarán el 20 de diciembre de este mismo año.

Los estatutos del ICAM establecen que los procesos electorales serán convocados por la Junta de Gobierno con una antelación mínima de 45 días al día de su celebración. Es en ese momento cuando oficialmente se inicia un periodo de 15 días para la presentación de candidatos, quienes solo podrán presentarse a un puesto en la Junta de Gobierno, aunque pudiendo presentarse mediante candidaturas conjuntas con otros colegiados.

En cualquier caso, la convocatoria oficial de elecciones -la cual aún no se ha producido- deja en funciones tanto a la Junta de Gobierno como al propio decano.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: