03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Elsa Martínez

Arte y gourmet, la mezcla de los sentidos

¡Ya era hora señores y cuanta falta nos hacia esta dosis doble de buenas vibraciones económico-sociales de esta semana en Madrid, por fin! Por qué… ¡qué semana más increíble ha vivido de nuevo Madrid! Días y días de encuentros con los mejores y más exquisitos artistas de sabores únicos, desde el lunes hasta el jueves, en una feria increíble, el SALÓN GOURMET, que ha culminado este fin de semana en la no menos espectacular nueva edición de ESTAMPA. Es el empujón que ha hecho brillar los pasillos de IFEMA y las arcas de este Madrid que se sitúa ya como el referente de la economía creciente española entre la terrible regresión que nos acecha.

Desde todos los rincones de España y con muestras de presencia internacionales también importantes, el salón de referencia en el concepto gourmet de toda Europa ha reunido a los mejores productores y marcas de todo tipo en cuatro pabellones repletos de lujo para los sentidos.

Cuando te inicias en esta feria, que es fruto del esfuerzo de una organización fantástica (GRUPO GOURMET) y que también edita la guía Gourmetour cada año, te das cuenta de lo poco que sabias y que creías saber de las exquisiteces culinarias habituales. Viajando por sus pasillos te inicias en el ejercicio del sutil paladar, mientras la vista no para de perderse en cada esquina y con cada detalle. Desde los jamones mas increíbles, representados por pequeños proveedores o las firmas tradicionalmente reconocidas por su calidad (Joselito, Sánchez Romero…) a los que desde Granada, Huelva, Teruel, Salamanca, Badajoz (NavasRetinto, que escandalo…), Jaén… donde entre bellotas y campos interminables se crían los cerdos ibéricos en libertad… el Salón Gourmet me ha enseñado que realmente no se nada de lo que representa este arte, el del Jamón, su curación y su elaboración, en nuestro universo culinario.

Los innumerables datos de raza, alimentación, procedencia, curación, corte etc.… destacaron al lado de unas degustaciones continuas en la feria profesional más completa de este tema que conozco. A su vera las trufas negras y blancas de Carrión (Teruel) o de Soria, las mejores piezas de atunes rojos de las almadrabas de Cartagena, selecciones de quesos increíbles de Castilla y León o de Andalucía han convivido con morcillas de Burgos donde uno de los cocineros estrella de la Tierra Castellana explicaba a los asistentes al evento como freír con esmero, y sin aceites de sobra, unas clásicas morcillas de arroz de las que vuelven loco a cualquiera.

Mientras he descubierto los tradicionales pates de perdiz de La Carolina (PRC Real Carolina Gourmet) de Jaén, que me han devuelto el sabor de mi niñez y los recuerdos despertando con sus pequeñas tostas untadas en casi melancolía única… he vuelto a saborear los buenos caldos, vinos que en España ya se hacen con una calidad increíble en toda su geografía, es la capacidad de asombro que te causa el descubrimiento constante de cientos de nuevas sensaciones. Los vinos de Valdecamellas de Fresnillo de las Dueñas (Burgos), en Ribera del Duero, pequeña bodega de tradición impresionante o los nuevos de Jumilla (Tres Calas de las bodegas Madrid Romero del Valle del Carche) que, hoy por hoy, compiten con cualquier vino del mundo sin despeinarse y a precios muy muy competitivos, han sido un éxito en esta edición.

A destacar entre las novedades una innovación divertidísima, SANGRIA REPUBLIK, otra forma de beber con Yuzu, Vainilla, naranja y de repente vinos espumosos gallegos….Porque el secreto de un triunfo gourmet reside, además de en su altísima calidad, en la capacidad de ser asequible a todos los bolsillos entrenados en el gusto, o al menos de los máximos posibles. Y tras entretenerme con gusto en MOS A MOS de Congelats Olot, rico rico, y conocer los increíbles huesos salados brutales para caldos de Joaquín Álvarez García de Freila (Granada), acaba la parada obligada delante del escaparate frigorífico montado por el GRUPO LOS NORTEÑOS, donde esas piezas de vaca vieja, buey madurado o Tomahawk de alucinar te están diciendo (los siento por los veganos…) cómeme por favor y se feliz el rato que lo hagas.

He de decir que, desde luego, no es una feria para este sector del público, pero no me causa gran dolor de conciencia ni mucho menos ser omnívora declarada de los pies a la cabeza. Para finalizar un cafecito español y fantástico en CAFÉ JURADO, un clásico que se está renovando constantemente.

Y llegó el jueves, cuando finalizó la feria del SALON GOURMET, y en medio de tanto jubilo alimenticio, se inició la otra feria de mis amores. ESTAMPA se ha vuelto a celebrar por fin tras la pandemia, con otro éxito sin precedentes tras este periodo negro para la Cultura y el arte que ha sido todo el año 2020. Y con ella el reencuentro familiar con LOS COSTUS, esa pareja icónica de los Ochenta del arte y la movida españolas formada por Juanjo Carrero Galofré y Enrique Naya Igueravide.

Gracias a ellos se retrato lo mejor de la época, un Tino Casal amigo intimo de la pareja representa al Duque de Casal, o mi amigo Antonio Alvarado, querido alicantino y artista multidisciplinar que era amigo asiduo junto al malogrado y maravilloso Manuel Piña.

Visitamos mi amor, Luis Sanguino, al hermano que defiende la obra de Juanjo, Ricardo Carrero Galofré, y hablamos delante de sus expresionistas y coloristas obras, de los tiempos del fotógrafo Pérez Mínguez, o de Ouka Lele, Pedro Almodóvar … y aquellos tiempos donde Alaska/ Olvido Gara reinaba con mi querido Piti Alonso en el Escueto de la Calle El Barco, entre las Diabéticas Aceleradas y la Abeja Maya. Que se lo digan a Jorge Roelas y a la mítica Sala Stella o en el Rock Ola. Feliz semana.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: