28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

BADA Madrid: Feel the heels

¿Quieres saber qué opina un artista de su obra? ¿Charlar con el sobre su obra o el mundo? Poder “tocar” a un talento creativo cotizado en el Mercado, conocer su opinión sobre la actualidad o que te explique en vivo y en directo su obra, en persona, es un lujo al alcance de pocas ocasiones y personas. Pero BADA, la feria que llego hace tres días a Madrid te ofrece hoy, todavía hacer esto y mucho más con 100 artistas internacionales como nunca lo hiciste.

Hoy se clausura la feria BADA en Madrid. 100 artistas únicos, muy muy interesantes, de gran trayectoria, te reciben directamente en el Pabellón Satélite de la Casa de Campo en Madrid. Así me transmitieron ayer en vivo y en directo su talento y su obra artistas muy significativos del  arte contemporáneo actual como Jordi Machi, Rajae Qarrou, Juan Rubia, Flor Godwar, Doris Araujo, Claudio Roncoli, Sofia Balut Perez, Raquel de la Cova, Eric Du Bellay, Laura Pico, Natasha Gavrilova o Ignacio Sanchez Milan ( Corazón Salvaje)  para que pudiese disfrutar de otro concepto de feria mucho más cercano y asequible para todos los coleccionistas sin definición, amantes del arte, curiosos de la cultura y sobre todo, felices con la expresión plástica. Un evento distinto e imprescindible que dirige la increíble Ana Spinetto, mujer luchadora y Art Advisor internacional que ha apostado por Madrid con fuerza.

Soy coleccionista desde los 18 años, cuando por primera vez en la Universidad compre un Angel Gonzalez de la mano de un amigo, una suerte de belleza llamada Constelación. En mi facultad, donde la Historia y el Arte llenaban cada rincón, aprendí a amar la fuerza de una fotografía, el impacto de un trazo a lápiz sobre un folio yermo (cobrando una vida única) o el valor de los volúmenes o los colores extendiendo mis retinas al infinito. Ese gusanillo terrible que, compulsivamente, me hace amar el arte y querer rodearme en casa o en la oficina con objetos, cuadros, esculturas… y todo lo que se ha ido añadiendo a mi vida sin poder remediarlo. Soy de las que tienen por los suelos, como tantos que me entenderéis, unos cuantos cuadros apilados, porque ya no tengo paredes… pero los prefiero ahí, conmigo, que vivir sin ellos, quede claro. Y, de vez en cuando, los contemplo con un amor inusitado cual Golum, acariciando mi tesoro más preciado.

Y eso he sentido en BADA MADRID, ese palpito con la materia, desde la piel, implicándome en cada discurso de un artista entregado, sintiendo su emoción en la retina y viviendo con ellos un mundo que amo como se puede en un estudio de creación. Eso es BADA, toda una experiencia que además es comprable, porque el arte es la mejor inversión que puedes hacer. BADA es, además, la cercanía de la compra con el artista, la democratización del arte para llegar a todos los rincones: sin intermediarios. Es una convocatoria indispensable y desde luego cien por cien recomendable que espero, como hablábamos ayer con Ana Spinetto se repita de nuevo una y otra vez en Madrid.

Os voy dando pinceladas de algunos talentos que me dejaron boquiabierta y que considero superinteresantes, aunque en general la Feria me dejo un regusto magnifico en su conjunto.  

Como el título, Jordi Machi, un nombre indispensable ya en el arte contemporáneo, con obra en las mejores colecciones privadas del mundo, presenta en AMOR LIQUIDO, una reivindicación plástica de la libertad sexual y la conexión emocional como hilo conductor de identidades de genero vibrantes. Feel the Heels y Oxitocina, con una fuerza impresionante visual y plástica, son sencillamente brutales.

Raquel de la Coba, sutil, etérea, intimista, conceptual… es la otra artista plástica, muy buena, que comparte un espacio que se define por su sensibilidad en el paraguas del colectivo LGTBI, pero, sobre todo, son ambos, dos artistas de una belleza y una capacidad de transmitir emociones que son indispensables.

Libertad es el titulo de un espacio montado a dos, entre Eric Du Bellay y Juan Rubia, fotografo y escultor, que reivindican el estallido de alegría tras esta terrible pandemia, la necesidad de respirar, el contacto con la vida de nuevo, la expansión del cuerpo sin ataduras, sin tapujos, sin barreras, ante nuestros ojos. La plasticidad que ha conseguido con una textura como el mallazo tradicional para crear volúmenes en un alto relieve protagonizado por dos rostros confrontados es impresionante y única.

Y que decir de Ignacio Sanchez Milan (Corazón Salvaje); lo primero que no os perdáis el detallazo de llevaros una de sus impresiones firmadas a mano de su obra con su bio (un regalo de arte de antemano con firma original de un artista cotizado). Pero después pararos en su stand, y disfrutar de su belleza pop, de su pincelada de Barrocopop, de su influencia del comic, o de los querubines y ángeles que te llaman desde su mirada. Fascinante….

Por no hablar de la escultura Laura Picó sensible, elegante y de gran factura personal y técnica, mayúscula en si misma… o de un arte tan nuevo como maravilloso que es la Ilustración digital, con artistas plásticas como Caterina Amodio (KAT AMO ODIO) …

En resumen, hoy hasta las 18 horas, sino se prolonga mas os pido que apoyéis y no dejéis de visitar un pabellón por cierto alucinante, moderno y con una plástica industrial que acoge BADA y que espero siga acogiendo eventos de esta magnitud en España: gracias, ANA SPINETTO, y gracias a los sponsors como FIAT (el cincuencento rojo de la feria es “lo mas cool”) y las instituciones. ¡GRACIAS!

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: