14 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

Deshabitándome en cada palabra

Escritoras-or de la Asociación Literaria Hasday
Escritoras-or de la Asociación Literaria Hasday

Vivo malherida por la escritura, ella es mi vehículo de expresión, es tierra, humo, arena, el cáliz en el que apago la sed...
Forma parte de mí y de mis cicatrices irreversibles... se aferra a mi alma acuchillando al tiempo... amortajando el presente, resucitando el pasado...

La escritura es el latido de la piedra que no obedece al tiempo, destrenzando el agua y su lectura  reincidente e inmortal.

La Biblioteca Nacional de España junto con la Asociación Clásicas y Modernas, y la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE), designaron en el año 2016, celebrar el Día de las escritoras, con la finalidad de visibilizar sus obras literarias.

Fijaron que se festejara el lunes más próximo al día de Santa Teresa de Jesús, que es el 15 de octubre.
Se nombra una comisaria para cada edición, este año ha sido Clara Sanchís, ella ha sido la encargada  de seleccionar el tema que vertebrará el acto, y en torno al cual se eligen los textos a leer. 
 
El título de esta lV edición ha sido: Mujeres, amor, libertad. 
Se han leído escritos de Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán, Alfonsina Storni, etc.

Se realizan actividades en bibliotecas, colectivos culturales, asociaciones literarias, etc.

La Biblioteca Pública Provincial de Córdoba ha organizado un interesante acto, que comenzó con un diálogo entre Anna Freixas y María Luisa Calero, después leímos textos.

Escribir se puede convertir en ocasiones, en una terapia muy saludable.
Te coloca en el camino de la libertad.

La escritura desmemoriada duda, criba, acelera, necesita llagas, intuye, esquiva, se sienta a mi mesa, deletrea, cede el paso a la palabra.

Nos sitúa frente al espejo y nos enfrenta a nosotros mismos.

Al escribir anochezco clasificando las clandestinas pisadas del estridente 
rumor y sus pliegues invisibles.
Destejiendo sin aliento, construyendo un universo con un sólo verso, deshabitándome en cada palabra.

Escribir es encontrar la perfección del crepúsculo, el inacabado canto de la invisibilidad y la ausencia.

Unificar la humedad de la hoguera y su ebriedad en la fecunda desembocadura del lenguaje.
Enumerar la nocturna y enmudecida fertilidad que fermenta incorrupta en el desierto de las letras.

"Quiero un amor feroz de garra y diente/ que en carne viva inicie mi sangría,/ a ver si acaba esta melancolía/ que me corrompe el alma lentamente." (Alfonsina Storni)

Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.  

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: