01 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

Días extraorinarios: Vips y Fashion contra el Covid-19

Enero de 2020, mascarillas en a semana de la moda de París.
Enero de 2020, mascarillas en a semana de la moda de París.

Quizás el relato más extraordinario de todos los que he leído estas semanas, las más crueles desde la Gripe Española de 1918 y la Guerra Civil en España… quizás el relato más maravilloso, es el de una influencer y una futbolista que han dejado todo, absolutamente todo, en un solo minuto, para ejercer la profesión que también era parte de su vida: enfermera y medico, respectivamente, han dado una lección de humanidad y valor, de vocación y de servicio a su país y sus ciudadanos.

Angela Rozas, Madame de Rosa reputadisima bloguera o Ana Romero, delantera del Betis y medico, han vuelto a los hospitales nada más ver que la pandemia se extendía sin remedio en nuestras ciudades. Como ella un batallón de cocineros (Cristina Oria en la iniciativa @food4heroes y el internacional José Andrés con el desembarco en World Central Kitchen y el Grupo Arzabal con #chefsforSpain...) ONG como Banco de Alimentos de España, Makro abasteciendo los comedores sociales, la Alianza de Peluquerías de España (atendiendo gratis a domicilio a los que tienen movilidad casi nula)y deportistas, músicos, famosos, actores, actrices…el mundo de la solidaridad, como titulaba una famosa revista española esta semana bajo el hastag #diasextraordinarios# es ahora el lema de esta guerra, porque sí, estamos en guerra, solo que esta vez su forma es de pequeño HdP vírico, con coronita de Su Majestad incluida para darnos más duro…y más fuerte. Por eso las camisetas, logos, las consabidas fotos y selfies con mascarilla que normalice el tan necesitado uso diario de las quirúrgicas para toda la población son un regalo que nos devuelve la vida, si la vida misma, alejándonos de esta enfermedad que ataca la vida social con una virulencia inusitada.

Una de las mascarillas más buscada.

Unos y otros han tratado aquí, y en todo el Planeta Tierra, de hacernos concienciar sobre la terrible consecuencia de los descuidos. Su capacidad de influencia ( por eso mismo se les contrata y se les sigue…) es tan vital que su papel resulta imprescindible. Desde Bella Hadid, a Jennifer López, o Gwyneth Paltrow y Ursula Corberó…, las mascarillas empiezan a ser parte de la imagen normal de la vida pública. Ya se estrenaron en muchos de los eventos de la París Fashion Week y de la Semana de la Moda de Milán, donde muchísimos de los invitados venían de un Asia que ya era consciente del peligro de Wuhan y Singapore o Corea.

Ejemplos que, sin embargo, reclamo sigan de alguna manera los que deberían darnos el mayor de ellos: ¿Puede entender alguna mente normal que tengamos que ver como a nuestros políticos rodeados de ujieres y limpiadoras cubiertas hasta el último detalle ( mascarilla, guantes…) nunca llevan ni una cosa ni la otra? ¿qué es porque hablan? Muy fácil, que se la bajen justo en el tiempo de intervención en tribuna. El resto, entrar, salir, hacerse fotos, entrevistas, estar de charreta en pasillos, en despachos con otros etc...

Debería estar en el mismo grado de seriedad que nos piden a todos los mortales. De lo contrario resultará mas serio lo que me transmite Paula Echevarría con #yomecorono o cualquiera de los rostros de moda del mundo mundial… mas #gestosextraordinarios# son los que realizan personas anónimas que se han convertido en héroes atendiendo a vecinos , amigos y personas solas por teléfono unas cuantas horas al dia, o los que están al whatssap con personas mayores que necesitan una voz amiga, los cientos de jóvenes que se prestan a hacerles la compra o los que están de voluntarios para todo en estas ciudades que se han vuelto crisoles vacios de luz por momentos.

                            Úrsula Corberó con mascarilla.

Realmente recuerdo a Eduardo Noriega en la Gran Via en Abre los Ojos y jamás pensé que esta opción era posible siquiera en realidad. Hoy las calles están desiertas y las casas llenas, pero el Corazon de todos palpita en una sola dirección, sobrevivir, regenerar, reconstruir y volver a empezar, siempre con la derrota de esta virus asesino que ha atacado lo más importante de nuestra humanidad, el concepto de sociedad, de gens, de núcleo humano relacionado y por tanto su defensa ante el Planeta Tierra.

El futuro inmediato ira jalonando los escalones de la vuelta a la “normalidad” con cierta paulatina cadencia, pero lo que nos esta quedando meridianamente claro es que todo lo que hemos conocido no volverá  a ser jamás igual. Eso esta seguro y con ello me quedo como reflexión, ese paso de la mente a la conclusión que tantas veces hemos echado en falta cuando perdíamos el tiempo unos y otros. Mercí…

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: