08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Jorge Solana

La gastronomía y el enoturismo tienen que ser inteligentes

La gastronomía y el turismo del vino se han convertido en señas de identidad en la difusión de la marca España dentro y fuera de nuestras fronteras y es un buen momento para dar un empuje de calidad y de inteligencia a estos sectores que tanto han dado a la economía española.

No queremos decir que tanto la gastronomía como el enoturismo no estén plagados de gente con una inteligencia, saber hacer y visión de negocio excepcional. Eso es algo que está más que demostrado por todos los éxitos acumulados. Nos referimos a incorporar estos sectores del turismo del vino y la gastronomía que tan unidos están en nuestro país a los destinos turísticos inteligentes.

Hace unas semanas se celebraba en Oviedo el II Congreso Mundial de Destinos Turísticos Inteligentes organizado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), el Gobierno de España y el Gobierno del Principado de Asturias. A este evento de envergadura internacional acudieron más de 80 ponentes expertos en esta temática y 600 participantes de todo el mundo.

Entre los temas tratados el cogeos se centró en debatir las oportunidades y desafíos del turismo, un sector tan importante en nuestro país y pudieron aportar su punto de vista tanto representantes políticos como figuras del sector privado e investigadores. Uno de los momentos clave del evento se produjo con el anuncio por parte de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, de la próxima creación de una Red de Destinos Turísticos Inteligentes de España.

También aparecieron la transformación digital de los destinos, la importancia de la gestión de datos para mejorar la competitividad o la importancia de las nuevas tecnologías en el desarrollo sostenible.

Avances tecnológicos

El turismo, en general, y el enoturismo en particular tienen que se conscientes de los avances tecnológicos como el Big Data, la Inteligencia Artificial (AI), Internet de las Cosas (IoT), Location Intelligence (LI), Cloud Computing, Blockchain y Virtual & Augmented Reality (VR / AR). Todas estas tecnologías están revolucionando la experiencia completa de un turista cada vez más hiperconectado. 

La Denominación de Origen Protegida (DOP) Valencia inició ya hace algunos meses los trabajos para convertirse en la primera ruta del vino inteligente de España. Según la propia entidad, la primera fase del proyecto consistirá en "implementar un sistema de inteligencia turística que ayude en materia comercial y competitiva, así como dotar de conocimiento en enoturismo a nivel nacional e internacional"-

Por su parte, Valladolid ha puesto en marcha la primera pre-aceleradora de proyectos para las pómez innovadoras en tonro al mundo del vino. La han denominado Innvid y es una apuesta del Ayuntamiento a través de su Agencia de Innovación y Dearrollo Econnómico. Una iniciativa dirigida a empresas innovadoras de nueva creación y de alto potencial de crecimiento en dos ámbitos concretos: industria vitivinícola y enoturismo.

La carrera hacia un desarrollo del enoturismo y la gastronomía dentro de un entorno inteligente está servida, así que sería conveniente no perder este tren que tanto puede beneficiar a sectores que siempre se han caracterizado por ser innovadores.

 

Jorge Solana Aguado

Prof. Universidad CEU San Pablo

Director Enoturismo 360º

 

 

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: