14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Escultora de quimeras y olvidos

Svetlana Alexiévich, Premio Nobel de Literatura 2015 y Pilar Redondo en el acto inaugural.
Svetlana Alexiévich, Premio Nobel de Literatura 2015 y Pilar Redondo en el acto inaugural.

La poesía es escultora de olvidos y de quimeras, a veces es hermetismo y otras libertad indómita.
En ocasiones alberga el botín de guerra, se coloca la corona de zarzas. Es relámpago detenido, fracturada e iluminada herida que aviva las ascuas, que a ciegas zarpa.

Con afán, inerte espera la llegada de la voz que la pronuncie.

Esto ha quedado patente en la XVl edición de Cosmopoética que se ha celebrado en Córdoba, como cada año, esta ha estado dedicada al Reino Unido.

El Teatro Góngora acogió el acto inaugural, contó con la presencia de Svtlana Aliexiévich, Premio Nobel de Literatura del año 2015. 
También participaron la gallega Yolanda Castaño y la catalana María Rodés. Estuvo presentado por la periodista de RNE Laura Barrachina.

Por lo tanto disfrutamos de la conjunción del español, gallego y bielorruso.

Por Cosmopoética han pasado muchos autores, de diferentes nacionalidades, todos dignos de mención, hablaré de algunos de ellos.

La Señora Aliexiévich fue contundente, veraz, sensata. Ciudadana comprometida, mujer de pensamiento profundo y personal visión de la vida y la literatura.

Habló de censura, dictadura y de la devastación nuclear de Chernobyl, tema que trata en su libro: Voces de Chernobyl. Basada en este, HBO ha realizado una serie.

Se mostró gratamente sorprendida por la ciudad de Córdoba, su luminosidad y Patrimonio.

Yolanda Castaño creó una agradable atmósfera, abriendo el acto.
María Rodés nos mostró una elaborada combinación de diferentes estilos musicales.

Muy esperada era la participación de Robin Robertson, leyó textos extraídos de su último libro: The long take, obra finalista del Man Brooker Prize, marcando un antes y un después en su trayectoria profesional.

La poeta checa Katerina Rudcencova y la eslovaca Katerína Kucbelová, de los textos de ambas se desprendía la liberación emocional, amurallada entre el pasado y el presente, exiliada entre los sables desemvainados y los nudos rotos. 

Con expectación se acogió la participación de los colectivos cordobeses, a los que hay que apoyar siempre, ya que son el caldo de cultivo de los futuros creadores.
En esta ocasión han participado: Foro Cultural Puente de Encuentro, y con ellos los poetas "Kamikases", La Asociación Literaria Hasday, La Asociación Literaria "Córdoba, Alma Poética". 

Todos ellos llevan la esencia de la poesía grabada en la hoguera que se apoya en el alma del silencio, que hornea la sacramentalidad de la palabra y su visceralidad, que va al pasado y vuelve indemne.
Versos con mucha vigencia.
La poesía que se reta a sí misma. Que habla en voz baja. Inconformista.

La humedad caramelizada dilapida al cielo desnudo.

Momentos emotivos los vividos en la presentación de la décima edición de "Tintas para la vida", la antología que edita el Hospital Reina Sofía con la finalidad de concienciar sobre la importancia de la donación de órganos. Se escucharon textos creados por adolescentes andaluces. Participó el alumnado de los centros educativos: Fidiana, Zoco, Concepción Arenal.

Poemas que donan vida.

Hemos disfrutado de poetas consolidados y noveles, de composiciones inéditas, sin límites, esquemas poco convencionales.

Algunos autores repiten, en el que es unos de los festivales de poesía más importantes de Europa.
Es el caso de Yolanda Castaño y Guillermo Carnero.

El Señor Carnero, escritor muy galardonado, tiene un fuerte vínculo con la que fue Ciudad Luz De Occidente, ya que fue el promotor de la regeneración 
del Grupo Cántico, mediante su trabajo: "El Grupo Cántico de Córdoba".

Fue un gusto conocer a Donna León, estadounidense, una de las escritoras de mayor producción literaria. 
Puntal importante de la novela negra, con su personaje: El comisario Brunetti, 28 entregas van ya.
Expresiva, buena conversadora, mostró su preocupación por el problema medioambiental.

Elegante y cuidada fue la puesta en escena de Soleá Morente y Prado Negro. Con gran naturalidad y emoción inmediata, la palabra como principio de experimentación.
Recorrido poético consagrado a poemas generacionales y personales.
Musicalizaron escritos de María Zambrano, José Ángel Valente, etc. 

Abolir las ataduras que no se adaptan a su propia piel. 

"Daria todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro". (René Descartes).

Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.
 

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: