25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA
Patio de columnas

Patio de columnas

Pilar Redondo

La sed sin sepultura...

Pilar Redondo con el libro de Fernando Santos, titulado: Diez Ideas sobre El Camino de Santiago.
Pilar Redondo con el libro de Fernando Santos, titulado: Diez Ideas sobre El Camino de Santiago.
Perimetrar la simetría del tiempo que resucita incorruptible sobre el dintel de la noche que acomoda en su lugar al recogimiento, al silencio inconformista, a la hermandad, a la espiritualidad, a la esperanza que tiene la llave de mi casa, al compañerismo, a la solidaridad, al olvido que me presta su vida... Esto es parte de la esencia del Camino de Santiago.
 
* "El primer Año Santo Compostelano que alcanza mi memoria es el de 1965, cuando yo tenía cuatro años de edad.
Recuerdo cómo en los días de canícula cuando desde la ventana de mi casa veíamos aparecer por el altozano que se encuentra a medio camino entre Villalcázar de Sirga y Carrión, la lejana silueta de un peregrino, mi madre nos apremiaba a los hermanos, ¡coged agua fría! ¡ID A SU ENCUENTRO!
 
Hasta el día de hoy, esa exhortación de mi madre, "¡ID A SU ENCUENTRO!" es una pulsión que permanece en mi interior y que se reactiva en cuando piso mi querido Carrión.
 
No es el caminar mi vocación más querida, es la de recibir al peregrino, ayudarle en lo que pueda, animarle y encomendarle a Santiago para que termine su peregrinación con bien." (Fragmento de la página 19, correspondiente a la Primera Idea).
 
Este certero texto pertenece al libro titulado: Diez ideas sobre el Camino De Santiago, cuyo autor es: Fernando Santos Urbaneja.
Va prologado por Marcelino Oreja Aguirre. Y está magistralmente editado en Cajóndesastre, cuya directora es: Natividad Peña. Gracias a ella por obsequiarme con tan interesante lectura y a Fernando por la bonita dedicatoria.
 
En este libro late en toda su plenitud el alma jacobea de Fernando, de hospitalero (como lo fueron sus padres), no de peregrino. Yo me encuentro y me reconozco en cada una de sus páginas.
No en vano el año 1999 hice el Camino del Norte, el 2004 el Camino inglés. En 2010 tenía previsto emprender el Camino portugués pero me encontraba en La India, y al final no pude compaginar ambos viajes. Y otros años he realizado etapas sueltas de otros caminos.  Es una experiencia transformadora.
Este 2.022 es Año Jacobeo, para ser exactos, lo fue el 2.021, que por la situación derivada de la pandemia se ha hecho extensible a este. Por eso es el momento idóneo para leer este cautivador volumen.
 
Y es que el caso de Fernando parece premonitorio, ya que vio la luz por vez primera en Carrión de los Condes, centro neurálgico del Camino Francés hacia Compostela.
 
Esta lectura es indispensable para todo aquel que decida hacer El Camino o quiera conocer con detalle qué es.
En él el autor nos pone en contexto algunas pinceladas de la parte cultural, histórica, religiosa, emocional, etc, todo englobado en diez ideas.
Los Años Santos lo realizan personas de todo el mundo.
 
También nos expone el primer descubrimiento de las reliquias. 
"Resulta muy llamativo que la conexión de Santiago con España aparezca por primera vez reseñada y proclamada muy pocos años antes que el primer descubrimiento de su cuerpo. 
 
Así a finales del siglo VIII, (795) un Monje, "El Beato de Liébana", del Monasterio de San Martí de Turieno (actualmente Monasterio de Santo Toribio de Liébana), escribió un himno donde por primera vez se alude al Apóstol Santiago como cabeza de España. Dice así:
 
¡Oh Apóstol Dignísimo y Santísimo!
Cabeza refulgente y dorada de España,
Defensor poderoso y Patrono especialísimo!
 
(Recogido de la página 31, perteneciente a la Primera Idea).
 
* La Segunda Idea la dedica a diferenciar los caminos históricos de los nuevos.
 
* La tercera Idea la titula: Las motivaciones para hacer el camino.
"En mi obra, "El Camino: imágenes, sonidos y sentimientos", que creé en el 2007 y que se ha presentado en diversos lugares, tanto del Camino Francés como del Mozárabe, pongo en boca de uno de sus protagonistas, el Trovador, la siguiente reflexión:
 
"Los he visto pasar día a día y año a año; En tiempos de helada y de canícula; Ricos, pobres, cuerdos y delirantes..., y os puedo asegurar que en todos los casos, al cruzar mi mirada con las suyas, advertí en sus ojos un destello de trascendencia, una chispa de eternidad".
Extracto de la página 43.
 
Tiene un maravilloso poder de unión, es nutritivo. Te enseña a adaptarte y a reinventarte, es aprendizaje. Es una hendidura en el alma donde cristalizan los recuerdos de la memoria emocional y la memoria de los sentidos. En él te deshaces de las ataduras vacuas, calma las luchas internas. Nos agasaja con nuestra ración diaria de vida.
Esta es la raíz del peregrinaje.
 
* La Cuarta Idea nos descubre los símbolos del peregrino, que son:" La capa y su esclavina, calzado fuerte, el sombrero de ala ancha, el bordón, el morral o escarcela, la calabaza, la vieira o concha compostelana."
Eran muy importantes los ritos de salida: documentales y ceremoniales.
"Ante la comunidad reunida, el sacerdote bendecía el morral, el bordón y al propio peregrino solicitando el favor divino para que llegase con bien a Santiago." (transcrito de la página 52).
 
Habitar el agua recién estrenada donde la sed sin sepultura desfallece en cada curva, da testimonio y regresa a la nada. Cielo adentro para sanar, fortalecer, endurecer, cargando con su otra vida en la mochila. Proceso de introspección, de depuración, apelando a un lenguaje, el del peregrino... Donde el viento sin amarras acecha en la Puerta del Perdón.
 
* La quinta Idea nos muestra: El marco y los símbolos del camino: las cruces y cruceiros, los viejos puentes, las puertas de la ciudad, las imágenes de Santiago, las flechas amarillas.
 
* La Sexta Idea: Camino Interno y camino Externo. 
 
* La séptima Idea analiza: La llegada a Santiago.
" 1. El avistamiento.
2. La llegada a la ciudad.
3. La entrada al Templo- "La abrazá".
4. Los ritos posteriores.
 
* La Octava Idea: La vuelta-llegada al punto de partida.
"En la Edad Media un apreciable número de peregrinos no regresaba, bien porque habían fallecido en el Camino, bien porque se habían asentado en él.
Los que regresaban lo hacían iluminados, transformados. No pisando su sombra como a la ida, sino recibiendo el sol de cara, dejando la sombra atrás, imagen de la vida anterior quizás sombría, quizás vulgar y empequeñecida.
                   Un verdadero "renacimiento".(proviene de la página 76).
 
* La Novena Idea: Resurrección y mantenimiento del Camino - siglo XX.
"Existe también en Carrión de los Condes, enclavado en el Monasterio de San Zoilo, el Centro de Estudios y Documentación del Camino de Santiago, que contiene todos los libros y textos relativos a la peregrinación jacobea - http://www.bibliotecajacobea.org." (extraído de la página 90).
 
* La Décima Idea: Aspectos mejorables - perspectivas de futuro.
 
Para este y para cualquier viaje el compañero perfecto es un libro. Recomiendo con vehemencia todos los de Fernando Santos, y cualquiera de los de la editorial Cajóndesastre. Por ejemplo, Susurros al oído, de la autora María Piña.
 
- " Reflexión final.
Para todos los peregrinos; los de antes, los de ahora, los de siempre, pueden servir los versos de Fray Dino que tienen un cierto paralelismo con la Carta I de San Pablo a los Corintios.
 
A LOS PEREGRINOS DE MIL SENDEROS.  
 
Aunque hubiera recorrido todos los caminos,/ cruzado montañas y valles/ desde oriente hasta occidente,/ si no he descubierto la libertad de ser yo mismo
no he llegado a ningún sitio.
 
Aunque hubiera compartido todos mis bienes/ con gente de otra lengua y cultura,/ hecho amistad con peregrinos de mil senderos/ o compartido albergue con santos y príncipes,/ si no soy capaz de perdonar mañana a mi vecino/ no he llegado a ningún sitio./ (...)/ o hubiera sido atendido de mis heridas/ si no he descubierto en todo ello el amor de Dios/ no he llegado a ningún sitio. (Extracto de la página 79).  
 
Pilar Redondo. Escritora. Córdoba.

El Cierre Digital no se hace responsable de las opiniones vertidas en esta sección que se hacen a título particular.

COMPARTIR: