20 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO
Patio de columnas

Patio de columnas

Gabriel Araceli

Habla "El Diablo Cojuelo"

¿Y ahora qué hacemos con España?...se preguntaban Unamuno y Ganivet tras el "Desastre del 98". ¿Y ahora qué hacemos con la Monarquía?...se preguntaban Ortega y Pérez de Ayala en 1919. ¿Y ahora qué?...se preguntaban Marañón, Baroja, Maeztu, y "Azorín" tras la caída del Dictador Primo de Rivera en 1930. ¿Y ahora qué?... se preguntaron los españoles la mañana del 13 de julio de 1936 al enterarse del asesinato de Calvo Sotelo. ¿Y después de Franco qué?... se preguntaba Rodrigo Royo en "SP" en 1968?.¿Y ahora qué?... se preguntaban los propios Diputados tras el desastre de la Investidura del eterno Presidente en funciones, Don Pedro Sánchez.

Y esa ha sido la pregunta que me han planteado estos días todos mis contertulios habituales e incluso muchos casi desconocidos que me conocen de ver mi foto en el "Córdoba" cuando escribo. Lo que quiere decir que ahora sí, que ahora los españolitos de a pie comienzan a estar preocupados... y no es para menos, porque después de lo que hemos visto en el Congreso (esos ataques indecorosos entre unos y otros, esa "guerra de los sillones" entre socialistas y comunistas o  esos chantajes de los independentistas) negro se presenta el futuro, pues una cosa ha quedado clara: que las dos Españas ya están aquí, si es que alguna vez se fueron. Pedro Sánchez y Santiago Abascal recordaban a Casares Quiroga y Calvo Sotelo. Pablo Iglesias hacía de derechas a Don Manuel Azaña. "España ha dejado de ser católica".

Pero volvamos a la pregunta ¿Y ahora qué?. Les aseguro que en las 48 horas que han  pasado desde las últimas puñaladas que se dieron Pedro y Pablo o Pablo y Pedro (y no eran precisamente Isabel y Fernando, que tanto monta monta tanto) me he leído todas las columnas del mundo y cientos de comentarios antes de llegar a una conclusión: ahora mismo ni Dios sabe lo que va a pasar aquí. ¿Nuevos pactos? ¿nueva Investidura? ¿elecciones? ¿cambios de líderes? ¿Gobierno monocolor?¿Gobierno de coalición sin o con? ¿cambio de socios? ¿Frente Popular? ¿Frente Constitucionalista?...¿guerra en Cataluña tras las sentencias?¿ indultos?...

Pues, lo confieso, tampoco yo me atrevo a responder a la pregunta y por ello me he ido a ver a mi viejo amigo "El Diablo Cojuelo" (en este caso, el décimo cuarto descendiente de aquel que hizo famoso Don Luis Vélez de Guevara), el único español que vive en los tejados y puede ver, oir y escuchar a través de las paredes, de las tejas o de las cortinas lo que se habla o se hace en las cabañas o en los palacios, (1)
-- Hombre, Gabrielillo ¿qué te trae por aquí?, creí que ya me habías enterrado, dijo nada más verme mi viejo conocido y amigo.
 --  Mi Diablo preferido -le dije mientras nos abrazábamos- tú sabes que no, que para mí eres siempre el mejor informado.
 --    Anda, mi pelotas, ya lo sabes, pero dime qué te preocupa y por qué has venido a verme.
-- ¡Oh, amigo mío, quiero saber qué va a pasar aquí después de lo que ha sucedido en la Investidura doblemente fallida del Presidente Sánchez, o mejor, me gustaría saber qué piensa hacer el Sr. Sánchez, porque este hombre es un misterio.
 --  Já, já, já...y tú un ciego, y ya sabes que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Pero, hombre, te lo dije hace tiempo y te lo repito hoy, en la cabeza de Don Pedro sólo hay un pensamiento: que a cualquier precio el Poder jamás es caro.
--  Sí, pero ahora lo tiene difícil, sobre todo si Iglesias sigue aferrado a su Coalición y sus sillones.
 -- Te equivocas, muchacho. Vamos a ver, te lo voy a decir en pocas palabras. ¿Cuál era el objetivo de ese joven desde que apareció en Madrid?. Alcanzar el Poder y entrar en la Moncloa. ¿Y cuál crees tú que sigue siendo su objetivo? Mantenerse en el Poder y en la Moncloa. Por tanto ahí tienes la respuesta,  Don Pedro Sánchez hará lo que tenga que hacer para seguir en la Moncloa. De momento con la Investidura fallida ya ha ganado dos meses más...
--  Sí,sí...pero en funciones.
 --  ¿Y qué? ¿En funciones? Mejor, así puede permanecer sin hacer nada, porque está en funciones. Que no consigue formar gobierno antes del 23 de septiembre y tiene que ir a elecciones, pues mejor, ya tiene otros dos meses de Moncloa y de viajes por Europa...y sin tener que hacer nada porque está en funciones...
-- ¿Y si pierde las elecciones?
 --   Veamos. Si las gana ya tiene asegurados cuatro años, con cuatro sillones que regale... y si las pierde, me preguntas. Poco conoces tú al personaje... y poco, por lo que veo, al pueblo español, a los españoles sólo les importa la pasta y vivir bien, y si es posible sin trabajar...¿Y tú crees que teniendo el BOE y el talonario de las Subvenciones Don Pedro va a perder unas elecciones?.
--  Pero, está el Rey, está Europa...
---  Já, já, já… ilusos. Cambio de Ley electoral, referéndun Monarquía-República, manos libres a Tezanos y Cartagena... y Europa, no me hagas reir, Gabrielillo, las putas siempre tienen un precio.
-- Pues, vaya horizonte que me pintas.
--  Pues el que hay... pero no te preocupes. España se salvará. España siempre se salva...Dentro de 20 años me lo dirás.

 En resumen. Hay Pedro Sánchez para años. A cualquier precio el Poder jamás es caro... y de momento de vacaciones a Doñana o al Pazo de Meirás.

Gabriel Araceli. Escritor.

(1)   Me llaman el Diablo cojuelo y lo soy. Por rebelde soy Demonio y por menudo y tener una pierna escalifollá me llaman el Cojuelo, pues muy bien, pero, también soy un metomentodo, soy las pulgas del infierno, la chisme, el enredo, la usura, la mohatra, yo traje al mundo la zarabanda, el déligo, la chacona, el bullicuzcuz, las cosquillas de la capona, el guiriguirigay, el zambapalo, la mariona, el avilipinti, el polio, la carretería, el hermano Bartolo, el carcañal, el guineo, el colorín colorado, yo inventé las pandorgas, las j-ácaras, las papalatas, los comos, las montecinas, los títeres, los volatines, los saltabancos, los maesecorales… y, al fin, yo soy el que vive sobre los tejados y todo lo ve, por muy escondido que esté... para mi no hay secretos ni fuera ni dentro de hombre o mujer... Así que, buen hombre, dígame qué quiere saber de este Palacio y yo se lo diré...¡ah, pero con una condición, que calle mi nombre verdadero y sólo diga mi nombre literario, aquel que me dio Don Luis Vélez de Guevara, de tan ilustre familia y postín: el Diablo Cojuelo.

 Demonios:   Lucifer, Satanás. Belcebú, Barrabás, Belial, Astarot...Abigor, Leviatán, Mefistófeles, Satanacha,

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: